Anafilaxia en el Colegio -Una Cuestión de Vida o Muerte-

Una tercera parte de las reacciones alérgicas comienzan en la escuela. La interrupción del tratamiento para el asma a lo largo de los meses estivales puede agudizar los síntomas con la llegada del otoño, pudiendo desembocar en un episodio de anafilaxia (también conocida como reacción anafiláctica o Shock anafiláctico), que es la reacción alérgica más grave que puede darse.

Tanto el asma como la alergia a los alimentos son las  2 manifestaciones más habituales de la patología alérgica durante la infancia. Según datos de la SEAIC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica), el número de alérgicos a los alimentos se ha duplicado en estos últimos 10 años.

“Una tercera parte de las reacciones alérgicas en los pequeños se da por vez primera en la escuela. Es un ambiente donde pasan bastantes horas y donde los factores de riesgo se multiplican: cumpleaños, tomar comidas de los compañeros, comida en comedores, etcétera”, explican desde el Comité de Alergia Infantil de la SEAIC.

El incremento más alto se observa en niños y adolescentes, dos colectivos de población que pasan la mayoría del día en el colegio.
anafilaxia en niños

Asma: picos de otoño

El asma, junto con la alergia a los alimentos, es la otra manifestación alérgica más habitual en la infancia, y en ciertos países se relaciona el inicio del otoño con la “epidemia de asma”.

Si bien el verano es la mejor estación del año para los asmáticos, ya que disminuyen sus síntomas, cuando comienza el curso coinciden múltiples factores que hacen que las hospitalizaciones se disparen y aumenten las visitas a urgencias porque la patología se agrava.

El verano es la época del año que suele marcar un periodo de descanso de los síntomas entre la primavera y el otoño, que son las fases críticas. Por esta razón, y bajo la falsa y engañosa sensación de tener controlada la enfermedad, los pacientes dejan de tomar sus medicinas.

Es precisamente la interrupción del tratamiento contra el asma durante el verano lo que puede empeorar los síntomas con la llegada del otoño. Por eso es recomendable continuar con la medicación prescrita por el especialista, para evitar esas recaídas en septiembre.

Anafilaxia: ¡Hay que reaccionar pronto!

Hay que sospechar de anafilaxia cuando aparece en un breve periodo de tiempo y de forma aguda un síndrome que afecta a la piel y/o a las mucosas y que repercute en el sistema respiratorio y/o circulatorio.

Al igual que la mayor parte de las anafilaxias presentan síntomas cutáneos,  y con este criterio por lo menos un 80% de las reacciones estarían identificadas.

¿Cómo se ha de actuar ante un ataque de Anafilaxia?

  1. ANTE TODO, URGENTEMENTE: actuando de esta forma se podría evitar llegar a situaciones en las que la vida del pequeño pueda estar en peligro. Por tanto es vital reconocer de manera inmediata un episodio de anafilaxia, cuando se producen los primeros síntomas de reacción alérgica y no retrasar inútilmente el tratamiento con los dispositivos de adrenalina autoinyectable, puesto que esto puede suponer la diferencia entre una reacción controlada y una reacción grave con peligro de muerte, y es por esta razón que los pacientes diagnosticados con riesgo a reacciones de anafilaxia deben llevar siempre consigo autoinyectables de adrenalina.
    autoinyectables de adrenalina en ataque de anafilaxia

La adrenalina vía intramuscular es la forma más eficaz para tratar la anafilaxia puesto que es capaz de prevenir el colapso cardiovascular y el broncoespasmo.

  1. LUEGO, CON CALMA: una vez pasado el episodio es fundamental que el alergólogo realice un diagnóstico enfocado a determinar qué fue lo que desencadenó la reacción y, enseñar al paciente, a sus familiares, a sus educadores y a todos aquellos que le rodean sobre lo que hay que hacer para eludir la causa desencadenante, cómo pueden reconocer la reacción alérgica y de qué forma actuar ante nuevos episodios si se produjeran.

SÍNTOMAS De La Anafilaxia

  • A nivel cutáneo: habones, urticaria y/o hinchazón y picor extendido.
  • Respiratorios: ahogo, sensación de hinchazón en la garganta y pitos en el pecho (sibilancias).
  • Digestivos: dolor abdominal, diarrea, vómitos y náuseas.
  • Circulatorios: palpitaciones, mareos, bajada de la tensión arterial.
sintomas de la anafilaxia

Se necesita más información desde las Escuelas

En este sentido, desde la SEAIC se reclaman una mayor formación y también información en las escuelas frente a los casos de alergias graves. En la mayoría de ocasiones son los padres, los profesores o gente del entorno más próximo quienes se han de enfrentar a las reacciones anafilácticas.

Estas circunstancias son muy traumáticas, de ahí que sea tan importante que los propios pacientes, allegados y todos los implicados sepan reconocer los síntomas de gravedad, de qué forma han de intervenir y que conozcan cómo funcionan los autoinyectores, cuyo empleo no requiere tener conocimientos sanitarios y, en definitiva, tengan la mayor cantidad de información posible para actuar de manera eficaz.

Por este motivo, la EAACI (Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica) ha trabajado en la producción de un documento sobre Estándares Mínimos Internacionales para la Alergia Infantil en la Escuela que tiene como propósito establecer el mínimo de requisitos para la seguridad de cualquier niño que padezca alergia a nivel global. El documento, que plantea pautas de actuación y recomendaciones, establece entre sus conclusiones la necesidad de reconocer esta condición en los niños como el paso inicial para su adecuada atención.

Asma junto con alergia a alimentos: aún más riesgo de anafilaxia

Según publicaciones recientes se ha demostrado un notable incremento de casos de anafilaxia por alimentos en niños entre 4 y 9 años. Además de esto, las reacciones graves por alergia a alimentos se multiplican en aquellos niños que también padecen asma, pudiendo llegar a tener una reacción de anafilaxia más fácilmente.
anafilaxia en niños y deporte

¿Qué hay del deporte?

Los alergólogos llevan bastante tiempo insistiendo en que el deporte no sólo no es contraproducente, sino que resulta beneficioso para los niños que sufren asma.

Practicar deporte mejora el desarrollo del niño y favorece una buena condición física, ayudando a que la intensidad de la crisis asmática sea menor. Es básico que los niños asmáticos estén perfectamente controlados con el tratamiento adecuado, el cual ha de ser supervisado habitualmente por su médico.

En estas circunstancias el niño asmático puede hacer actividad física del mismo modo que cualquier otro niño “sano”, y eso incluye jugar al fútbol, o bien cualquier otro juego que se practique en el recreo, prácticas que igualmente facilitan su integración en el entorno social en el que conviven cada día.

Es cierto que a veces hay que adoptar ciertas medidas preventivas más “estrictas”. Por poner un ejemplo, los niños alérgicos al polen deben evitar practicar deporte al aire libre en temporada de polinización.

 

Resumen
Fecha
Contenido
Anafilaxia en el Colegio -Una Cuestión de Vida o Muerte-
Valoración del Autor
5

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR