Ansiedad en niños

La ansiedad en niños es un tema que debemos tratar con mucho cuidado y atacarla en el momento en que nos demos cuenta de que algo esta afectando a los mas pequeños de la casa.

Sin duda alguna un tema bastante interesante que te invitamos a leer.

ansiedad en niños

Todos los seres humanos experimentamos miedos en algunas ocasiones. Es algo completamente normal que debido a las circunstancias que atravesamos durante el transcurso de nuestras vidas puedan afectarnos significativamente y que nos persigan en algunas de las actividades que desarrollamos en nuestro día a día.

Sin embargo, cuando estos miedos nos imposibilitan a desarrollar nuestras rutinas, entonces ya estamos hablando de un trastorno de ansiedad, y eso ya no es para nada normal. Esto sucede cuando le damos cabida a los miedos en nuestra cabeza, y estos se apoderan de nuestros pensamientos hasta el punto de no permitirnos avanzar en nuestras actividades. Es ahí cuando ya estamos hablando de algo bastante serio que puede derivar en problemas.

Si para un adulto es difícil manejar los trastornos de ansiedad, te puedes imaginar lo complejo que puede ser para un niño padecer de este tipo de trastorno. No siempre que un niño tenga miedos quiere decir que padezca de trastorno de ansiedad. El hecho de que un bebé/niño comience a experimentar algunos miedos habla de su evolución como ser humano.

De hecho, a partir de los 6 meses el bebé responde a miedos como a la oscuridad, el encierro, a estar alejado de su mamá, entre otros. A los 8 meses refleja miedo a personas desconocidas, y así sucesivamente, ya que a medida que va creciendo demuestra su individualidad y sus propios miedos internos.


Te puede interesar también: Timidez Infantil


Cuando comienzan con la edad preescolar entonces aparecen miedos a los monstruos o a algunos animales, entre otros. El problema está cuando esos miedos interfieren con el desarrollo diario de sus actividades pues ya estaríamos hablando de trastorno de ansiedad generalizada.

Causas de la ansiedad infantil

En muchas ocasiones no existen causas aparentes para el que niño esté padeciendo de ansiedad. Sin embargo, existen algunos estudios que revelan que ciertos factores podrían afectar y generar miedos incontrolables en los niños.

Veamos algunos de ellos:

cuales son las causas de la ansiedad infantil

  • Situaciones de alto impacto emocional en la madre durante el embarazo. En ocasiones, las madres experimentan shocks emocionales en los que sufren mucho durante la etapa de gestación. Muchos padres creen que esto no afecta al feto, pero en realidad sí le afecta y mucho, porque las emociones de la madre son transmitidas al pequeño, volviéndolo un bebé inseguro al nacer. Sin embargo, es algo que puede corregirse si se detecta a tiempo.

En este caso, la madre puede hablarle al bebé desde afuera, y comentarle que todo va a estar bien, que nada le pasará y que tienen las suficientes fuerzas para enfrentar cualquier situación que se les presente. Colocarle música alegre, acariciar la barriga y que siente tu calor a través de cada caricia.

  • Experiencias traumáticas en él. Es común que si los niños experimentan situaciones traumáticas al empezar la escuela comiencen a sentir fobia escolar, ya que sienten que repetirán dicha situación constantemente, y la relacionan justamente con el hecho de asistir al colegio.
  • Herencia social. Cuando los niños crecen viendo a mamá o papá, o algún miembro cercano de la familia expresando constantemente miedos, entonces ellos imitan esta conducta porque ven como normal tenerle miedo a todo, inclusive a las personas, y por eso desarrollan una especie de fobia social en la que prefieren evitar el contacto con otras personas.

Miedos y trastornos de ansiedad en los niños

Evidentemente, durante la infancia son muchos los miedos que pueden atormentar la cabeza de un niño, sobre todo si ha sido criado bajo ese patrón. Sin embargo, para poder facilitar el tratamiento eficaz, se ha dividido la ansiedad en niños de la siguiente manera:

trastornos, miedos y fobias en niños

  • Trastorno de ansiedad por separación. Este trastorno se produce cuando el niño comienza a experimentar miedo, angustia y desesperación de que pueda existir el riesgo de separarse de sus padres. Es posible que piense que a sus padres pueda pasarles algo, que se va a quedar solo, y esa idea le está persiguiendo constantemente. Es bastante difícil de manejar, y puede llegar a imposibilitar al niño de separarse de sus padres para dormir, o hasta para bañarse por miedo a qué pueda pasar.
  • Trastorno de pánico. Al igual que en los adultos, los niños pueden sufrir de trastorno de pánico. Es un trastorno en el que sienten miedo incontrolable por muchas razones, y en ocasiones es de forma injustificada. Suelen experimentar miedos que los paralizan y que los inmovilizan. Aunque se les hable, parece que no escuchan o no perciben el entorno, sino que predomina su miedo interno. Va de la mano con los otros trastornos.
  • Trastorno de ansiedad generalizado. Muy parecido al trastorno de pánico, a diferencia de que éste  está caracterizado por más síntomas físicos dirigidos por las emociones.
  • Fobias específicas. Cuando en la infancia se desarrollan miedos específicos, y van evolucionando hasta controlar nuestros hábitos, entonces se convierten en fobias. Por ejemplo, la aracnofobia que es el miedo irracional a las arañas.
  • Trastorno obsesivo compulsivo. No es común en niños, pero cuando se presenta es bastante particular, ya que el niño se comporta de forma particular. Comienza a experimentar miedo al desorden o a las bacterias, por lo que es probable que comience rituales de aseo constantes y sistemáticos que repite durante el día, u ordena sus juguetes de una forma en particular y prefiere no usarlos para que no se desordenen.

Cómo ayudar al niño a enfrentarse a sus miedos

La mejor forma de ayudar a un niño que sufre de ansiedad es ofreciéndole mucho amor. Al hablar con él y explicarle que no hay que tener miedos, que no está solo, que no va a pasar nada malo y que sin importar las situaciones a las que se deba enfrentar, él tiene la capacidad de hacerlas frente y desarrollar así un potencial para poder luchar contra sus miedos.

como ayudar a un niño a enfrentarse y vencer sus miedos

Dependiendo de la edad esto es posible también a través de juegos. Por ejemplo, podemos darles a nuestros hijos un lápiz que representará el escudo mágico con el que podrán defenderse de aquella circunstancia a la que tanto le temen. Aunque no sea cierto, pueden hacen volar su imaginación, y como un efecto placebo comenzarán a confiar más en sí mismos. Esta es una estrategia que funciona para combatir la ansiedad en niños de primaria.

¿Cuándo se debe buscar ayuda profesional?

En el momento en el que la ansiedad se convierte en un factor de estrés para el niño ya representa un problema de salud que necesita ser tratado. Puedes identificarlo cuando deja de hacer alguna actividad por miedo. Es ahí cuando debes acudir a un psicólogo para que le ayude a canalizar su condición.


No te pierdas este artículo: Cómo Ayudar a tu Hijo a Manejar el Estrés


Visita nuestra sección sobre Educación de los Hijos para encontrar artículos similares a éste.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies