11 cosas que te causan hambre sin que te des cuenta

A veces es difícil saber distinguir entre sentir verdadero hambre a tener las típicas ganas de picotear sin más, y cuando acecha esa sensación, puede ser difícil alejarse de la mesa. Si consigues identificar cuándo estás realmente hambriento y no es un simple antojo, entonces serás capaz de controlar tu estado de ánimo y los niveles de energía a largo plazo.

La ansiedad por comer es uno de los grandes obstáculos que se cruzan en el camino de aquellos que pretenden bajar de peso.
cosas que te causan hambre sin que te des cuenta

Las ganas constantes de saciar el apetito suponen una ingesta excesiva de calorías que, aunque pueda parecer inofensiva, a medida que pasa el tiempo deriva en un incremento de peso importante.

A menudo, los momentos de aburrimiento pueden ser un factor desencadenante importante para picotear, especialmente a mediados de la tarde y en horas de oficina.


También podría interesarte: 5 Alimentos Saciantes Que Deberías Incluir En Tu Desayuno Para Perder Peso


Desafortunadamente, comer demasiados alimentos adicionales durante el día (cuando el cuerpo en realidad no tiene hambre) no deja de sumar y puede sabotear las metas del ejercicio físico que hayamos alcanzado durante el año y, cómo no, repercutir en nuestra salud personal.

También puede conducir a un estado de ánimo desequilibrado si el alimento elegido  tiene un alto contenido en azúcares y grasas procesadas poco saludables.

Picotear demasiado durante el día, puede disminuir tu productividad y hacer que te sientas pesado. Por eso, aquí te contamos 11 Cosas Que Te Causan Hambre Sin Que Te Des Cuenta y a saber distinguir cuándo estás realmente hambriento y necesitas comer algo, o cuando simplemente estás deseando comer porque sí.

Edulcorantes artificiales en los chicles

Según ciertos estudios,  la goma de mascar (los chicles) puede hacer que la gente coma en exceso o experimentar un apetito intensificado, incluso sin tener verdadero hambre. Los edulcorantes artificiales que se encuentran en la goma de mascar pueden hacer que la gente ansíe alimentos ricos en azúcar y grasas procesadas, como los donuts y las patatas fritas.

Picos de hambre debidos al alcohol

El alcohol puede provocar que el cuerpo anhele la comida, incluso cuando no se tiene hambre, y esto puede conducir a problemas con el control del peso y la digestión. Tenga cuidado cuando beba, y no se exceda cuando salga.

Estrés

El estrés puede activar los antojos de alimentos con alto contenido de grasas procesadas, sodio y azúcar, lo cual puede ser confundido con el hambre. Si tienes más estrés que de costumbre, trata de encontrar una salida saludable para controlarlo, en lugar de recurir a ese donuts en la oficina.

el estres produce hambre

Falta de sueño

No dormir adecuadamente afecta a los niveles de hormonas relacionadas con nuestro apetito, lo que podría repercutir en la necesidad de comer más. Estas hormonas son la leptina, la insulina y la ghrelina, y un desequilibrio de éstas puede conducir al picoteo y a comer en exceso.

Tener el periodo

Esa época del mes puede llevar a algunos antojos perjudiciales, porque las mujeres suelen sentir la necesidad imperiosa de comer todo el tiempo. No en vano los especialistas aseguran que las mujeres ingieren del orden de unas 200 a 500 calorías más por día durante el periodo.

Podemos tener antojos salados o de chocolate, y está bien dejarte llevar un poco, pero no hagas que tu período sea una excusa para comer mal. Te hará sentir peor, que te hinches más y que te deshagas de tu energía.

No tener suficientes nutrientes

Si no estás tomando suficientes nutrientes como grasas saludables, proteínas, carbohidratos complejos, tu cuerpo podría anhelar otros alimentos, precisamente para compensar esa deficiencia. La clave, sin embargo, es elegir los carbohidratos que proporcionan gran cantidad de fibra, junto con unas pocas proteínas y grasas saludables.

Sed

A menudo la sed puede ser confundida con el hambre. Antes de ir corriendo a comer algo (hablamos cuando es después de la comida o en un momento que no es habitual para tener hambre, por supuesto), piensa en cuándo fue tu último sorbo de agua, y tómate un vaso. Espera un instante antes de volver a evaluar tus niveles de hambre, y observa si se ha pasado.

la sed puede confundirse con tener hambre

Alta ingesta de azúcar

Según los expertos, si tomas demasiado azúcar y alimentos procesados altos en grasa, como productos horneados, patatas fritas, dulces, etc., tu cuerpo comenzará a echar en falta otro tipo de nutrientes y aumentará la sensación de apetito, con o sin hambre real. Estos alimentos no te llenan y sólo incrementan tus ganas de picotear más.

Depresión

Si te sientes más deprimida o triste que de costumbre, debes saber que ese bajón en el estado de ánimo y la ausencia de felicidad pueden provocar antojos. Si observas que la depresión te hace comer más, considera concertar cita con algún especialista que te pueda ayudar o intenta practicar algunas actividades divertidas que puedan dar alegría de nuevo a tu vida.

Entrenamientos

Algunas personas sobreestiman el hecho de estar  quemando calorías, y piensan que pueden comer lo que quieran porque como practican ejercicio luego las quemarán. Tales formas de pensar te pueden llevar a picotear en exceso, en lugar de parar cuando te sientes lleno.

Es lógico que necesites más calorías si eres una persona activa que si llevas una vida sedentaria, pero debes echar mano de aquellos alimentos más sanos y ser consciente de que tu apetito puede variar en función de los entrenamientos.

No tomar suficientes proteínas

No tomar suficiente vitamina B y proteínas, como las que se encuentran en la carne, por ejemplo, puede provocar antojos, que podríamos confundir con hambre real. Come más proteínas para evitar esa confusión.

comer proteinas reduce los antojos

Cuando creas tener sensación de “hambre”, recuerda: Antes de coger el tenedor analiza cómo es la sensación real de hambre y cómo te sientes tú en ese momento. ¿Puede ser un antojo en vez de hambre? ¿Estás aburrido? ¿Tienes sed?

Pararte a pensar primero en estas cosas puede darte una perspectiva diferente de lo que creías que era el hambre, y el hecho de saber identificarlas supondrá que, en unos cuantos días y sin darte cuenta, serás consciente de que tendrás mucho más control sobre tus ganas de comer.

Si quieres leer artículos similares a 11 Cosas Que Te Causan Hambre Sin Que Te Des Cuenta no dudes en visitar nuestra sección de Alimentación.

Resumen
Fecha
Contenido
11 Cosas Que Te Causan Hambre Sin Que Te Des Cuenta
Valoración del Autor
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies