Prevenir Las Manchas Solares Durante Todo El Año

Debemos prevenir las manchas solares durante todo el año, no solo en verano. Así lo afirman desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), donde nos explican los últimos tratamientos para combatirlas: el láser, los peelings, los cosméticos, etc. Estas técnicas son cada vez menos agresivas, a la vez que su eficacia aumenta. También nos recuerdan que hay tratamientos que no son adecuados y lo que consiguen es empeorar el problema

¿Por qué aparecen y cuáles son los tipos de hiperpigmentación que existen?

Las manchas que aparecen en la piel son consecuencia de la distribución diferente de la melanina y los melanocitos, que son las células encargadas de generarla. La melanina es un pigmento que nos protege de los rayos del sol y, como consecuencia, al exponernos a los mismos los melanocitos segregan más cantidad de melanina.

melanina y melanocitos

Los diferentes tipos de manchas que podemos encontrarnos en la piel son los siguientes:

Efélides, o lo que es lo mismo, las famosas pecas: son acumulaciones de pigmento de color parduzco, con forma redondeada y no uniformes que se encuentran de manera más habitual en zonas fotoexpuestas como los brazos, el cuello y la cara en esas personas con la piel blanca y que se intensifican al exponerse al sol, siendo por tanto más visibles durante el verano.

Nevus, o en lenguaje de la calle, lunares: son acumulaciones de melanocitos en mayor cantidad, afectando las distintas estructuras de la piel.

Por tanto, existirán diferentes tipos de lunares según sus características. Es especialmente importante que el dermatólogo revise y controle la evolución de esos lunares, especialmente aquellos con determinadas características como los cambios de color, colores no uniformes, bordes irregulares, crecimiento o cambios recientes, los asimétricos.

Melanoma: Pueden llegar a confundirse con un lunar, pero en realidad es un tumor maligno en la piel. Su aspecto es de mancha pigmentada, con bordes irregulares, zonas más pigmentadas que otras, incluso con tonos azulados, con crecimiento. Su desarrollo es progresivo.

Léntigos simples y solares: son pequeñas manchas parduzcas que surgen en cualquier parte del cuerpo y cuya diferencia con las pecas es que no cambian de color ante la exposición solar.

Melasma: manchas con un color marrón claro e intenso cuya aparición es exclusiva en mujeres y que se generan o agravan durante el embarazo, la menopausia o la toma de anticonceptivos. Generalmente aparecen en la frente, las mejillas y la cara y a partir de los treinta años.
mujer con melasma

Vitíligo: manchas blanquecinas, simétricas y que aparecen en las piernas y cerca de la nariz, la boca y los ojos. Su origen parece ser autoinmune y a veces se relaciona con problemas en la tiroides.

Otras manchas: rojas, cuyo origen es vascular y manchas marrones, de tamaños y formas variables.

¿Cuáles son las manchas más difíciles de quitar?

Hay que tener precaución con las manchas que aparecen con el sol o empeoran con la exposición a él, puesto que una nueva exposición las agravará o hará que el problema reaparezca. El melasma tiene una dificultad especial, ya que su origen es hormonal. Como consecuencia, ha de ser un tratamiento que se prolongue a lo largo de todo el año.

Podría lograrse un blanqueamiento completo, pero es posible que la hiperpigmentación vuelva a aparecer.

¿Qué tratamientos han resultado ser más efectivos?

La fotoprotección es el pilar fundamental en el que hay que apoyarse y por eso insistimos en que hay que prevenir las manchas solares durante todo el año. A partir de ahí los peelings despigmentantes y las cremas, al igual que el láser son tratamientos que funcionan muy bien. Estos tratamientos han de ser controlados debidamente por un dermatólogo y como son tratamientos complejos es posible que requiera la combinación de varios de ellos.

¿A qué se debe que después del verano se acentúen? ¿Qué fotoprotector es el mejor?

fotoprotectores para evitar manchas

Un fotoprotector no protege nuestra piel al 100% de las radiaciones ultravioleta, y por consiguiente, aunque los usemos, la producción de melanina se estimula y aparecen las manchas.

Por este motivo hay que tener una serie de consideraciones muy en cuenta, como por ejemplo evitar exponernos al sol en las horas más calurosas y usar ropa protectora como sombrillas, camisetas o gorras para disminuir los efectos dañiños del sol sobre nuestra piel.

A la hora de elegir un fotoprotector no hay que fijarse solo en el índice de protección UVB (es el primer número que aparece en el envase), sino en si está testada su protección UVA. Debemos comprar aquellos cuyo índice sea más elevado, así como los que tengan sustancias que mejoren las manchas.

¿Qué fórmulas cosméticas resultan más efectivas?

Hay una gran variedad de agentes despigmentantes que pueden ayudarnos a mejorar el aspecto de nuestras manchas y que deben valorarse en función del tipo de piel y del problema. Podemos hablar de la hidroquinona (y sus derivados), el ácido kójico, la vitamina C, el retinol, el ácido retinoico, etc. Muchas veces necesitaremos completar el tratamiento con láser o luz pulsada, o bien con peelings.

¿Cómo se aplican los peelings despigmentantes y de qué forma actúan?

Los peelings han de ser realizados por dermatólogos experimentados, ya que no sirve cualquier clase de peeling y un uso negligente del mismo puede provocar la aparición de nuevas manchas o el empeoramiento de las ya existentes.

Generalmente, en este tipo de peelings se emplean alfa y beta hidroxiácidos (glicolico, salicílico, pirúvico…) así como sustancias despigmentantes (vitamina C, ácido retinoiico, hidroquinona, kojico…) en diferentes combinaciones y concentraciones en base al efecto que deseemos conseguir y también en función del tipo de mancha.
peeling alfa y beta hidroxiácidos

Este tratamiento requiere una preparación cutánea adecuada y seguir un estricto protocolo una vez se ha realizado, que generalmente consiste en una elevada protección solar a lo largo de varios días e incluso semanas.

¿Qué novedades hay respecto al láser?

Tanto la luz pulsada como el láser Q-Switched han sido y son los mejores tratamientos para manchas lentigo, ya que continúan apareciendo nuevos aparatos, como por ejemplo los fraccionales. Aunque generalmente han sido contraindicados en manchas del tipo melasma, ciertos protocolos aplicados por un dermatólogo experimentado pueden ser válidos en determinados casos.

Si queremos evitar y prevenir las manchas, ¿Debemos tener precaución solamente en verano?

Como ya habrás adivinado, la respuesta es NO. Por ejemplo, en el caso del melasma han de ser tratados durante todo el año porque pueden agravarse si te expones al sol en otra época distinta al verano.

Exponerse de manera prolongada al sol no solo provoca la aparición de manchas, sino que también contribuye a un envejecimiento prematuro de nuestra piel (provocando arrugas, irregularidades y lo que es peor, cáncer de piel).
prevenir las manchas solares durante todo el año

Y para despedirnos un dato alarmante que debería hacerte recapacitar sobre si debes acudir a un dermatólogo o no de forma regular para controlarte.

Desde el año 2000, el cáncer de piel ha aumentado en un 102%, por lo que la importancia de que se realice un diagnóstico a tiempo es vital. No dudes en asistir a estos profesionales si detectas alguna mancha nueva o algún cambio en lunares que ya tuvieras.

Si quieres leer artículos similares a Prevenir Las Manchas Solares Durante Todo El Año, te invitamos a visitar nuestra sección de Belleza.

Resumen
Fecha
Contenido
Prevenir Las Manchas Solares Durante Todo El Año
Valoración del Autor
5

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR