Ardor De Estómago o Acidez Estomacal -Fuego en las Entrañas-

Sufrir ardor de estómago es algo tan frecuente que a menudo no se le presta la
atención que merece y recurrimos a medicamentos por nuestra propia voluntad. Los expertos nos recuerdan que tras este trastorno puede existir un problema más grave, y nos advierten de los peligros que puede suponer consumir estos medicamentos de forma indiscriminada.

Aproximadamente entre un 30-40% de la población padece de pirosis o acidez de estómago por lo menos una vez al mes, mientras que 1 de cada 5 la sufren una vez por semana y alrededor de un 10% diariamente.
ardor de estómago

Dicho ardor, que muchos de los que lo sufren definen como si fuera fuego en el estómago, si bien puede presentarse esporádicamente y sin que exista vínculo con una enfermedad específica, puede ser la señal más frecuente de la llamada enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Se trata de una patología bastante frecuente que va asociada a complicaciones más serias y que tiene un alto impacto negativo en la calidad de vida de millones de personas que la padecen.

Una válvula que actúa como una compuerta

Para entender mejor lo que es la pirosis es preciso repasar unas pequeñas lecciones de anatomía: esófago y estómago están unidos y esa unión, que se llama esfínter esofágico inferior (EEI), funciona como una válvula que actúa como una compuerta para evitar que los ácidos del estómago que intervienen en la digestión, pasen al esófago.

Al tragar los alimentos, estos cruzan el esófago hacia abajo y el EEI se relaja, dejándolos pasar al estómago. Generalmente esta válvula sólo permite el descenso de los alimentos, sin embargo, en ocasiones es débil y deja pasar el contenido del estómago hacia arriba, al esófago.

La sensación de quemazón que se genera entonces es debida al alto nivel de acidez del pH en el esófago, cuya estructura no está preparada para aguantarlo.

La debilidad del EEI puede deberse a ciertos factores producidos por alteraciones anatómicas como las generadas en la hernia de hiato, tras una intervención quirúrgica en esa zona, por el embarazo, el tabaco y también por algunos medicamentos. Asimismo, la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) se desarrolla cuando dejan de funcionar estos mecanismos anti-reflujo.
enfermedad por reflujo gastroesofágico

Hablar de ERGE son palabras mayores

Aparte de pirosis, los pacientes que tienen enfermedad por reflujo, también pueden sufrir tos crónica, asma, dolor en el pecho, síntomas que requieren una rápida atención médica.

Además de esto, si no se pone un tratamiento, la ERGE puede originar complicaciones serias, como una úlcera en la pared del esófago con hemorragias, la llamada “esófago de Barrett”, que es una lesión precancerosa y en casos extraños, un adenocarcinoma esofágico.

Es preciso que se reconozca el enorme impacto de la ERGE y sus posibles complicaciones: quienes la sufren deben dejar de culparse y los médicos deben tener más en cuenta los síntomas de los pacientes, en tanto que un tratamiento con una dosis más baja de lo que debería puede ponerlos en riesgo e impedirles llevar una vida normal.

Según los especialistas, es muy frecuente que las personas afectadas pospongan la visita al médico durante años, ya que consideran que los síntomas se deben a su estilo de vida.

De este modo, los pacientes culpan frecuentemente, si bien incorrectamente, a factores relacionados con el estrés y la dieta (como la grasa, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, comidas y bebidas ácidas, especias…).

No obstante, estos factores funcionan como agravantes de la pirosis, aunque no son el origen de este trastorno. Los pacientes consideran la pirosis como un problema menor y recurren a medicamentos que compran por sí mismos sin consultar con su médico.

Los indicadores del diagnóstico de la ERGE son la cronicidad y persistencia de la pirosis. Pero es bastante común que los pacientes aguanten el ardor de estómago de manera innecesaria, por el hecho de que no se les da importancia o son tratados de forma inapropiada.
pirosis

La ERGE es crónica en muchos casos y los síntomas vuelven a aparecer cuando se deja de tomar la medicación. De ahí que, un elevado número de pacientes deben seguir el tratamiento farmacológico durante bastante tiempo, incluso a lo largo de toda su vida.

¿Qué hace que empeore el Ardor de Estómago?

Muchos hábitos y factores pueden hacer empeorar la acidez estomacal. Según los especialistas, aunque es cierto que los mecanismos que la generan no están definidos de forma precisa, la verdad es que la pirosis se agrava en ciertas situaciones como tras comer excesivamente, cuando nos acostamos justo después de comer, a lo largo del embarazo, en situaciones de estrés y/o tras el consumo de determinados alimentos y también con ciertos medicamentos.

Los expertos señalan, entre los factores que la empeoran, los siguientes:

• El café, (también el descafeinado), y otras bebidas con cafeína.
• Los refrescos carbonatados.
• El tabaco.
• Los cítricos (limón, naranja, pomelo, lima…)
• El alcohol.
• El tomate y sus derivados.
• La cebolla.
• La menta.
• El chocolate
• El estrés.
• Comer muy deprisa y abundantemente, sin masticar los alimentos suficientemente.
• Las comidas ricas en grasas, picantes o muy condimentas, puesto que el reflujo de esos alimentos puede provocar daños graves en la pared esofágica.
• Tumbarse demasiado pronto nada más comer. Es conveniente esperar unas 2 horas y elevar la cabecera unos 10-12 centímetros para evitar el reflujo.
• Tener sobrepeso u obesidad.
• Medicamentos como los sedantes, la aspirina (el ácido acetilsalicílico), ciertos medicamentos para la hipertensión y el ibuprofeno.
alimentos que favorecen el ardor de estómago

¿En qué momento debemos acudir al médico?

Si tras una semana no han disminuido las molestias y también si aparecen de forma reincidente y con dolor, lo mejor es acudir a un médico.

Del mismo modo, se recomienda consultar con el médico en caso de que la paciente esté embarazada, en niños menores de 6 años y también en pacientes que estén siendo medicados.

Es imprescindible acudir al médico en el caso de que las heces sean de color negro o sanguinolentas, que haya vómito con sangre, si no se mejora tras un par de semanas de llevar un tratamiento contra la acidez de estómago, o si se tiene dificultad al tragar o pérdida de peso no deseada.

Medicamentos por supuesto, pero con precaución

• Los antiácidos neutralizan el efecto del ácido en el estómago, provocando un alivio a corto plazo de forma rápida. No deben consumirse de manera habitual y sin prescripción médica, ya que pueden producir efectos colaterales no deseados.

El antiácido más común es el bicarbonato sódico; actúa de forma rápida y potente, aunque no duradera. Si se usa durante mucho tiempo, provoca que el estómago genere más ácido clorhídrico para compensar esa neutralización del medicamento.

Este medicamento contiene sodio, por lo que puede causar problemas en personas que tengan insuficiencia renal o hipertensión.
medicamentos contra el ardor y la acidez estomacal

No debe tomarse con leche, sino con agua y una o dos horas después de ingerir la comida. Los antiácidos no deben tomarse durante más de una semana y máximo dos.

Otros antiácidos son el magnesio y las sales de aluminio, que provocan diarrea y estreñimientos, respectivamente.

Los bloqueadores (bloqueantes) de receptores H2 reducen la cantidad de ácido que genera el estómago. El alivio no es inmediato, sino que generalmente, sus efectos empiezan a notarse cuando pasa una hora.

Los inhibidores de la bomba de protones reducen sensiblemente la producción de ácido. Son medicamentos más útiles para aquellas personas que tienen acidez de estómago frecuentemente (más de 2 veces a la semana). El Omeprazol es el claro ejemplo de un inhibidor de la bomba de protones.

Los antiácidos y los reductores de ácidos generalmente provocan efectos secundarios leves que desaparecen por si solos (diarrea o estreñimiento, dolores de cabeza, náuseas).

Resumen
Fecha
Contenido
Ardor de Estómago o Acidez Estomacal
Valoración del Autor
5

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR