¿Cuáles Son Los Mejores Alimentos Probióticos, Cómo Tomarlos y Dónde Se Encuentran?

¿Estás tomando suficientes alimentos ricos en probióticos en tu dieta? Lo más probable es que no lo estés haciendo.

Los probióticos son bacterias buenas que principalmente habitan en el intestino y son responsables de la absorción de nutrientes y dar apoyo al sistema inmunológico.

Mejores Alimentos Probioticos

Los probióticos son esenciales para tu salud digestiva, pero ¿sabías que hay cientos de beneficios para la salud en consumir alimentos ricos en probióticos de los que seguramente no seas consciente?

Los probióticos tienen la llave no sólo para una mejor salud y un sistema inmunológico más fuerte, sino también para tratar problemas digestivos, enfermedades de salud mental y trastornos neurológicos.

La investigación continúa demostrando que los beneficios de los probióticos  van mucho más allá de lo que pensábamos anteriormente.

En esta guía probiótica completa, aprenderás todo lo que necesita saber acerca de los probióticos, incluyendo los 13 probióticos principales que debes considerar añadir a tu dieta hoy mismo, los mejores alimentos probióticos, los mejores suplementos probióticos , cómo usarlos y cómo pueden beneficiarte.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son bacterias que habitan en el tracto digestivo y apoyan la capacidad del cuerpo para absorber nutrientes y combatir las infecciones.

¡Hay en realidad 10 veces más lactobacillus probióticos en el intestino que células en tu cuerpo!

Tu piel y el sistema digestivo por sí mismos albergan alrededor de 2.000 tipos diferentes de bacterias. Los probióticos han demostrado ser beneficiosos y eficaces en el apoyo a la función inmune y la digestión saludable, así como para lucir una piel hermosa.

Las bacterias buenas del intestino también son responsables de:

  • Producción de vitamina B12, butirato y vitamina K2.
  • Eliminación de bacterias malas, levaduras y hongos.
  • Creación de enzimas que destruyen las bacterias dañinas.
  • Estimulación de la secreción de IgA (inmunoglobulina A) y de las células T reguladoras (también llamadas Tregs y son linfocitos T).

Los probióticos han estado presentes en nuestros sistemas desde el momento en el que llegamos a este mundo.

Cuando un recién nacido está en el canal de nacimiento de la madre durante el parto, es cuando el bebé está expuesto a las bacterias de su madre por primera vez.

Este evento inicia una cadena de acontecimientos dentro del tracto gastrointestinal del bebé, el cual comienza a producir bacterias buenas.

Si no tienes suficientes probióticos, los efectos secundarios pueden incluir: trastornos digestivos, enfermedad autoinmune, cándida, problemas de piel y resfriados y gripes frecuentes.

Históricamente, disponíamos de un montón de probióticos en nuestra dieta alimenticia al comer alimentos frescos directamente de la tierra y fermentando nuestros alimentos para evitar que se estropearan.

Sin embargo, hoy en día debido a la refrigeración y las peligrosas prácticas agrícolas, como empapar nuestros alimentos con cloro, nuestra comida contiene pocos o ningún probiótico y la mayoría de los alimentos en la actualidad contienen antibióticos que matan a las buenas bacterias en nuestros cuerpos.

los probioticos son bacterias buenas para nuestro organismo

Mediante la adición de más alimentos probióticos en tu dieta, podrías empezar a notar los siguientes beneficios para tu salud:

    • Sistema inmunológico más fuerte
    • Mejor digestión
    • Aumento de la energía proveniente de la producción de vitamina B12
    • Mejor respiración porque los probióticos destruyen la cándida
    • Una piel más saludable, ya que los probióticos mejoran el eccema y la psoriasis
    • Reducción del resfriado y la gripe
    • Curación del síndrome del intestino impermeable y enfermedad inflamatoria intestinal
    • Pérdida de peso

¿Suena bien? Si deseas todos estos beneficios, entonces es hora de empezar a consumir estos alimentos probióticos para mejorar nuestra salud.

De hecho, debes tomar gran variedad de tipos de probióticos ya que cada uno ofrece un tipo distinto de bacterias beneficiosas para ayudar al cuerpo de diferentes maneras.

Los beneficios de los probióticos comienzan en el intestino

La primera y más olvidada razón de que nuestros tractos digestivos son críticos para nuestra salud es porque el 80% de todo el sistema inmunológico se encuentra en tu tracto digestivo. Eso es un porcentaje sorprendente.

Además del impacto en nuestro sistema inmunológico, nuestros sistemas digestivos son la segunda mayor parte de nuestro sistema neurológico. Se llama el sistema nervioso entérico y se encuentra en el intestino. ¡Por eso se llama nuestro segundo cerebro!

Muchas personas con problemas de salud, como desequilibrios tiroideos, psoriasis, fatiga crónica, autismo, dolor en las articulaciones y muchas otras enfermedades no se dan cuenta de que éstas se originan en el intestino.

Las muchas toxinas a las que estamos sometidos hoy en día disminuyen la función digestiva, afectando nuestra capacidad de utilizar nutrientes y liberarnos del colesterol, desencadenando inflamación en el cuerpo, que es la causa de muchas enfermedades crónicas.

El secreto para restaurar tu salud digestiva consiste en equilibrar las buenas y las malas bacterias de tu intestino.

Si quieres llevar una vida saludable, debes considerar consumir alimentos ricos en probióticos y suplementos diarios.

Los 7 grandes “asesinos” de los probióticos

La mayoría de las personas, incluidos los niños, necesitan un impulso probiótico debido al uso de medicamentos recetados, particularmente antibióticos, así como dietas altas en carbohidratos, el consumo de agua clorada y fluorada y alimentos convencionales, como la carne no orgánica y los productos lácteos que contienen residuos de antibióticos.

Estos productos químicos matan los probióticos de tu organismo y con el tiempo dañarán tu tracto digestivo.

los antibioticos son uno de los grandes enemigos de los probioticos

Aquí están los siete principales enemigos de los probióticos que pueden privar a tu cuerpo de obtener todos los grandes beneficios que necesita:

  • Antibióticos recetados
  • Azúcar
  • Agua del grifo
  • Alimentos OGM (organismos genéticamente modificados)
  • Granos
  • Estrés emocional
  • Productos químicos y medicamentos

Con el fin de mejorar el equilibrio de tu flora intestinal, asegúrate de evitar estos asesinos de probióticos.

Estamos expuestos a muchos de estos alimentos, toxinas y factores de estrés a diario, y si pretendes restaurar tu salud digestiva, deben ser eliminados de inmediato.

Si no se aborda este problema, tus microorganismos intestinales se desequilibran y tu sistema puede convertirse en un caldo de cultivo de bacterias dañinas, parásitos, hongos, virus y levaduras.

La única manera de solucionar esto y curar tu intestino es eliminar los productos que alimentan las bacterias malas y empezar a consumir alimentos ricos en probióticos y suplementos para que los beneficios de estos últimos puedan realizar su “magia”.

20 Beneficios de los probióticos probados por la investigación

La evidencia más fuerte de los beneficios de los probióticos incluyen, hasta la fecha:

  • Impulsar el sistema inmunológico
  • Prevención y tratamiento de infecciones del tracto urinario
  • Mejorar la función digestiva
  • Curación de condiciones inflamatorias intestinales como IBS (síndrome del intestino irritable)
  • Manejo y prevención del eczema en niños
  • Lucha contra las enfermedades transmitidas por los alimentos

beneficios de los probioticos para nuestra salud

Nuevos estudios en curso pronto pueden demostrar que los probióticos también son capaces de:

  • Reducir la gripe y los resfriados
  • Reducir el uso excesivo de antibióticos
  • Tratar los cálculos renales
  • Tratar el cólico
  • Prevenir las caries y las enfermedades de las encías
  • Tratar la colitis y la enfermedad de Crohn
  • Combatir las bacterias resistentes a los antibióticos
  • Tratar la enfermedad del hígado
  • Batalla contra el cáncer
  • Manejar el autismo
  • Reducir el colesterol
  • Lucha contra las bacterias que causa úlceras
  • Mejorar el acné
  • Perder peso

Cómo funcionan los probióticos

Tu intestino contiene bacterias beneficiosas y dañinas. Los expertos en el aparato digestivo están de acuerdo en que el equilibrio de la flora intestinal debe ser de aproximadamente 85% de bacterias buenas y 15% de bacterias malas.

Si esta proporción se desequilibra, la enfermedad se conoce como disbiosis, lo que significa que hay un desequilibrio con una presencia muy elevada de un cierto tipo de hongo, levadura o bacterias que afecta al cuerpo de una manera negativa.

Al consumir ciertos tipos de alimentos probióticos y suplementos, puede ayudar a que estas proporciones se equilibren de nuevo.

Además, es importante entender que los probióticos no son una idea nueva o una moda.

funcionamiento de los probioticos

A lo largo de la historia, las culturas han desarrollado técnicas para mantener a salvo los probióticos que se encuentran en alimentos fermentados y alimentos cultivados, que fueron inventados para la conservación de alimentos mucho antes de que existieran los frigoríficos.

De hecho, el frigorífico podría ser uno de los peores inventos para la salud digestiva, porque ahora no tenemos que cultivar o fermentar nuestros alimentos para evitar que se estropeen, por lo que perdememos esos beneficiosos y vitales probióticos.

4 Pasos para obtener más probióticos en su sistema y cosechar beneficios de probióticos

Come más alimentos ácidos

El paso número uno es consumir más alimentos ácidos. Aprovecha el poder de los alimentos ácidos y amargos como el vinagre de sidra de manzana, específicamente, y las verduras fermentadas.

Contienen algunos probióticos, pero también contienen ciertos tipos de ácidos como el ácido glucónico y el ácido acético, ácidos saludables que crean un cierto tipo de pH en el cuerpo que apoya el crecimiento de probióticos en tu organismo.

Es genial tomar algunos alimentos sanos de sabor ácido. Lo que deberías hacer es añadir una cucharada de vinagre de sidra de manzana a una bebida dos veces al día.

Así que antes del desayuno y el almuerzo o el desayuno y la cena, agrega una cucharada de vinagre de sidra de manzana en tu comida y comienza a consumir verduras más fermentadas como el chucrut y el kimchi, o beber kvas.

Tomar algunos vegetales fermentados como el chucrut varias veces a la semana en las comidas es una buena forma de aumentar los probióticos en tu cuerpo.

Consumir más alimentos ricos en probióticos

La segunda forma es simplemente comenzar a consumir más alimentos ricos en probióticos.

Los alimentos ricos en probióticos son cosas como el yogur de leche de cabra de alta calidad, el kéfir o incluso sus tipos como el kéfir de coco, pero consumir más alimentos ricos en probióticos en tu dieta es esencial para poder aumentarlos.

comer yogur aporta gran cantidad de probioticos

Comenzaría tratando de consumir una porción de alimentos ricos en probióticos al día. Puedes agregar el kéfir, uno de mis favoritos, en tu batido de la mañana, y puedes comer algún yogur probiótico orgánico durante el día.

Y una vez más, consigue algunos buenos alimentos fermentados en tu dieta – por lo menos una porción al día o más.

Alimenta los probióticos de tu organismo

El paso número tres para impulsar naturalmente los probióticos en tu organismo es comenzar a alimentar a los propios probióticos.

Así que piensa en esto: los probióticos son organismos vivos. Si van a vivir en tu cuerpo necesitan combustible, necesitan alimentarse de algo, necesitan buena tierra de cultivo. Ese suelo es fibra fermentable.

Conseguir fibra buena y de alta calidad en tu dieta puede causar que los probióticos aumenten en el cuerpo. Y el mejor tipo de fibra es la fibra soluble, conocida como fibra fermentable.

Algunos de mis alimentos favoritos con gran contenido de fibra son las semillas de chia. Los beneficios de las semillas de Chia incluyen que es una gran forma de fibra fermentable, al igual que las beneficiosas semillas de lino. Añadir chia y lino en un batido por la mañana es fantástico.

Junto con eso, las frutas y las verduras orgánicas son una gran opción. Y luego también están las nutritivas patatas dulces, que son también una buena fuente de fibra fermentable.

Tomar un suplemento probiótico de calidad

Por último, pero no menos importante, tomar un suplemento de probióticos de calidad es una gran manera de obtener más probióticos en tu cuerpo.

Hacer esto puede aumentar naturalmente los probióticos buenos en tu organismo.

13 Grandes alimentos probióticos

1. Kéfir

Al igual que el yogur, este producto lácteo fermentado es una combinación única de leche y granos fermentados de kéfir.

el kefir es una gran fuente de probioticos

El kéfir se ha consumido durante más de 3.000 años; El término kefir se originó en Rusia y Turquía y significa “sentirse bien”.

Tiene un sabor ligeramente ácido y contiene entre 10 y 34 cepas de probióticos.

El kéfir es similar al yogur, pero debido a que se fermenta con levadura y más bacterias, el producto final es más rico en probióticos.

2. Verduras cultivadas (chucrut y kimchi)

Elaborado a base de col fermentada y otras verduras, el chucrut no es muy diverso en probióticos, pero es rico en ácidos orgánicos, lo que le da sabor amargo a los alimentos y ayuda al crecimiento de las bacterias buenas.

El chucrut es muy popular en Alemania.

El Kimchi es un “primo” del chucrut y es un plato coreano de verduras cultivadas.

Ambas fórmulas fermentadas son también altas en enzimas, que pueden ayudar a la digestión.

3. Kombucha

Es una fermentación efervescente del té negro que se inicia con el uso de un SCOBY, también conocido como una colonia simbiótica de bacterias y levaduras.

La Kombucha ha estado presente en la cultura japonesa durante más de 2.000 años.

Muchas afirmaciones se han hecho acerca de la kombucha, pero sus principales beneficios para la salud incluyen apoyo digestivo, aumento de la energía y la desintoxicación del hígado.

4.  Kefir de Coco

Elaborado con la fermentación del jugo de cocos jóvenes mezclados con granos de kéfir, esta opción libre de lácteos tiene algunos de los mismos probióticos que el kéfir tradicional, pero normalmente no es tan alto en probióticos.

Sin embargo, tiene varias cepas que son beneficiosas para la salud. El kéfir de coco tiene un gran sabor, y se puede añadir un poco de stevia, agua y jugo de limón y disfrutar de esta sabrosa bebida.

5. Natto

Un plato popular en Japón que consiste en soja fermentada. El Natto contiene el extremadamente potente probiótico bacilo subtilis, que ha demostrado su eficacia para reforzar el sistema inmunológico, el apoyo a la salud cardiovascular y mejorar la digestión de la vitamina K2.

el natto es un plato japones rico en probioticos

Además, el Natto contiene una potente enzima anti-inflamatoria llamada nattokinase que ha demostrado combatir el cáncer.

6. Yogur

Posiblemente el alimento probiótico más popular es el yogur cultivado o el yogur griego hecho de la leche de vaca, de cabra o de oveja.

El yogur, en la mayoría de los casos, puede clasificarse en la parte superior de los alimentos probióticos si proviene de animales alimentados con pasto y no ha sido pasteurizado.

El problema es que hay una gran variación en la calidad de los yogures presentes en el mercado hoy en día.

Cuando se compra yogur se recomienda buscar tres cosas: en primer lugar, que se trate de leche de cabra o de oveja, en segundo lugar, que hayan sido alimentadas con pasto y en tercer lugar, que sea orgánico.

7. Kvas

Se trata de una bebida fermentada común en Europa Oriental desde tiempos antiguos.

Tradicionalmente se hizo mediante la fermentación de centeno o cebada, pero en años más recientes se ha creado utilizando remolacha junto con otros vegetales de raíz como las zanahorias.

El Kvas utiliza probióticos lactobacilos y es conocido por su energía y propiedades de limpieza del hígado y tiene un sabor amargo suave.

8. Queso crudo

La leche de cabra, la leche de oveja y los quesos blandos de vaca A2 son particularmente ricos en probióticos, incluyendo termófilos, bifidus, bulgaricus y acidophilus.

Compra siempre quesos crudos y no pasteurizados si deseas que tu cuerpo reciba cualquier probiótico.

9. Vinagre de sidra de manzana

Ideal para controlar la presión arterial, la diabetes, el colesterol e incluso la pérdida de peso.

el vinagre de sidra de manzana aporta muchos beneficios para la salud

El vinagre de sidra de manzana es una gran incorporación a tu dieta diaria que te traerá muchos beneficios – incluyendo la ingesta de probióticos.

Bebe un poco cada día o úsalo como aderezo para ensaladas.

10. Pepinillos

Estos dulces fermentados tan sabrosos son también una fuente poco reconocida de probióticos.

Elige un fabricante de alimentos que no sea una multinacional y que utilice productos orgánicos.

Si puedes encontrar un fabricante local, obtendrás algunos de los mejores probióticos para tu salud.

11. Aceitunas curadas con salmuera

Las aceitunas que se curan con salmuera son una excelente fuente de probióticos también. Al igual que sucede con los pepinillos, asegúrate de seleccionar un producto que sea orgánico en primer lugar.

A continuación, asegúrate de que las aceitunas no se hacen de un fabricante enorme. Elige una empresa más pequeña que haga publicidad de sus probióticos.

También asegúrate de que tus aceitunas no contienen benzoato de sodio.

12. Tempeh

Procedente de Indonesia, este producto de soja fermentado es otra fuente de probióticos. El Tempeh se crea agregando un abridor de tempeh a la soja.

El producto se deja entonces reposar durante un día o dos. El resultado es un producto parecido a una torta.

Puedes comer el tempeh crudo o hirviéndolo y comiéndolo con miso. También se puede utilizar como un sustituto de la carne en una comida de fritada.

El Tempeh generalmente se fríe antes de comer, pero, ten cuidado, esto puede reducir en gran medida su valor nutricional.

13. Miso

El Miso es una especia japonesa tradicional que se encuentra en muchos de sus alimentos. Si alguna vez has estado en un restaurante japonés, puede que hayas visto su sopa de miso.

comer miso tambien nos aporta probioticos saludables

Se crea fermentando soja, cebada o arroz integral con koji. El Koji es un hongo, y el proceso de fermentación toma desde unos pocos días a unos pocos años para completarse.

Cómo elegir los mejores suplementos probióticos

Es importante tener en cuenta que hay diferentes tipos de cepas de probióticos. Los beneficios experimentados con una cepa probiótica pueden ser completamente diferentes de los beneficios para la salud vistos de otra.

Ciertas cepas de probióticos apoyan la inmunidad, otros la digestión, y algunos incluso ayudan a quemar las grasas y equilibrar las hormonas.

Si deseas utilizar probióticos para ayudarte con un problema específico de salud, es vital seleccionar el probiótico correcto para la afección concreta.

O puedes considerar consumir una amplia gama de probióticos en tu alimentación para tener cubiertas varias necesidades.

Como dijimos antes, eres lo que digieres, y no hay otros compuestos en el mundo que apoyen la digestión y la asimilación de nutrientes mejor que los probióticos vivos.

Mientras que muchas empresas hoy en día producen probióticos, la mayoría de ellos son ineficaces, en el mejor de los casos.

La mayoría de los suplementos probióticos hoy en día son destruidos por el ácido del estómago antes de que lleguen a su tracto digestivo.

Al leer una etiqueta probiótica, debe revelar el género, la especie y la cepa del probiótico. El producto también debe darte las unidades de formación de colonias (UCF) en el momento de la fabricación.

Además, la mayoría de los probióticos pueden morir bajo el calor por lo que según estén en sus instalaciones también es importante.

es importante saber elegir bien los probioticos que tomamos

Hay cinco cosas específicas que debes considerar al comprar un suplemento probiótico:

Busca Marcas que sean respetables como Garden of Life, MegaFood y Axe Naturals.

Alto recuento de CFU – Compra una marca probiótica que tenga un mayor número de probióticos, de 15 mil millones a 100 mil millones.

Diversidad de cepas- Búsqueda de un suplemento probiótico que tenga 10-30 cepas diferentes.

Supervivencia – Busca cepas como bacillus coagulans, saccharomyces boulardii, bacillus subtilis, lactobacillus rhamnosus y otras cepas o fórmulas que aseguren que los probióticos lleguen al intestino y sean capaces de colonizar.

Investigación – Haz tus deberes y busca las marcas que tengan cepan que favorezcan tus necesidades específicas.

Aquí hay algunas cosas más que deberías buscar:

Observa cuánta información viene realmente en una etiqueta.

Estabilidad: Los probióticos deben mantenerse fríos para preservar su potencia. Esto se aplica a su producción, transporte, almacenamiento y venta.

Fecha: Cuanto más fresco mejor, ya que hablamos de organismos vivos.

Azúcar: El azúcar no es una buena fuente de alimento para los probióticos.

Tipo de bacterias: “cepas vivas y activas” no significa necesariamente que los tipos de bacterias que el producto tiene se hayan demostrado como beneficiosas. La cepa bacteriana debe constar de dos nombres y dos letras: el género, la especie y la cepa.

Si la etiqueta enumera dos nombres, podría ser cualquiera de los cientos de bacterias sin investigación o beneficios comprobados para la salud detrás de ellas.

Potencia: Aquí es donde se pone difícil. La mayoría de los productos probióticos no enumeran la cantidad de bacterias que contienen sus productos, y la cantidad que es efectiva depende de muchos calificadores.

Los beneficios para la salud pueden ocurrir con 50 millones de CFU para ciertas condiciones y pueden tomar hasta 1 billón CFU para otros. Cuanto más alto el número mejor.

El Food Standards Code afirma que al menos un millón de bacterias vivas por gramo son necesarias en el yogur y otras bebidas fermentadas para proporcionar los 10 mil millones de CFU necesarios para el efecto sobre la salud.

Cepas de Probióticos beneficiosas

Bifidobacterium bifidum – el probiótico más dominante en los niños y en el intestino grueso. Apoya la producción de vitaminas en el intestino, inhibe las bacterias dañinas, apoya la respuesta del sistema inmunológico y previene la diarrea.

Bifidobacterium longum – ayuda en la función hepática, reduce la inflamación, elimina el plomo y los metales pesados.

Bifidobacterium breve – ayuda a colonizar la comunidad intestinal saludable y expulsar las bacterias malas.

Bifidobacterium infantis – alivia los síntomas del SII (síndrome del intestino irritable), diarrea y estreñimiento.

Lactobacillus casei – apoya la inmunidad, inhibe el crecimiento del Helicobacter Pylori y ayuda a combatir las infecciones.

informate bien sobre las cepas de probioticos
Lactobacillus acidophilus – alivia el gas, la hinchazón, mejora la intolerancia a la lactosa. Se muestra que ayuda con una reducción del 61% en E. coli, niveles más bajos de colesterol y creación de vitamina K. También, importante en la fuerza inmune GALT (tejido linfoide asociado a las mucosas).

Lactobacillus bulgaricus – una poderosa cepa probiótica que se ha demostrado para combatir las bacterias dañinas que invaden el sistema digestivo y es lo suficientemente estable como para soportar los jugos ácidos digestivos del estómago. También neutraliza toxinas y naturalmente produce sus propios antibióticos.

Lactobacillus brevis – demostrado para sobrevivir el tracto gastrointestinal, aumentar la inmunidad celular, aumentó las células T naturales y matar la Helicobacter Pylori.

Lactobacillus rhamnosus – apoya el equilibrio bacteriano y favorece la piel sana, ayuda a combatir las infecciones del tracto urinario, las infecciones respiratorias y reduce la ansiedad al reducir las hormonas del estrés y los receptores de neurotransmisores GABA (ácido gamma amino butírico). Además, sobrevive al tracto gastrointestinal.

Bacillus subtilis – es resistente al calor. Provoca una potente respuesta inmune. Suprime el crecimiento de bacterias malas como la salmonella y otros patógenos.

Bacillus coagulans – resistente al calor y mejora la absorción de nutrientes. También se ha demostrado que reduce la inflamación y los síntomas de la artritis.

Saccharomyces boulardii – una cepa probiótica de la levadura que restaura la flora natural en el intestino grueso y delgado y mejora el crecimiento celular intestinal. Ha demostrado ser eficaz tanto en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal como en la enfermedad de Crohn. Se ha demostrado que tiene efectos anti-toxina, ser antimicrobiano y reducir la inflamación.

¿Hay efectos secundarios en los probióticos?

Los efectos secundarios de los probióticos a veces pueden incluir diarrea si tomas demasiados y demasiado rápido.

Puedes comenzar con una cantidad menor como una cucharada de kefir o una cápsula probiótica al día e ir aumentando poco a poco.

Pero en general, los efectos secundarios de los probióticos son muy leves si los comparamos con la cantidad enorme de beneficios que aportan a nuestra salud.

Conclusiones finales sobre los beneficios de los probióticos

Haz lo posible para eliminar sustancias que pueden destruir los probióticos, como el azúcar, los granos, el agua del grifo, los antibióticos y el estrés emocional de tu vida.

Consume dos porciones diarias de alimentos ricos en probióticos de la lista de los 13 mejores que te hemos mencionado para recibir beneficios de dichos probióticos.

Otra forma de obtener todos los grandes beneficios de los probióticos es tomar un suplemento que tenga al menos más de 10 cepas y con al menos 15 mil millones CFU.

¿Cuál es tu alimento probiótico favorito? ¿Ha experimentado beneficios en tu salud al tomar algún probiótico?

Fuentes:
draxe.com/probiotic-foods/
draxe.com/probiotics-benefits-foods-supplements/

Puedes encontrar artículos similares a Guía Sobre Los Mejores Alimentos Probióticos Y Sus Beneficios Para La Salud en nuestra sección de Alimentación.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies