Remedios Eficaces Contra El Estreñimiento En El Embarazo

El estreñimiento es un trastorno muy característico y habitual del embarazo. No obstante, lo puedes combatir siguiendo una serie de prácticos consejos, como una dieta adecuada. Conoce los remedios más eficaces contra el estreñimiento en el embarazo.

remedios naturales para el estreñimiento en el embarazo

A lo largo del embarazo, debido, fundamentalmente, a factores hormonales y a la presión que el útero ejerce en el intestino, uno de los problemas que más afecta a la futura mamá es el del estreñimiento.

Causas del estreñimiento en el embarazo

La progesterona es la principal responsable de la “pereza” intestinal en el embarazo. La función fundamental de esta hormona, que se produce en grandes cantidades por la placenta a lo largo de la gestación, es inhibir las contracciones de la musculatura plana de las paredes uterinas.

Su acción relajante de las fibras musculares se extiende por el aparato digestivo y, en especial, al intestino, reduciendo, de esta manera, la eficacia de la peristalsis, o lo que es lo mismo, las contracciones involuntarias de la musculatura lisa intestinal.

peristalsis o movimientos involuntarios de la musculatura intestinal

Por este motivo, en ocasiones, el estreñimiento aparece ya durante las primeras semanas del embarazo, coincidiendo con el incremento de los niveles de progesterona en el organismo de la futura madre.

Otro de los cambios fisiológicos que contribuyen a aumentar el estreñimiento es el incremento de la capacidad del intestino para absorber agua. A lo largo del embarazo, el organismo de la mujer precisa de una cantidad de líquido mayor y, por consiguiente, retiene más de la que tienen los alimentos. Como consecuencia, las heces, drenadas de agua, se vuelven más duras, y su tránsito se ralentiza aún más.

Conforme avanza el embarazo, a las causas del estreñimiento, se suman, también, factores de tipo mecánico: el peso del útero (que comprime el aparato gastrointestinal) y la reducción de la actividad física, provocan que se ralentice todo el proceso digestivo.

Por consiguiente, no es casualidad que, con frecuencia, el estreñimiento aparezca por vez primera o bien se acentúe de forma sensible en la segunda mitad del embarazo.

Principales molestias del estreñimiento

La sensación de pesadez y la hinchazón  son las consecuencias directas más molestas del estreñimiento. Aunque no son las únicas:

El estreñimiento provoca la aparición de hemorroides, que son varices de los vasos sanguíneos del recto, y que suponen un problema muy habitual durante el embarazo: las padecen un 30% de las mujeres embarazadas. Pueden ocasionar picor y molestias leves, y también resultar muy dolorosas si están inflamadas.

Hemorroides durante el embarazo

Igualmente se deben a factores hormonales, que provocan la relajación de las paredes de los vasos sanguíneos, y a la presión del útero, que obstruye el retorno de la sangre de las venas. El estreñimiento agudiza las hemorroides puesto que las heces duras y poco hidratadas irritan la mucosa del ano a su paso por él.

Por su parte, la inflamación de las hemorroides hace que evacuar el intestino sea más difícil y molesto, y puede, por tanto, agravar el estreñimiento.

Asimismo la vaginitis y la cistitis, otros problemas bastante usuales durante el embarazo, están estrechamente relacionadas con el estreñimiento. Las heces estancadas en el intestino alteran la flora bacteriana y propician la proliferación de bacterias agresivas, que, al “viajar” hacia las vías genitales y urinarias, pueden provocar infecciones que nos den la lata cuanto menos  y, en ciertos casos, incluso implicar cierto peligro para el embarazo.

El estreñimiento durante el embarazo se manifiesta junto con acidez estomacal y el reflujo tras las comidas, fenómenos que se deben al mismo mecanismo hormonal: la acción de la progesterona, que provoca la relajación de los tejidos del aparato gastrointestinal y ralentiza el tránsito de los alimentos y la digestión.

Remedios contra el estreñimiento

Para combatir el estreñimiento, es fundamental tomar mucha agua, tanto entre las comidas como durante las mismas, con el objetivo de garantizar al organismo todos los líquidos que precisa y para conseguir ablandar las heces. Los zumos de fruta, los purés de verduras y las sopas también son muy útiles.

tomar muchos liquidos contra el estrenimiento

Además, la dieta ha de ser rica en fibra. Por tanto, es conveniente aumentar el consumo diario de verduras y frutas, pero también de cereales integrales. Los mejores para el embarazo son los que están enriquecidos con calcio y hierro.

Pero hay que decir que no todas las frutas ni verduras son buenas para combatir el estreñimiento. La manzana y la zanahoria, crudas, tienen un efecto astringente. Por esa misma razón, es conveniente evitar también el arroz.

En cambio, vía libre a las frutas y a las verduras cocidas de cualquier clase, en especial, las ciruelas y las manzanas cocidas, aunque también los higos secos.

Es importante, igualmente, fraccionar las comidas en pequeños tentempiés a lo largo del día, y también comer con calma, masticando cada mordisco de forma lenta y durante un rato, para desmenuzar bien la comida y hacer que sea más sencilla de digerir.

Evitar irse a la cama inmediatamente después de haber comido no es una ayuda en concreto contra el estreñimiento, aunque favorece la digestión y atenúa la sensación de pesadez e hinchazón.

Las bebidas que contienen fermentos lácteos y el yogur, con frecuencia considerados astringentes, son útiles en un caso así, pues ayudan a reequilibrar la flora intestinal, mejorando su funcionalidad y contrarrestando el desarrollo de bacterias agresivas.

No hay que olvidarse de practicar un poco de actividad física. En concreto, caminar con paso ligero fortalece la musculatura abdominal y favorece la peristalsis intestinal.

Fármacos y fitoterapia: no lo hagas por tu cuenta

En aquellos casos más graves de estreñimiento, cuando todas y cada una de las medidas anteriores no funcionan, está permitido el empleo de laxantes, siempre y cuando se eviten los que estimulan la peristalsis, porque irritan la mucosa intestinal, y se dé preferencia a los osmóticos, que aumentan la cantidad de agua de las heces, como por ejemplo la lactulosa.

En todo caso, al tratarse de medicamentos, en el embarazo los laxantes deben tomarse únicamente bajo prescripción médica, aún tratándose de productos de venta libre. Mientras se está embaraza, la autoadministración está siempre prohibida, también en el ámbito de la fitoterapia.

uso de la fitoterapia contra el estrenimiento

Las tisanas laxantes que se venden en las herboristerías prácticamente nunca contendrán principios activos en una concentración que pueda ser peligrosa, aunque, por seguridad, es mejor evitarlas o acudir al médico de cabecera para que nos dé su opinión.

Sin embargo, los suplementos dietéticos de salvado o bien de fermentos lácteos sí se permiten.

Pequeños trucos contra el estreñimiento

A continuación te damos algunos trucos que pueden serte útiles en caso de estreñimiento:

– Bebe un vaso de agua a temperatura ambiente o tibia por la mañana antes de desayunar. También puedes tomar una cucharadita de aceite de oliva virgen extra con el estómago vacío en cuanto te despiertes, solo o sobre una rebanada de pan.

– Deja un par de higos secos o ciruelas secas a remojo, por la noche, en una taza de agua, y cómetelos por la mañana como desayuno, tomándote también el agua donde estaban metidos. Otra alternativa a esta es comer 2 ó 3 kiwis maduros por la mañana  con el estómago vacío.

– Añade dos cucharadas pequeñas de semillas de lino sin cáscara al yogur, y acompáñalo tomando mucha agua. Asimismo puedes poner en agua 2 cucharadas de semillas de lino sin cáscara durante la noche y beberla por la mañana, también con el estómago vacío.

 

En Consejos De Vida Saludables no tenemos la facultad para recetar ni para emitir diagnóstico médico de ningún tipo, por lo que te recomendamos que ante cualquier problema acudas a tu médico.

Si te interesa leer más artículos similares a Cómo aliviar el estreñimiento durante el embarazo visita nuestra sección de Embarazo y Lactancia.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR