7 consejos y remedios para cuidar tu flora intestinal

Habitualmente debilitamos, la mayoría de las veces de manera inconsciente, nuestra flora intestinal con hábitos poco adecuados o con el consumo de antibióticos. Por eso conviene tener en cuenta ciertos aspectos para reforzarla y mantenerla a salvo.

El sistema digestivo está colonizado por una comunidad microbiana conocida con el nombre de flora intestinal. Éstas se hallan en el tubo digestivo y tienen mucho que ver con la adecuada digestión de los alimentos que tomamos, la prevención de infecciones y la absorción de los nutrientes.

consejos y remedios para cuidar tu flora intestinal

En un organismo sano, las bacterias vivas crecen y no tienen mayores problemas para realizar sus tareas. Sin embargo, pueden desgastarse por ciertos alimentos, el estrés, el consumo excesivo de antibióticos y/o los tratamientos con corticoides.

Como consecuencia de esto, aumentan los riesgos de padecer enfermedades inmunológicas y digestivas ya que el cuerpo queda desprotegido. Por este motivo, es fundamental prestarle una atención especial e informarse sobre ciertas medidas para conservarla en óptimas condiciones.

En este artículo compartiremos contigo  varios consejos y remedios caseros a fin de fortalecer y cuidar tu flora intestinal desde ya mismo.

1. Aumenta el consumo de verduras y frutas

aumentar el consumo de frutas y verduras para la flora intestinal

Los vegetales y las frutas poseen sustancias antioxidantes y fibra que fortalecen los procesos digestivos y la respuesta inmunitaria. Éstas contribuyen en la lucha contra las bacterias malas y ayudan a regular el pH del estómago para el desarrollo de las bacterias buenas.

Las más adecuadas son las que se incluyen en el listado de prebióticos, unos alimentos que estimulan la actividad de la flora y su crecimiento. Generalmente son aquellos con hidratos de carbono no digeribles como los fructooligosacáridos, la fructosa y  la fibra dietética. Algunos ejemplos son:

  • El ajo
  • El plátano
  • La espinaca
  • Las manzanas
  • La alcachofa
  • El maíz
  • La cebolla

2. Ingiere alimentos ricos en fibra

ingiere alimentos ricos en fibra

Aunque las frutas y las verduras son importantes fuentes de fibra, también conviene obtenerla mediante otros alimentos igualmente saludables.

Los frutos secos, los cereales integrales y las legumbres son igualmente buenas opciones para reparar la flora dañada.

Estos alimentos toman especial relevancia porque son esenciales para la correcta eliminación de los desechos y el adecuado movimiento intestinal.

3. Aumenta la ingesta de agua

bebe mucha agua

Constantemente advertimos de que el consumo de agua le aporta increíbles beneficios a la salud en términos generales.

Puesto este es un momento para hacerle una mención especial nuevamente, puesto que aquí también es fundamental para favorecer el entorno que precisan las bacterias para su crecimiento.

Consumirlo lubrica el intestino para que se produzca una correcta expulsión de esos desechos que desequilibran el pH y promover así mismo la desintoxicación.

4. Evita el consumo excesivo de proteínas de origen animal

evita el consumo excesivo de proteínas de origen animal

Las proteínas son un nutriente que no debe faltar en nuestra alimentación. Con ellas le proporcionamos energía al organismo, incrementamos la masa muscular y realizamos  muchas funciones en nuestro cuerpo de forma óptima.

No obstante, aquellas que proceden de los alimentos de origen animal son más complicadas de digerir y originan una sobrecarga para la flora intestinal. En la medida de lo posible deben limitarse sus porciones e intentar conseguirla por medio de fuentes vegetales como las semillas, la soja y las legumbres.

5. Lávate las manos de manera frecuente

lavarse las manos frecuentemente

La correcta higiene de las manos tiene mucho que ver con la salud intestinal. Si bien a simple vista no se aprecia, éstas suelen estar llenas de microorganismos que pueden hacerle daño a nuestro cuerpo.

El contacto continuo con distintas superficies, la manipulación de diversas sustancias e incluso el trato con otras personas aumenta el peligro de contraer patógenos agresivos.

Intenta lavarlas antes de ir a comer, después de haber ido al baño y en todos esos momentos en que lo consideres oportuno.

6. Toma yogur natural

tomar yogur natural

El yogur natural se realiza a partir de una leche fermentada rica en microorganismos o probióticos beneficiosos para nuestra flora.

Consumido en cantidades adecuadas favorece la regulación del pH de la microbiana intestinal e incrementa la respuesta inmunitaria.

Por otro lado, hay que resaltar que este alimento contiene proteínas de alta calidad y nutrientes esenciales como las vitaminas A y D, el fósforo y el calcio.

7. Té kombucha

Té kombucha

Se trata de una bebida fermentada a base de té con una variada gama de ácidos orgánicos, minerales, vitaminas y enzimas que favorecen la salud digestiva.

Tiene su origen en China, aunque en la actualidad se ha extendido su consumo también a Japón, varios países de América y Europa.

Gracias a su poder probiótico restaura la flora intestinal alterada, aumenta las energías del cuerpo y fomenta el bienestar general.

Como habrás observado, cuidar tu flora intestinal no es complicado y tiene muchos beneficios para todo el organismo.

Es muy importante tomar conciencia de su importancia para la salud con el objetivo de evitar que se deteriore.

Si quieres leer artículos similares a Cómo Cuidar Tu Flora Intestinal no dudes en visitar nuestra sección de Salud.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR