Antibióticos Sin Receta – Por Qué NO Deberías Comprarlos

Los antibióticos son medicamentos muy necesarios e indispensables para curar y prevenir muchas enfermedades.

Se utilizan para tratar infecciones bacterianas, por lo que  pueden resultar de mucha ayuda si se toman de forma adecuada. Lo que no todo el mundo sabe es que su uso es muy delicado.

Si se consumen de manera incorrecta puede traer consecuencias graves para la salud.

Sigue leyendo y te contamos los peligros de consumir antibióticos sin receta.

antibioticos sin receta medica

Irónicamente, la realidad es completamente diferente. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los antibióticos son los fármacos que más se consumen sin una receta médica.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizó una encuesta entre la población española, la cual reveló que el 36% de los medicamentos tomados de manera libre y sin prescripción de un profesional de la salud son antibióticos.

Les siguen los antiinflamatorios con un 34%, los analgésicos con 30% y por último los protectores gástricos con 23%.

Esta situación es muy delicada.

El hecho de tomar este fármaco de forma irresponsable puede acarrear consecuencias serias, tanto para el consumidor como para el resto de la población.

Los problemas que pueden causar son muchos.

Entre ellos se encuentra que su uso de forma frecuente puede aumentar las probabilidades de tener un derrame de retina y también puede dar lugar a problemas renales.

Por otra parte, y lo que es realmente preocupante, es que el mal uso de los antibióticos crea resistencia en las bacterias, eliminando todo su efecto y funcionamiento.

Justo por este motivo decimos que es una situación delicada.

Si la cantidad de antibiótico que se toma no es suficiente para matar la bacteria, o si no se termina el tratamiento, la bacteria crea una resistencia al fármaco.

¿Por qué?

Porque tienen la capacidad de modificar su código genético para sobrevivir al medicamento.

Últimamente se hace especial hincapié sobre esto en todo el mundo es porque las bacterias están mutando rápidamente y no se han creado antibióticos lo suficientemente eficaces para este nuevo tipo de infección bacteriana.

Además de todo esto, el tomar  antibióticos crea efectos secundarios en el organismo que veremos a continuación.

Por eso siempre se debe consultar a un médico antes de su consumo, y que sea éste quien prescriba la dosis necesaria para cada situación.

Efectos Secundarios de Tomar Antibióticos

  • Con el tiempo dejan de producir efectos en el organismo. Sobre todo si se les da mal uso como tomarlos para tratar infecciones por hongos (sólo sirven contra bacterias) o en caso de gripes.
  • Destruyen las bacterias buenas. Los efectos del antibiótico no sólo atacan las bacterias malas, sino también las necesarias para el organismo (las buenas). Además, recientes estudios han demostrado que los antibióticos causan una deficiencia en la asimilación del hierro y calcio.
  • Incrementan la probabilidad de padecer de otros trastornos tales como problemas de piel como ardor e irritaciones, hongos, problemas estomacales como dolores, gases (ver remedios caseros para eliminar los gases estomacales), o intolerancia a ciertos alimentos.
  • En el caso de las mujeres, la flora bacteriana vaginal se ve alterada y se producen hongos (ver candidiasis en el embarazo).
  • Interfieren en el efecto de otros medicamentos. Si se toman ambos de manera simultánea, los antibióticos pueden potenciar los efectos de los otros o anularlos.
  • Puede ocasionar obesidad en niños. Según un estudio realizado en Finlandia, el uso de antibióticos en niños menores de dos años, aumenta la probabilidad de sufrir de asma y obesidad.

Lee también: Asma Infantil


efectos secundarios de tomar antibiotico

¿Cómo Tomarlos Adecuadamente?

Cuando te los receta un especialista, las dosis estipuladas y la duración del tratamiento son los necesarios para nuestro caso en particular.

Aun así se deben seguir ciertas pautas para lograr eliminar la bacteria:

  • No tomarlos con leche. Los antibióticos no deben ser consumidos con leche o productos lácteos debido a que el calcio interfiere en los efectos. Lo recomendable es esperar dos o tres horas para ingerir alimentos que contengan leche.
  • No consumir alcohol durante su uso. La verdad es que el consumo de alcohol está contraindicado mientras se está tomando cualquier fármaco, pero en especial si son antibióticos ya que puede producir reacciones desfavorables como sudoración, vómitos y dificultad para respirar (mira el artículo sobre los beneficios de dejar el alcohol
    ).
  • Si estás tomando suplementos de calcio o de hierro debes suspenderlo para tomar antibióticos, ya que estas dos sustancias reducen el efecto del fármaco.
  • Si el tratamiento con antibióticos es muy largo, puede existir una inhibición de la vitamina k. Consulta a tu médico en caso de que sea tu caso.

Como habrás podido darte cuenta, el uso indiscriminado de los antibióticos puede tener serias repercusiones en el organismo.

La buena noticia es que se pueden evitar cumpliendo con un tratamiento recetado por un médico y que se adapte a tu caso en particular.

No es recomendable consumir fármacos que hayan sobrado de algún tratamiento anterior, y mucho menos si es de otra persona. Vela por tu salud y acude a tu médico.

Otros artículos que deberías leer:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies