La hiponatremia -Riesgo por déficit de sodio-

La hiponatremia, que consiste en tener unos niveles de sodio en sangre bajos, puede dar lugar a mareos, dolores de cabeza, lentitud de pensamiento, confusión mental e incluso coma y muerte por edema cerebral.

Dada la importancia de conservar unos adecuados niveles de sodio en la sangre, sobre todo en aquellos grupos de riesgo como son los pacientes hospitalizados y la tercera edad os daremos algunas pautas para tener estos valores en niveles idóneos, así que sigue leyendo.
hiponatremia

¿Qué valores de natremia se consideran correcto, y a partir de qué cifra supone un peligro para la salud?

Los valores de sodio (Na) en sangre normales oscilan entre 136-145 mmol/L de suero. Si se sitúa entre 130-135 mmol/L estaríamos ante una hiponatremia leve; entre 120-130 mmol/L sería moderada; y si baja de 120 tendríamos una severa.

Aunque hay que decir que los síntomas no dependen exclusivamente de los niveles sino más bien de la rapidez con la que se implanta. De esta manera cuanto más rápido se instaure más sintomática es, ya que no le da tiempo al organismo para que se adapte.

¿Por qué surge la hiponatremia?

Se debe a muchísimas causas, y por consiguiente obedece a mecanismos muy diversos. Hay una hiponatremia euvolémica (volumen de sangre normal), otra asociada a hipovolemia (descenso del volumen de sangre) y también una hipervolémica (volumen de sangre elevado), si bien parte de él se desplace a un tercer espacio, generando edemas, como sucede con la insuficiencia cardíaca.

La más habitual es la hiponatremia euvolémica, que supone un 40 %, y que equivale al conocido SIADH (Síndrome de Secreción Inadecuada de la Hormona Antidiurética).
tipos de hiponatremia

¿Exactamente en qué consiste esta última y qué consecuencias puede tener?

La hiponatremia secundaria SIADH es la más común y se origina por una secreción inapropiada de la hormona que provoca que el organismo retenga mucha agua. Este agua entra en las células en parte e igualmente se queda en la sangre, con lo que la concentración de sodio en la sangre se reduce.

Como consecuencia de la entrada de agua en las células surgen los síntomas, sobre todo en aquellos órganos más sensibles por falta de espacio como el cerebro. Por este motivo los síntomas de la hiponatremia son tan graves y tienen una relación tan directa con el edema cerebral.

¿Qué síntomas se asocian a la hiponatremia?

Los síntomas provocados por un edema cerebral cubren un amplio abanico que van desde tendencias a las caídas, mareos, vómitos, náuseas, confusión mental, inestabilidad al caminar, dolores de cabeza, convulsiones y como dijimos al principio, el peor de los casos, coma y muerte por un edema cerebral.

La intensidad que tenga y la rapidez en que se instaure dependen de qué niveles de sodio se tenga y del tiempo en el que se hayan alcanzado unos niveles tan bajos.

Normalmente el déficit de sodio está provocado por ciertas patologías, ¿Exactamente en qué enfermedades es más habitual encontrarlo? ¿Puede surgir igualmente de manera espontánea?

Muy rara vez la hiponatremia surge por un déficit de aporte de sodio o por pérdidas del mismo. Lo más posible es que sea euvolémica y esté relacionada con la retención de agua producida por la mala secreción de la hormona antidiurética.

Esta secreción se debe habitualmente a la producción de la hormona por tumores, que en ocasiones son complicados de descubrir y que gracias a la hiponatremia sabemos que hay que encontrarlos, y poder así diagnosticarlos cuanto antes y tratarlos.

Otras causas frecuentes de la hiponatremia secundaria a SIADH, además de los tumores, pueden ser los traumatismos (sobre todo cerebrales), muchos medicamentos (especialmente los antidepresivos), las infecciones
medicamentos que provocan hiponatremia

La hiponatremia hipervolémica, al igual que con la insuficiencia cardíaca o la cirrosis, se percibe en estadios ya avanzados de la enfermedad y dificulta el pronóstico. Debe, por tanto, “sospecharse” por lo que se halle en las exploraciones.

El trastorno es muy frecuente en ancianos, que forman un grupo de riesgo, ¿Por qué razón es tan importante mantener los niveles correctos en ellos?

Como ya dijimos anteriormente, la hiponatremia secundaria al SIADH prácticamente siempre se debe a una causa y en muchas ocasiones de gran importancia que hay que descubrir para poder solucionar.

Sin embargo, en el caso de los ancianos a veces no se descubre ninguna causa del SIADH; nos encontramos entonces con el SIADH senil idiopático, que es esencial tratar pues muchas veces se confunde con síntomas típicos de esa edad como la torpeza mental, la depresión o el aislamiento.

Todos estos síntomas pueden mejorar de una manera increíble si se normaliza la natremia. Una gran parte de los ancianos con hiponatremia crónica por SIADH terminan ingresados en la planta de Traumatología por una fractura de cadera causada, no sólo por las alteraciones que produce la hiponatremia, sino también por la osteoporosis que conlleva una edad avanzada, aunque aumentada por la hiponatremia y la falta de movilidad que de ella se deriva.

Otro grupo de riesgo son los pacientes hospitalizados, ¿Por qué es así?

Mientras dura el ingreso hospitalario se utilizan muchos líquidos administrados en vena como por ejemplo los sueros. Si una persona tiene una secreción inadecuada de la hormona ADH, hace que se retenga una parte de ese líquido, haciendo que la hiponatremia se haga más evidente.

Además de esto, se tiende a poner líquidos hipotónicos y de una baja concentración de sodio, lo que puede provocar un descenso mayor de la natremia.

También es muy habitual la administración de diuréticos en un hospital, lo cual provoca que el organismo pierda tanto agua como sodio, haciendo más patente la hiponatremia.
hiponatremia en pacientes hospitalizados

¿Por qué razón es importante tratar la hiponatremia y cuáles son las ventajas de hacerlo? ¿Podría tenerse en cuenta algún elemento clínico de alarma como la fiebre?

Es muy importante y preciso tratar la hiponatremia, fundamentalmente porque es sintomática siempre. Es vital llegar a un diagnóstico adecuado para determinar cuál es la causa y después empezar el tratamiento más adecuado.

Es importante, igualmente, lograr alcanzar los niveles normales de sodio en sangre, ya que de esta manera desaparecen los síntomas, y además se ha comprobado que la hiponatremia ocasionada por cualquier enfermedad eleva el peligro de muerte a más del doble y que si se consigue corregir se mejora el pronóstico.

En este sentido, puede decirse que la hiponatremia es un signo de alarma en sí misma.

¿ Exactamente en qué consiste el tratamiento para este trastorno?

El tratamiento depende siempre de la causa que lo origine. La hipovolémica, la euvolémica y la hipervolémica se tratan de manera diferente y es por ello es esencial dar con un diagnóstico preciso.

Cuando se trata de la hiponatremia euvolémica provocada por el SIADH, el tratamiento consiste en la restricción de líquidos, evitando así que la ADH retenga agua en el organismo.

Muchas veces esto no es viable o bien su eficacia es escasa, con lo que hay que recurirr a otras alternativas.

Hasta hace poco no existía un medicamento que contrarrestara los efectos de la ADH y se recurría a otras opciones. Hoy en día se ha desarrollado el primero de los antagonistas de la hormona, administrado oralmente, que es el tolvaptan, que logra normalizar la natremia eficazmente, de manera progresiva y controlada, evitando que se produzcan ascensos bruscos, tan peligrosos como lo son los descensos.
tolvaptan para tratar la hiponatremia

¿Se puede detectar con un simple análisis? ¿Cuál es el motivo de que no se trate siempre de la forma debida?

La hiponatremia se puede suponer por los síntomas, sobre todo en aquellos pacientes que tomen medicamentos que puedan generarla. Se detecta con una análisis de sangre rutinario.

Cuando se detecta, hay que pedir pruebas de imagen y análisis más detallados para averiguar qué lo causa. Esta tarea está reservada a especilistas como endocrinólogos, oncólogos, nefrólogos o internistas.

De cualquier modo, es muy importante que los médicos más jóvenes estén sensibilizados con este tema, que afecta a una parte muy alta de la población y que tiene tanta relevancia en su pronóstico.

Saber reconocer la hiponatremia en los Servicios de Urgencias, es fundamental para poder diagnosticarla y manejarla correctamente, logrando así el máximo beneficio para el paciente.

Resumen
Fecha
Contenido
Hiponatremia -Riesgo Por Déficit De Sodio-
Valoración del Autor
5

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR