Cómo ayudar a un ser querido a superar una adicción a las drogas

Tener a un familiar, amigo, o cualquier ser querido adicto a las drogas es una situación muy difícil. Muchas personas no saben cómo pueden ayudar, o si siquiera deben considerar hacerlo.

Cuando hablamos de ayudar a un ser querido que tiene adicción a las drogas siempre nos viene a la mente llevarle a un centro de desintoxicación. Y sí, es fundamental en muchos casos acudir a ellos para que la cura sea efectiva.

Sin embargo, el apoyo, consideración y guía de los seres queridos es también fundamental para que el paciente pueda superar tan difícil etapa de su vida.

¿Cómo podemos reconocer una adicción?

En primer lugar, debemos definir qué es una adicción. La adicción se trata de un comportamiento compulsivo y repetitivo de una actividad o hábito, sea cual fuera. En el caso de las drogas, se entiende como drogadicción la repetición excesiva y perjudicial del consumo de sustancias estupefacientes, sean estas legales o no.

Muchas veces la adicción puede ser difícil de reconocer, pues la persona aparenta comportarse y vivir de una manera normal. Puede continuar trabajando, estudiando o realizando sus actividades diarias. Sin embargo, sigue siendo una persona que sufre de una adicción a las drogas.

ayudar a un ser querido adicto a las drogas

Ahora bien, hay algunos comportamientos que pueden dejar ver que una persona sufre de adicción a las drogas:

Cambios de humor

Las personas adictas a las drogas pueden pasar por cambios de humor. En ocasiones puede vérseles muy felices y eufóricos, mientras que poco tiempo después pueden presentar cuadros de ira, mal humor, etc.

Por lo general, el humor positivo se presenta cuando se está consumiendo, mientras que el humor negativo se presenta en los momentos en que prescinde de la droga.

En estos casos, conforme la adicción avanza, suelen empeorarse estos cambios de humor, tendiendo sobre todo a la depresión y la ira.

Alteraciones del sueño

Muchos adictos a las drogas padecen de trastornos del sueño. En la mayoría de los casos está directamente relacionada con el consumo, es decir, en las ocasiones en las que no se consume frecuentemente se presentan problemas para dormir, insomnio, etc., mientras que cuando se consume se logra conciliar el sueño.

Esto puede convertirse en un círculo vicioso en el que el adicto consume para dormir.

Falta de memoria y concentración

El consumo de drogas puede ocasionar que el adicto olvide muchos aspectos de su vida como actividades, citas, lugares, personas y más.

Igualmente, les cuesta mucho concentrarse en una actividad; son muy dispersos.

alteraciones en el cambio de humor y el sueno de un adicto

Apatía y sedentarismo

Las personas que tienen un problema de abuso de drogas abandonan las actividades educativas o recreativas, pues dejan de tener la energía y concentración para ello.

Del mismo modo, se vuelven personas cada vez más sedentarias, negándose a salir, hacer ejercicio, etc.

Irritabilidad

Las personas con problemas de adicción a las sustancias psicotrópicas y/o estupefacientes suelen irritarse y molestarse con mucha facilidad.

Se muestran poco pacientes y recelosos ante las situaciones. Esto se acrecienta cuando se les menciona o se quiere hablar de su problema de drogas.


Te puede interesar también: Cómo superar la adicción a la comida


¿Por qué es tan complicado dejar las drogas?

Muchas personas conocen, han conocido, o ellos mismos han sido víctimas de una adicción. La adicción es una enfermedad que afecta a millones de personas alrededor del mundo, ya sea relacionada con el alcohol, las drogas, los medicamentos, el juego, y muchas otras cosas.

Para la familia, amigos y conocidos de personas con problemas de drogadicción puede ser difícil entender el por qué es tan complicado para el adicto abandonar su comportamiento compulsivo y su adicción, y buscar ayuda o tratamiento.

La razón por la que para un adicto es tan difícil el dejar de consumir drogas, es porque la drogadicción es una enfermedad que afecta el cerebro, haciéndolo emitir constantes señales de necesidad de la sustancia a la que la persona es adicta.

El cerebro es una máquina que envía señales a nuestro cuerpo para que realice diferentes actividades, movimientos, comportamientos… El cerebro regula absolutamente todas las actividades y funciones del organismo.

Sin embargo, cuando una persona toma drogas, la química de su cerebro cambia, y por consiguiente, su funcionamiento. Las drogas son capaces de cambiar, e incluso de dañar el área en el cerebro que produce sensaciones de placer, amor, alegría, etc., haciendo que esta zona sólo se estimule con el consumo de drogas.

Mientras, la droga continúa dañando el cerebro, éste enviando señales de necesidad de la droga pues no siente placer con otras cosas, y así en un círculo vicioso que afecta el cuerpo y la mente del adicto y a las emociones de sus seres queridos.

Por otro lado, también es posible que estas personas con problemas de drogas sólo tengan relaciones con otras personas que también consumen drogas, por lo que es más difícil alejarse de tal comportamiento.

por que es tan complicado abandonar las drogas

Consejos para poder ayudar a alguien que es adicto a las drogas

Pasar por una adicción a las drogas puede ser un problema muy difícil y delicado de tratar. Sin embargo, existen diferentes opciones para las personas con problemas de drogadicción. Desde el tradicional centro de desintoxicación, pasando por la terapia individual diaria para adicciones, o la terapia familiar, existen diferentes enfoques para ayudar a la persona a superar su problema.

El apoyo de familiares, amigos y seres queridos, es una motivación fundamental que ayudará al adicto a recuperarse y a no recaer en el problema.

Estos son algunos consejos muy útiles para ayudar a un ser querido a abandonar las drogas:

Busca información

Antes de emprender cualquier proyecto para ayudar al adicto, e inclusive antes de hablarle, infórmate acerca del abuso de sustancias, sus síntomas o sus consecuencias, entre otros. Además, infórmate acerca de su adicción en particular y sus consecuencias.

Habla

Ponte en contacto con la persona que sufre de adicción y háblale acerca de su problema. Escúchale sin juzgarle acerca de las causas por las que considera se encuentra en esa situación. Interactúa con sus opiniones y déjale saber que, aunque no compartes su posición, no estás allí para juzgarlo.

Crea límites

Coloca límites en tu relación y colaboración hacia el adicto. Esto le ayudará a alcanzar su meta de lograr salir de la adicción y te protegerá a ti de cualquier posible inconveniente, agresión, etc.

Cuida tu trato

Ten cuidado con el trato que le das a un adicto. Evita tener con él comportamientos que avalen o ayuden a continuar su adicción como prestarles dinero, esconderles, pagar fianzas, etc.

Esto sólo retrasará su recuperación, le evitará aprender valiosas lecciones y podría incluso ayudarlo a reincidir en el hábito de las drogas.

Mantén la calma

Ser un apoyo para un drogadicto es una labor de amor que requiere mucho trabajo. Es posible que en ocasiones el adicto sea grosero, maleducado, en inclusive ofensivo.

Esto puede resultar frustrante para quienes le ayudan a mejorar. Sin embargo, procura mantener la calma y llenarte de paciencia para comprenderle y cuando te comuniques, hazlo con calma y sin acusaciones.

Utiliza el refuerzo positivo y la motivación

La persona con problemas de drogas se encuentra pasando por un momento muy difícil y su seguridad y autoestima pueden estar muy bajas o inestables.

Siempre que puedas, procura felicitarle por los logros conseguidos, ofrécele tu respeto a sus opiniones y pensamientos y apóyale en todo aquello que le sea beneficioso a su recuperación.

Cualquier tipo de motivación que le inspire a continuar, es de gran utilidad.

consejos para ayudar a un familiar a salir de las drogas

Evita factores de riesgo

Es posible que haya conversaciones, situaciones, lugares o personas que puedan influir en el control de la adicción por parte del adicto. Es decir, evita lugares donde se beba alcohol o donde se puedan consumir drogas. Igualmente, evita amistades con dichos hábitos.

Realicen actividades

Busca actividades entretenidas o educativas que puedas practicar con tu ser querido y con lo que puedan ocupar su tiempo de ocio.

Hacer deporte, tocar un instrumento, leer un libro, entre otros, son actividades que pueden mantener ocupada la mente de una adicto en recuperación.

Observa con atención

Observa con atención cualquier tipo de señal de que tu ser querido puede estar recayendo o que está a punto de hacerlo para que puedas atacarlo a tiempo.

Además, escucha y ten en cuenta su forma de pensar y sentir. Sin embargo, no permitas que consuma todo tu tiempo, ni que se aproveche de tu atención.

Evita culparle

Ten un trato empático con el adicto. Evita decirle cosas que le hagan sentir que el problema por el que pasa es exclusivamente su culpa, y en su lugar, ofrécele consuelo y déjale saber que sufre de una enfermedad de la que puede recuperarse con ayuda y con constancia.

Ofrécele acompañamiento a sus tratamientos

Si tienes la posibilidad y la disposición, acude a alguna reunión o terapia que tenga en el centro de desintoxicación para que se sienta acompañado, apoyado, querido y comprendido.

Sé parte de su tratamiento tanto como te sea posible, sin que esto signifique que abandones tus ocupaciones y hábitos diarios.

Comprende

Es fundamental que comprendas que el proceso de dejar una drogadicción puede ser largo, frustrante, extenuante, doloroso, y muchas otras emociones, tanto negativas como positivas, que se presentan durante el camino.

Si decides acompañar a un adicto en su recuperación, asegúrate de que tendrás el tiempo de prestarle tu apoyo pues es un proceso largo que requiere de mucho apoyo y comprensión.

La drogadicción es un problema que va en aumento a nivel mundial, y cada vez más personas entran a programas de rehabilitación.

Una de las claves del éxito de estos tratamientos, además por supuesto de la voluntad del paciente, es el nivel de apoyo de los seres queridos del adicto, que saben y comprenden la responsabilidad que implica acompañar a un adicto en el proceso de desintoxicación.

Comparte con tus amigosShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies