Las Adicciones Y Su Denominador Común

Hay infinidad de adicciones y casi todas ellas tienen un denominador en común que iremos viendo a lo largo de este artículo. Existe la adicción a internet, al deporte, al sexo, a las compras, al juego… Detrás de todas y cada una de estas adicciones suelen esconderse personas perfeccionistas e inseguras que, según los expertos, presentan en su gran mayoría lo que denominan patología dual, o lo que es lo mismo, una enfermedad que alude a la existencia de un trastorno mental y otro adictivo, de manera simultánea.

Las adicciones del comportamiento son trastornos de dependencia unidos a diversas actividades humanas, con frecuencia placenteras y no relacionadas con la ingesta de sustancias. Dentro de ellas se enmarcan la adicción al sexo, a internet, al deporte, al juego. Según la SEPD (Sociedad Española de Patología Dual), España ha experimentado un incremento de todas y cada una estas conductas adictivas, aunque de manera muy parecida a la de nuestros vecinos en Europa, lo cual va unido a un estilo de vida muy similar.

Un mayor y más rápido acceso a las nuevas tecnologías, la importancia del físico y el ritmo de vida laboral tan estresante, favorecen este tipo de adicciones o similares. Si bien no hay un perfil específico del adicto a estas determinadas conductas, sí que se ve claramente una mayor tendencia por parte de los jóvenes y los adolescentes a manifestar un importante consumo de tecnologías, bien con un PC o a través del móvil o la Tablet.

En la edad adulta, el abanico se amplía, y vemos adictos a las compras, al deporte o al trabajo.

adicciones y su denominador común

Los expertos consideran que la adicción a sustancias y las adicciones del comportamiento tienen elementos neurobiológicos comunes. De este modo, estiman que por lo menos 7 de cada 10 pacientes que consultan por una conducta adictiva, tanto a sustancias como de comportamiento, pueden y han de ser diagnosticados de otro trastorno psicopatológico, y la mayor parte de los estudios epidemiológicos revelan que los trastornos mentales, anteceden, por norma general, a las conductas adictivas.

Conoce a los adictos al juego

El juego como patología es una alteración en el comportamiento por la que una persona siente la necesidad imperiosa de jugar, una dependencia exagerada por el juego y una grave interferencia en su vida familiar y laboral, llegando al abandono de otras aficiones o actividades.

Consiste en un trastorno crónico que incapacita a la persona y a la que acarrea consecuencias muy negativas para ellos mismos y para su entorno. Se estima que en España hay un 1% de personas adictas al juego, es decir, unas 470.000 personas. Afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque su perfil adictivo es diferente. De hecho, tan solo una de cada diez pacientes en los centros de tratamiento de la adicción es una mujer.

Los jugadores patológicos tienen una gran impulsividad. Muchas personas adictas al juego tienen TDAH (Trastorno de Déficit de Atención) e hiperactividad, lo cual se considera un factor precursor, ya que el juego está vinculado con la impulsividad y los jugadores adictos lo son. Por otra parte, en el juego patológico hay una relación con los trastornos de ansiedad y la depresión, sobre todo en las mujeres, mientras que en el caso de los hombres el problema puede llevar al abuso de las drogas y el alcohol.

En España hay una gran afición por el juego y se estima que hasta un 70% de la población participa en juegos de azar como por ejemplo la lotería.
adictos al juego

Hombres y mujeres presentan un perfil diferente en cuanto a la adicción. El juego afecta a mayor número de personas y que más problemáticas genera es el de las máquinas tragaperras. Es el preferido por los hombres y le siguen, más lejos, el bingo, que por el contrario es el juego más adictivo para las mujeres.

Los jóvenes, por otra parte, están más atraídos por las apuestas deportivas, que realizan a través de internet, y también por el póker online.

Hay dos factores fundamentales que influyen en que las tragaperras sean el juego más problemático: por un lado su facilidad de acceso, ya que prácticamente cualquier bar cuenta con una, y por otro lado el bajo coste que supone una apuesta.

Trastornos en la forma de alimentarse

Los TCA (trastornos de la conducta alimentaria) suponen otra de las adicciones del comportamiento que está en auge en nuestro país.

Son enfermedades mentales que acarrean anomalías graves a lo largo de la ingesta y convierten a la comida en un enemigo. Por desgracia, cada vez son más frecuentes y hoy en día se sitúan entre las patologías más graves en España. La edad de comienzo suele ser en la adolescencia, aunque una buena parte de los casos continúan durante la etapa adulta.

El prototipo de persona que lo padece es una mujer, con estudios universitarios de unos veintiséis años. En el 17% de los casos a este trastorno mental hay que sumarle alguna clase de adicción.

El síntoma puede ser una alteración de los hábitos alimenticios (pérdida de peso, dietas que se alargan…), si bien el origen de este trastorno es una alteración mental cuyo origen es el miedo a madurar, ser muy autoexigente, ideas erróneas sobre el peso o la comida, insatisfacción personal, etc.

casusas de la anorexia y la bulimia

Los trastornos alimentarios más comunes y conocidos son la anorexia y la bulimia. En nuestro país, al igual que en el resto de los países desarrollados, los casos de bulimia son superiores a los de anorexia.

Los pacientes con trastornos de la conducta alimentaria presentan una muy alta comorbilidad. La depresión aparece entre un 35-81% de los casos, el trastorno bipolar en hasta un 56% de los casos. Entre los trastornos de ansiedad se refiere destaca entre todos la fobia social, con un 17%, trastorno de ansiedad generalizada 12%, el trastorno de pánico con un 2%, entre otros.

Cabe destacar que los bulímicos tienen un carácter multimpulsivo y la mitad de ellos consumen sustancias y hasta en un 62% de ellos llegan a ser cleptómanos.

La adicción al deporte está muy ligada a los trastornos alimentarios

El 40% de las personas con TCA son adictos al deporte, puesto que el ejercicio se transforma en una medida para compensar la pérdida de peso.

Últimamente ha aumentado de manera notable la práctica de deporte y la asistencia al gimnasio de manera rutinaria. Los hábitos de vida saludables como una nutrición equilibrada y variada, y la práctica de ejercicio moderado es recomendable en todas las épocas del año.

El problema surge cuando detrás de algunos casos, ese hábito por el deporte esconde trastornos de alimentación donde el ejercicio se practica para compensar la pérdida de peso y, en ciertos casos, procede de un patrón de conducta anómalo que oculta una psicopatología, como es el caso la vigorexia.

Muchos expertos defienden que el deporte genera, a nivel cerebral, exactamente las mismas reacciones que provocan las drogas en el cerebro de quienes las consumen.

adiccion al deporte

Adicción a internet: síndrome de la puerta cerrada

Hay un informe que desvela que la parte del mundo con mayor adicción a internet entre niños y adolescentes es Corea del Sur, donde el 24% de quienes son diagnosticados de este trastorno requiere de hospitalización.

En España, el 27% de los adolescentes adictos a internet tiene problemas de conducta y el 57% prefiere las ciberrelaciones frente a las relaciones cara a cara. Se estima que el 10% de los niños y adolescentes adictos a internet manifiesta síndrome de la puerta cerrada.

Pero, ¿en qué momento podemos hablar de adicción a internet? ¿Hay causas biológicas que estén asociadas? ¿Cuáles son las peculiaridades clínicas de la adicción a las tecnologías?

El uso de internet, cualquiera que sea su contenido (chatear, sexo, juegos, búsquedas…) se transforma en adicción cuando tiene consecuencias sobre la salud y hay una pérdida de control sobre su uso.

Los especialistas recomiendan a los padres mantenerse alerta del anonimato de su hijo, la posibilidad de adoptar una doble personalidad, el aumento de peso de esa personalidad adquirida, la adopción de doble personalidad que usa en la red y su uso para cubrir otra serie de necesidades.

El proceso es el siguiente: el inicio, la reiteración, fase de consolidación, pérdida de control y dificultades y por último síndrome de abstinencia.

Además, hay que fijarse en que cuando un adolescente o un adulto abusan de las nuevas tecnologías el riesgo de estrés tecnológico y adicción al mismo es muy alto.
adicción a internet

Desde la perspectiva de la Neurobiología, existe un deterioro de la actividad del neurotransmisor 5HT, todo dirige a los sistemas cerebrales de recompensa como sucede en otras adicciones, lo cual produce un conflicto que la serotonina procura modular.

Indudablemente, a ello hay que sumarle el factor medioambiental, que por otra parte tiene un enorme peso, teniendo en cuenta que cuanto más abusadores son los padres de las nuevas tecnologías más lo serán los hijos.

Sin embargo, no todo es tan malo en las nuevas tecnologías, también producen beneficios en nuestro cerebro, ya que pueden contribuir a una rápida evolución cerebral, aunque hoy en día todavía no hay evidencia científica a este respecto.

Resumen
Fecha
Contenido
Las Adicciones Y Su Denominador Común
Valoración del Autor
5

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR