3500 Razones Para Dejar De Fumar

Un cigarro contiene tres mil quinientas sustancias tóxicas como la acetona, disolventes, alquitrán, cianuro, naftalina, monóxido de carbono, y por si eso fuera poco, algún elemento radioactivo. De entre todas ellas, solamente la nicotina ya tiene una capacidad de adicción cinco veces mayor a la de la cocaína. En base a estos argumentos, ¿te decides a dejar de fumar hoy mismo?

El tabaquismo es una enfermedad recurrente, adictiva y crónica. Por este motivo, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) nos sugiere que dejar de fumar es la mejor decisión que alguien puede tomar a lo largo de su vida.

dejar de fumar

Para ayudarnos con esta decisión, los especialistas en tabaquismo de SEPAR ofrecen múltiples razonamientos para animar a los fumadores, recordándonos que existen programas y tratamientos eficaces para lograr vencer el hábito tabáquico.

Las personas fumadoras no son conscientes de que un cigarro está diseñado para crear y alargar la adicción, ya que la nicotina, como decíamos anteriormente, tiene un poder adictivo 5 veces superior al de la cocaína, y su único objetivo es generar una falsa sensación de placer que provoca el enganche. Además, es una adicción termina matando a la mitad de sus consumidores habituales.

Más de tres mil quinientas razones para dejar de fumar

Cuando se trata de encontrar los razonamientos que contribuyan a dejar el tabaco, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica los encuentra de manera muy sencilla.

Se puede empezar por todo lo que se aspira y llega a los pulmones cuando se enciende un cigarrillo: más de 3500 sustancias tóxicas para la salud y que no admitiríamos de ningún otro modo: naftalina, amoniaco (veneno igual de potente que el arsénico), monóxido de carbono, cadmio, disolventes, plomo, insecticida DDT, y además elementos tan radioactivos como el Polonio 210.

¿Impresionados? Pues sumadle a eso otras 40 sustancias cancerígenas como puede ser el alquitrán que cuando se quema da lugar a hidrocarburos policíclicos.

El tabaco es una DROGA que genera mayor dependencia en sus consumidores que la heroína o la cocaína. Hace que el fumador siga haciéndolo durante muchísimos años (una media de 30).

El tabaco se ha convertido en la droga de la muerte

fumar mata

En España mueren anualmente unas 50.000 personas por culpa del tabaco. El 30% de las muertes por cáncer son debidas o tienen relación directa con el cigarrillo, además de un 20% de las enfermedades cardiovasculares y un 80% de las ocasionadas por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

¿Qué ganarás cuando dejes de fumar?

  • El peligro de sufrir enfermedades respiratorias, cancerosas y cardiovasculares se reduce sensiblemente.
  • Mejorarás la agilidad física y rendirás más en el deporte.
  • La capacidad respiratoria aumentará.
  • La oxigenación de los tejidos y órganos será mejor, lo que equivale a un incremento de la elasticidad de la piel, una reducción en la aparición de las arrugas, etcétera.
  • Tu aspecto personal será mucho mejor: adiós al mal aliento y los malos olores dentro de casa y en las prendas de vestir; olvídate igualmente de manos y uñas amarillentas.
  • La tensión y el ritmo cardiaco se regulan a los 20 minutos de no fumar.
  • Los niveles normales de oxígeno y monóxido de carbono se restablecerán entre 24 y 48 horas.
  • Recobrarás el sentido del gusto y el olfato pasadas 48 horas.
  • Aquellas personas con varices o piernas cansadas también se benefician.
  • Los peligros para el feto y el futuro hijo se suprimen en gran parte en mujeres embarazadas.
  • Reducción del peligro de embolias e infartos en personas que toman anticopceptivos.
  • Tras un periodo de unos 10-15 años después de dejar de fumar, el peligro de sufrir un cáncer de pulmón u otros tumores, se igualan al de los no fumadores.
  • De la misma manera, también se iguala respecto a los no fumadores el riesgo de trombosis, infartos o embolias tras 5 años sin “humo”.
  • Una persona que consume un cajetilla de tabaco al día se gasta por año en torno a 1.600€ (¡Menudas vacaciones te podrías pegar con ese dinero tu solo, con tu pareja, tu familia…!).

Datos sobre el tabaco que dan que pensar

el tabaco es una droga

El tabaco reduce drásticamente la calidad de vida, así de claro.

Un 30% de los españoles mayores de 16 años fuma (habitual u ocasionalmente); esto se traduce en 14 millones de personas aspirando directa o indirectamente el humo de un cigarrillo.

La esperanza de vida de un fumador es menor. Se estima que a partir de los 35 años, cada año que se siga fumando resta 3 meses de vida (y la vida ya es corta de por sí para ir “tirando” meses por nosotros mismos). La media es que un fumador pierde 16 años de su vida por el maldito tabaco.

Los fumadores corren un mayor peligro de enfermar. Un 25% de las enfermedades conocidas las provoca el tabaco: enfermedades cardiovasculares, tumores y respiratorias. Los cánceres de pulmón están provocados en su origen por el tabaco en el 90% de los casos.

Además de esto, en las últimas décadas, los especialistas han observado un claro aumento en la incidencia en mujeres, debido a su anexión al tabaquismo.

Un 50% de los fumadores morirá prematuramente a consecuencia del tabaco. Esto, para establecer un símil, es como si cada día, de cada mes, de cada año, se estrellara un avión con 100 pasajeros a bordo y no sobreviviera ninguno. El fumador pasivo no supone solo un problema en la convivencia, ya que ellos también corren el riesgo de sufrir cáncer pulmonar, incrementándose en un 35%.

El tabaco en la mujer, del mismo modo que la obesidad, acaba alterando las células del endometrio. Esto provoca que el líquido endometrial cambie, y en su secreción se encuentre información genética de la mujer que el feto toma para sí mismo, alterando de esta forma su desarrollo.

Esto puede provocar que en el embrión se inhiban funciones concretas, dando lugar a modificaciones y derivando en la transmisión de enfermedades como la obesidad o la diabetes.

el tabaco daña al embrion

Bajar de peso, reducir la sal en los alimentos, reducir la ingesta de alcohol y tabaco y practicar ejercicio físico son los factores más importantes para reducir el riesgo de padecer hipertensión.

No fumar, llevar una nutrición sana y equilibrada, dormir y descansar adecuadamente y la práctica de ejercicio también contribuyen a una buena salud de las encías.

En el tabaco todo suma

Conviene no olvidar que el tabaco es un trastorno adictivo y, por ende, requiere la intervención de profesionales sanitarios. Según la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo (SEDET) “nuestra filosofía es que en el tabaco todo suma”.

Por eso mismo, todos los profesionales sanitarios tienen una importancia vital en el momento de ayudar a construir una población más sana y concienciada respecto a los devastadores efectos del tabaco (tanto en los fumadores activos como en los pasivos).

Entre las ayudas creadas por SEDET, avalada por el Ministerio de Sanidad, es una aplicación móvil llamada “S’Acabó”, una aplicación sin ningún tipo de coste para teléfonos móviles (Android e IOS) particularmente desarrollada para dejar de fumar.

Los farmacéuticos son una ayuda clave

Ayudar a aquellos que quieren abandonar el tabaco es una de las partidas más necesarias en la Sanidad y de las que mayor coste-efectividad suponen. Una farmacia es un entorno clave para esto, en tanto que es el sitio donde se detecta a los fumadores de forma fácil y puede valorar la predisposición que tienen para dejar el hábito y además donde la ayuda es más accesible para ellos.

A parte de la formación del farmacéutico en cuanto al tabaco, la farmacia es el centro sanitario más accesible en estos casos para los ciudadanos.

Con el propósito de que el fumador supere su adicción al tabaco y pueda dejar de fumar mediante un procedimiento dirigido por el farmacéutico, los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Aragón han creado la “Guía para dejar de fumar. Tu farmacéutico te ayuda”.

Aparte de una ficha para apuntar las peculiaridades del paciente, la guía incluye el Test de Richmond, para conocer la auténtica motivación del fumador para querer dejarlo, como también el Test de Fagerström, para estimar su dependencia a la nicotina.

La guía contiene un calendario de visitas para efectuar un seguimiento del exfumador y supervisar los posibles efectos adversos que pueda provocar la medicación y también los síntomas de abstinencia como pueden ser cansancio, dolores de cabeza, irritabilidad, estreñimiento, cansancio o insomnio.

El farmacéutico enviará al paciente al médico en aquellas situaciones que realmente lo requieran, como por ejemplo los menores de 18 años y mayores de 70, los que tengan una alta dependencia a la nicotina, quienes tengan problemas cardíacos, etc. De ahí que la guía incluya, asimismo, un informe para el doctor.

En este preparativo para dejar de fumar, los profesionales hacen especial hincapié en la importancia de informar a familiares y amigos del propósito de dejar el tabaco, puesto que su ayuda y comprensión serán esenciales para obtener el éxito.

escoger fecha para dejar de fumar

Del mismo modo, aconsejan escoger un día para dejarlo, el día “D”, que no coincida con días de una tensión elevada o incluso celebraciones. Y ya para finalizar decir que “las ganas de fumar no son eternas, desaparecen con el tiempo”.

Resumen
Fecha
Contenido
3.500 Razones Para Dejar De Fumar
Valoración del Autor
5

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR