¿Estás Embarazada? Cuidado Con Tus Ojos

Ojos y embarazo son dos términos que van muy ligados. A lo largo del embarazo, el cuerpo de una mujer sufre una gran cantidad de cambios. Los ojos y la vista pueden llegar a ser afectados bien por cambios hormonales, en el metabolismo o en la circulación sanguínea.

La gestación puede provocar alteraciones en los ojos que afectan a la visión, e incluso si se ignoran y no son tratados de forma correcta, pueden llegar a provocar enfermedades visuales.

Visión borrosa, subidas de tensión o sequedad pueden alertarnos de la aparición de problemas visuales durante los meses de embarazo.

ojos-y-embarazo

Las hormonas lo rigen todo y el sistema ocular se puede ver afectado debido a los cambios hormonales, en si ya se han tenido problemas con la visión, y por esta razón es muy importante llevar un debido a lo largo del embarazo y acudir a revisiones periódicas.

Estos cambios pueden ser no patológicos o patológicos:

Los no patológicos, como puede ser el síndrome del ojo seco, una bajada de la presión intraocular o un aumento en la miopía desaparecen después el embarazo y/o la lactancia, unas 6 semanas después de dar a luz.

Los cambios patológicos pueden deberse a un agravamiento de enfermedades anteriores como la retinopatía diabética o bien las enfermedades oculares de tipo inmunológico. Estos cambios patológicos están relacionados con hemorragias retinianas que pueden ser espontáneas o provocadas tras subidas de tensión, esfuerzos, que generan un daño en la retina o alteran la coagulación.

Hacerse revisiones es esencial

embarazo y salud visual

Cuando se trata de cambios patológicos, la importancia de ir a las revisiones, sobre todo si la madre es diabética, tiene glaucoma, es hipertensa e incluso si se aprecia una disminución de la visión significativa, es de vital importancia.

La hipertensión arterial puede empeorar en caso preexistente o puede instalarse a lo largo del embarazo. La visión doble o borrosa y las manchas en la visión pueden ser síntomas de hipertensión o de diabetes durante el embarazo.

No cambiarse las gafas ni someterse a cirugía ocular

Mientras se esté en periodo de gestación o de lactancia no deben cambiarse ni las gafas ni las lentillas, ni tampoco someterse a una operación de cirugía refractiva, puesto que la refracción ocular puede conllevar cambios que dan lugar a una alteración de las dioptrías.

Las mujeres con miopía tienden a aumentar esa miopía debido a un cambio en el colágeno que provoca que el globo ocular se expanda, de ahí que no sea aconsejable la cirugía refractiva durante el embarazo.

Es preciso aclarar que si bien esto es un problema pasajero, debe prestarse especial atención en aquellas mujeres con antecedentes de glaucoma, hipertensión o diabetes, en cuyo caso deberían someterse a un control oftalmológico pormenorizado a lo largo de todo embarazo, puesto que pueden presentarse complicaciones.

Resumen
Fecha
Contenido
El Embarazo Y Los Ojos
Valoración del Autor
5

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR