13 Beneficios del Aceite de Pescado Más allá de la Medicina

De acuerdo con una investigación realizada en la Universidad de Harvard, la deficiencia de ácidos grasos omega-3 es oficialmente una de las 10 principales causas de muerte.

De los 12 factores dietéticos, de estilo de vida y de riesgo metabólico examinados en el estudio, la deficiencia de ácidos grasos omega-3 se clasificó como el sexto mayor asesino.

beneficios del aceite de pescado para la salud

Estas muertes se consideran evitables ya que conseguir suficientes ácidos grasos omega 3 en tu dieta puede evitar esta causa común de muerte, y el aceite de pescado beneficia su ingesta ya que es una potente fuente de este elemento.

Los beneficios del aceite de pescado incluyen disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, mientras que también ayudan a reducir los síntomas de depresión, artritis, hipertensión, dolor en las articulaciones, déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y enfermedades crónicas de la piel como eczema.

La ingesta de aceite de pescado también se ha asociado con la ayuda del cuerpo en la pérdida de peso, el embarazo, la fertilidad y el aumento de la energía. El aceite de pescado por prescripción incluso ha sido aprobado por la FDA para reducir los niveles de triglicéridos altos no saludables.

La mayoría de sus beneficios se deben a que es una de las fuentes más ricas de ácidos grasos omega-3 que hay en la naturaleza.

Aunque los beneficios de este aceite son numerosos, existen algunas afirmaciones falsas sobre cómo utilizar este increíble suplemento, pero en este artículo queremos demostrar los verdaderos beneficios del aceite de pescado desde una base científica.

¿Qué es el aceite de pescado?

Este aceite de pescado proviene de los tejidos de los pescados grasos. Las mejores fuentes son los pescados grasos de agua fría.

En lo que se refiere a su consumo, se puede obtener de los peces mismos o a través de un suplemento.

El aceite de pescado es una fuente concentrada de grasas omega-3, que también se llaman ácidos grasos ω-3 o ácidos grasos n-3.

Para ponernos más científicos, los ácidos grasos omega-3 son ácidos grasos poliinsaturados, o PUFAs. Nuestros cuerpos son capaces de fabricar la mayoría de las grasas que necesitamos, pero NO en lo que respecta a los ácidos grasos omega-3.

Cuando se trata de estas grasas esenciales, tenemos que obtenerlo a través de los alimentos o mediante suplementos.

Ver suplementos de aceite de pescado en Amazon

El aceite de pescado contiene dos muy importantes omega-3: el ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido eicosapentaenoico (EPA).

DHA y EPA a veces se llaman los omega-3 marinos porque provienen principalmente de los peces.

Algunos de los mejores pescados para comer e incorporar su valioso aceite en tu dieta incluyen el salmón capturado en el medio silvestre, el arenque, el pescado blanco, las sardinas y las anchoas.

Top 13 Beneficios del Aceite de Pescado

Estos son sólo algunos de los mejores beneficios del aceite de pescado, científicamente probados, que queremos que conozcas.

1. Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)

Muchos miembros de la comunidad médica creen que los niveles subóptimos de ácidos grasos omega-3 pueden contribuir a los síntomas de TDAH y problemas de desarrollo relacionados, así como muchos otros problemas de salud mental a lo largo de la vida.

Un estudio realizado en 2012 incluyó a niños de 6 a 12 años de edad con TDAH que estaban siendo tratados con metilfenidato y la terapia estándar de conducta durante más de seis meses.

Los padres de estos niños no informaron sobre mejoras en el comportamiento y el aprendizaje académico usando estos tratamientos estándar.

Los investigadores dieron al azar a algunos de los niños un suplemento de omega-3 y omega-6 y un placebo al resto.

el aceite de pescado mejora notablemente el comportamiento en los niños con TDAH

Encontraron “mejoras estadísticamente significativas” para el grupo al que se les había administrado omega, en las siguientes categorías: inquietud, agresividad, completar el trabajo y el rendimiento académico.

Otro estudio encontró que el aumento de la ingesta de omega-3, específicamente DHA, puede mejorar la alfabetización y el comportamiento en los niños con TDAH.

El aceite de pescado se cree que funciona a través de sus efectos sobre la función cerebral, lo cual tiene sentido cuando se considera que el 60% del cerebro está compuesto de grasas.

2. Enfermedad de Alzheimer

Desde hace varios años, la conexión entre el aceite de pescado y  la enfermedad de Alzheimer se ha estudiado con resultados satisfactorios.

Los ácidos grasos esenciales vitales para la función cerebral que se encuentran en el aceite de pescado no sólo puede disminuir el deterioro cognitivo, sino que pueden ayudar a prevenir la atrofia cerebral en los adultos mayores.

Un estudio publicado en el FASEB Journal examinó los efectos sobre la salud de 4 a 17 meses de suplementación con ácidos grasos omega-3 y antioxidantes.

Los hallazgos confirman una vez más el potencial que tiene el aceite de pescado para usarse como un arma para evitar el inicio del deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer.

Otro estudio realizado por investigadores del Hospital Rhode Island examinó la relación entre la suplementación con aceite de pescado y los indicadores de deterioro cognitivo.

Los sujetos del estudio fueron adultos mayores: 229 individuos cognitivamente normales, 397 pacientes con deterioro cognitivo leve y 193 pacientes con enfermedad de Alzheimer.

Fueron evaluados con pruebas neuropsicológicas e imágenes de resonancia magnética cerebral cada seis meses mientras tomaban suplementos de aceite de pescado.

El estudio encontró que los adultos que tomaban aceite de pescado (que aún no habían desarrollado Alzheimer y no tenían factor de riesgo genético para desarrollar Alzheimer conocido como APOE ε4) experimentaron significativamente menos deterioro cognitivo y encogimiento cerebral que los adultos que no tomaban aceite de pescado.

3. Ansiedad

La European Journal of Neuroscience publicó un estudio en 2013 mostrando que el aceite de pescado invirtió todos los cambios de comportamiento similares a la ansiedad y depresión inducidos en ratas.

Este es un estudio interesante porque enfatiza la importancia de suplementar con aceite de pescado en “períodos críticos de desarrollo del cerebro”.

Esto es exactamente por lo que recomendamos dar aceite de pescado a nuestros hijos desde el principio para ayudarles a que no desarrollen ansiedad o depresión más adelante en su vida.

4. Artritis

Un estudio de 18 meses que fue publicado en 2014 evaluó cómo el aceite de semilla de borraja – rico en GLA (ácido gamma linolénico, que es un omega 6)– y el aceite de pescado se enfrentaron entre sí en el tratamiento de pacientes con artritis reumatoide.

el aceite de pescado reduce significativamente los sintomas de la artritis

Se descubrió que los tres grupos (uno que tomaba aceite de pescado, uno que tomaba aceite de borraja y otro que tomaba una combinación de ambos) “exhibieron reducciones significativas” en la actividad de la enfermedad, y ninguna terapia superó a las otras.

Para los tres, las “respuestas clínicas significativas” fueron las mismas después de nueve meses.

Esta es una gran noticia para ambos tipos de aceite cuando se trata de pacientes con artritis, pero es importante enfatizar que los resultados fueron los mismos porque tomar demasiados suplementos es simplemente un desperdicio de dinero.

Otro estudio también demostró que los suplementos de aceite de pescado omega-3 funcionaban tan bien como los AINEs (antiinflamatorios no esteroideos) en la reducción del dolor artrítico y son una alternativa más segura que estos últimos.

5. Cáncer

Los estudios científicos han encontrado que el aceite de pescado puede ayudar a prevenir y matar a varios tipos de cáncer, incluyendo el de colon, próstata y pecho.

No sólo se ha demostrado que hace que los medicamentos convencionales contra el cáncer sean más eficaces, sino que también es una terapia autónoma eficaz en el tratamiento natural del cáncer.

Una revisión científica publicada en 2013 examinó los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 y la prevención del cáncer de próstata.

Los investigadores concluyeron que hay una gran evidencia que sugiere que los omega-3 tienen efectos antiproliferativos – lo que significa que inhiben el crecimiento de células cancerígenas – en líneas celulares de cáncer, animales y seres humanos.

Además, los “efectos directos sobre las células cancerosas” y los efectos indirectos anti-inflamatorios sobre el sistema inmunitario que combaten el cáncer probablemente contribuyen a la capacidad de los ácidos grasos omega-3 para inhibir el crecimiento tumoral.

Un grupo de la India llevó a cabo un estudio publicado en Cancer Chemotherapy and Pharmacology basado en la premisa de que “se ha preferido el aceite de pescado rico en ácidos grasos poliinsaturados n-3 a quimiosensibilizar las células tumorales a los medicamentos contra el cáncer”.

El estudio encontró que el uso de 5-fluorouracilo (5-FU) para tratar el cáncer colorrectal junto con el aceite de pescado aumentó la tasa de supervivencia en los animales tratados con carcinógenos.

Los investigadores también encontraron que el aceite de pescado mejoró la depresión hematológica, junto con la toxicidad gastrointestinal, hepática y renal causada por el 5-FU.

Una publicación científica en 2014 evaluó los resultados del estudio sobre la ingesta de omega-3 en relación con la prevención y el tratamiento del cáncer de mama, el cáncer más prevalente entre las mujeres.

Se encontró que EPA y DHA, así como ALA, pueden inhibir diferencialmente el desarrollo de tumores de mama.

Según esta evaluación, existen pruebas sólidas para apoyar el uso de omega-3 como “una intervención nutricional en el tratamiento del cáncer de mama para mejorar la terapéutica convencional, o potencialmente reducir las dosis efectivas”.

Además, un estudio de 2016 encontró que “el consumo muy alto de pescado en la edad adulta temprana a mediana edad puede estar asociado con una disminución del riesgo de cáncer de mama”.

El aceite de pescado también parece ser útil para otro tipo de cáncer experimentado por las mujeres: el cáncer de endometrio.

Un estudio científico publicado recientemente en el American Journal of Clinical Nutrition encuentra que “el consumo de omega-3 de cadena larga está asociado con una reducción del riesgo de cáncer de endometrio sólo en las mujeres de peso normal”.

6. Enfermedad Cardiovascular

Según el Instituto de Investigación Cardiovascular de Maastricht en Holanda, “Estudios epidemiológicos demuestran que reemplazar la grasa con carbohidratos puede ser incluso peor [que la dieta con alto contenido de grasa de tipo occidental] y que varios ácidos grasos poliinsaturados tienen efectos beneficiosos en lugar de perjudiciales sobre la enfermedad cardiovascular (ECV) “.

uno de los beneficios del aceite de pescado es que ayudar a prevenir y revertir una diversidad de enfermedades cardiovasculares

Esto incluye ácidos grasos de aceite de pescado con propiedades anti-inflamatorias, que pueden ayudar a prevenir y revertir una diversidad de enfermedades cardiovasculares.

Los estudios también han encontrado que los ácidos grasos omega-3 del aceite de pescado se asocian con mejores tasas de supervivencia para las víctimas de ataque al corazón.

Un estudio publicado en la revista médica Circulation encontró que las personas que tomaron una alta dosis de aceite de pescado durante 6 meses después de la aparición de un ataque al corazón en realidad mejoró el funcionamiento general de sus corazones y también redujo los biomarcadores de la inflamación sistémica.

7. Depresión

Ya hemos visto que el aceite de pescado puede ayudar con los síntomas de la depresión en ratas, pero ¿qué pasa con las personas?

Un estudio publicado en la revista Nutritional Neuroscience evaluó los efectos de la suplementación con aceite de pescado sobre concentraciones de metabolitos prefrontales en adolescentes con trastorno depresivo mayor.

Los investigadores encontraron que hubo una disminución del 40% en los síntomas del trastorno depresivo mayor, además de marcadas mejoras en el contenido de aminoácidos y nutrición en el cerebro, específicamente, la corteza prefrontal dorsolateral derecha.

8. Diabetes

Un estudio publicado en Brain Research muestra cómo puede influir el aceite de pescado en las personas con diabetes.

el aceite de pescado beneficia a los diabeticos porque reduce el riesgo de desarrollar deficit cognitivo entre otras cosas

Las investigaciones encontraron que el aceite de pescado puede ayudar a reducir el riesgo de que los diabéticos desarrollen déficit cognitivo, ya que protege las células del hipocampo de ser destruidas.

El estudio también demostró que el aceite de pescado podría ayudar a reducir el estrés oxidativo, que desempeña un papel central en el desarrollo de complicaciones de la diabetes, tanto microvasculares como cardiovasculares.

Otro estudio reciente muestra que el consumo de pescado graso puede reducir el riesgo de complicaciones de la diabetes ocular.

Las investigaciones rastrearon el consumo de mariscos de unos 3.600 hombres y mujeres diabéticos en edades comprendidas entre 55 y 80 años durante casi 5 años.

Los investigadores descubrieron que las personas que consumían regularmente 500 mg de ácido graso omega-3 cada día en sus dietas (iguales a dos porciones de pescado graso por semana) eran 48% menos propensas a desarrollar retinopatía diabética que aquellas que consumían menos.

Combinado, esto demuestra que el consumo de aceite de pescado beneficia a los diabéticos y que las fuentes de aceite de pescado deben ser incluidos como parte de un plan de dieta para diabéticos.

9. Trastornos oculares

Aún hay más buenas noticias en lo que a de aceite de pescado y salud ocular respecta, y no es sólo para los diabéticos esta vez.

Se ha demostrado que el aceite de pescado revierte los trastornos oculares relacionados con la edad.

En marzo de 2014, investigadores franceses evaluaron a 290 pacientes con degeneración macular relacionada con la edad (DMAE o DME), y descubrieron que la ingesta de pescado y marisco en la dieta era significativamente menor en pacientes con DMAE.

Debido a los altos niveles de EPA y DHA en el aceite de pescado, se concluyó que este tipo de intervención nutricional podría beneficiar especialmente a aquellos con un alto riesgo de degeneración macular neovascular relacionada con la edad.

Una mayor ingesta de grasas poliinsaturadas como las encontradas en el pescado también se han relacionado con la reducción de los niveles de cataratas corticales.

10. Función del sistema inmunológico

Un estudio en animales reveló que cuando el antioxidante astaxantina se combina con aceite de pescado, el poder de refuerzo inmunológico se multiplica.

otro de los beneficios del aceite de pescado para la salud es que ayuda a reforzar nuestro sistema inmunologico

Los investigadores creen que los resultados de este estudio son definitivamente aplicables a la salud humana. Concluyen que el estudio refuerza los efectos promotores de la salud del consumo habitual de pescado.

El salmón es un pescado que contiene naturalmente aceite de pescado y astaxantina. También recomendamos comprar un suplemento de aceite de pescado que contenga astaxantina.

11. Piel y cabello

Los beneficios para la salud del aceite de pescado pueden ser increíbles para el órgano más grande del cuerpo humano, la piel.

Esta fuente de grasas esenciales mejora la salud y belleza de la piel de varias formas.

El aceite de pescado beneficia y nutre la piel con grasas y aporta vitaminas liposolubles que la ayudan a mantener una textura suave y elástica.

También hay evidencia de que el aceite de pescado previene las arrugas y trabaja contra el proceso de envejecimiento.

La deficiencia de EPA y DHA en la dieta contribuye a diversas afecciones de la piel, como caspa, adelgazamiento del cabello, eccema y psoriasis, así como manchas de la edad y manchas de sol.

Sin los ácidos grasos esenciales, demasiada humedad abandona la piel. La verdad es que tu salud interna puede reflejarse en tu piel, y tomar aceite de pescado como un suplemento puede ser tan bueno o mejor que la aplicación de humectantes convencionales.

En un estudio, las personas que tomaban aceite de pescado equivalente a 1,8 gramos de EPA tuvieron una reducción significativa en los síntomas de eccema tras 12 semanas.

Los investigadores creen que estos efectos pueden deberse a la capacidad del aceite de pescado para reducir el leucotrieno B4, una sustancia inflamatoria que desempeña un papel importante en el eccema.

De acuerdo con la Fundación Nacional de Psoriasis, el aceite de pescado puede ayudar a prevenir o disminuir las enfermedades del corazón, que es especialmente grande para la psoriasis y enfermos de artritis psoriásica que están en un mayor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.

Cuando se trata de usar suplementos de aceite de pescado para el alivio de los síntomas de la psoriasis, los estudios se han mezclado con algunos que muestran mejoría, pero otros no muestran ningún efecto.

Si sufres de psoriasis, es posible que desees probar un suplemento de aceite de pescado, o bien sería recomendable que te asegures de tomar pescado rico en omega-3 regularmente.

para tratar las psoriasis tambien es beneficioso tomar aceite de pescado omega-3

Una de las mayores razones por las que el aceite de pescado conduce a una piel más sana es, sin duda, el hecho de que puede reducir la inflamación.

La investigación ha demostrado que los suplementos de aceite de pescado pueden incluso reducir la inflamación inducida por el sol y proporcionar alivio por las quemaduras de éste.

12. Fertilidad y Embarazo

Estudios recientes han demostrado que el consumo de aceite de pescado (o, más específicamente, los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el aceite de pescado) puede mejorar la fertilidad tanto en hombres como en mujeres.

El DHA, que es un subproducto de los ácidos grasos omega-3, juega un papel clave en la movilidad de los espermatozoides y la salud de estos en los hombres.

Los bajos niveles sanguíneos de DHA se han relacionado con la disminución de la fertilidad.

Los estudios en animales han encontrado que el DHA en los peces es vital para el cambio de espermatozoides de cabeza redondeada disfuncional a nadadores fuertes con cabeza en forma de cono llenos de proteínas.

El aceite de pescado también se ha demostrado que aumenta la fertilidad en las mujeres mediante la reducción de la inflamación, el equilibrio hormonal y la regulación de sus ciclos.

También, el aceite de pescado se ha encontrado eficaz en el tratamiento de condiciones como el síndrome de ovario poliquístico y la endometriosis, que pueden causar infertilidad.

El aceite de pescado también es muy beneficioso para las mujeres embarazadas y sus hijos. Durante el embarazo y también durante la lactancia, las necesidades de omega-3 para una mujer son aún más altas de lo habitual.

Según la American Pregnancy Association, la mayoría de las mujeres son deficientes en la EPA y especialmente en el DHA cuando comienzan el embarazo y se agotan aún más durante el mismo, ya que la placenta suministra al feto con DHA del tejido de la madre.

El Omega-3 DHA es un componente fundamental del cerebro fetal, los ojos y el sistema nervioso.

Una vez que el bebé nace, los omega-3 continúan siendo vitales para el desarrollo sano del cerebro y la función inmune.

el aceite de pescado omega-3 beneficia la fertilidad y el post parto

Los ácidos grasos omega-3 también parecen reducir la posibilidad de parto prematuro.

Este dúo de omega-3 también ayuda a normalizar el estado de ánimo y el bienestar general de la madre después del parto.

13. Pérdida de peso

Unos investigadores australianos publicaron los resultados de un estudio que examinaba los efectos del aceite de pescado sobre la pérdida de peso en combinación con la dieta y el ejercicio en el número de mayo de 2007 de American Journal of Clinical Nutrition.

Los resultados muestran que una combinación de suplementos de aceite de pescado y ejercicio regular pueden reducir la grasa corporal, mientras que también mejora el corazón y la salud metabólica.

Se comprobó que habían disminuido los triglicéridos, aumentado el colesterol HDL y mejorado el flujo sanguíneo.

En general, la adición de aceite de pescado a un programa de ejercicio actual (y un estilo de vida saludable en general) parece que puede disminuir la grasa corporal, así como el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Otro estudio pequeño hizo que todos los voluntarios consumieran la misma dieta de control y sustituyeran el aceite de pescado por las grasas visibles (cosas como mantequilla y crema).

Los voluntarios consumieron seis gramos de aceite de pescado cada día durante tres semanas.

Encontraron que la masa grasa corporal disminuyó con la ingesta de aceite de pescado.

Los investigadores concluyen que el aceite de pescado reduce la grasa corporal y estimula el uso de ácidos grasos para la producción de energía en adultos sanos.

Si te has estado preguntando, “¿Qué hace el aceite de pescado?” Esperamos que ahora tengas una mejor idea de la gran cantidad de posibles beneficios que te puede aportar.

Efectos secundarios de la deficiencia de Omega-3

Muchos de los problemas de salud encuentran su origen en tener un desequilibrio de grasas omega-3 y omega-6.

Las grasas omega-6 no son necesariamente malas para ti, pero si se consumen en grandes cantidades sin omega-3 causan inflamación, lo que conduce a una enfermedad crónica.

Hoy en día, una persona promedio tiene una proporción de 20:1 de grasas omega-6 a omega-3, cuando una relación saludable es más ideal alrededor de 2: 1.

En otros términos numéricos, la dieta típica tiende a contener de 14 a 25 veces más ácidos grasos omega-6 que los ácidos grasos omega-3.

Esto demuestra lo deficiente que suele ser nuestra dieta y por qué complementar con aceite de pescado es tan beneficioso.

La mayor causa de deficiencia de omega-3 es el consumo excesivo de alimentos ricos en ácidos grasos omega-6.

es fundamental para nuestra salud tener un buen equilibrio entre los acidos grasos omega-3 y los omega-6

El omega-6 viene de cosas como los alimentos fritos, comidas rápidas y alimentos en caja que contienen aceites vegetales como aceite de soja, aceite de canola, aceite de girasol, aceite de semilla de algodón y aceite de maíz.

Cuando consumes demasiado omega-6, puede disminuir la capacidad de tu cuerpo para metabolizar ácidos grasos omega-3 saludables.

La investigación ha demostrado que tener una proporción más baja de ácidos grasos omega-6 / omega-3 puede reducir el riesgo de muchas enfermedades crónicas comunes.

Obtener suficiente omega-3, lo que significa tener un equilibrio adecuado de omega-3 y omega-6, ha demostrado en cientos de estudios proporcionar beneficios a muchas enfermedades inflamatorias, incluyendo:

  • Trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH o ADHD por sus siglas en inglés)
  • Asma
  • Artritis
  • Enfermedades autoinmunes
  • Cáncer
  • Depresión
  • Enfermedad del corazón

También es importante saber que a pesar de que otros alimentos como la linaza y la carne de vacuno alimentada con hierba contienen grasas omega-3, esos omegas son ALA y no EPA / DHA como lo que se encuentra en el aceite de pescado.

De acuerdo con la investigación médica, hay muchos más beneficios para la salud en aceite de pescado (EPA / DHA) que el aceite de lino (ALA) para la mayoría de la gente.

También es importante tener en cuenta que los ácidos grasos omega-6 no son malos para ti.

De hecho, si tu dieta contiene demasiados ácidos grasos omega-3, tu sistema inmunológico no funcionaría muy bien. Todo se basa en el equilibrio de estos dos ácidos grasos esenciales.

Efectos secundarios, interacciones y precauciones del aceite de pescado

Si no eres capaz de obtener suficientes cantidades de aceite de pescado a través de tu dieta, los suplementos pueden ser una buena opción.

Los efectos secundarios del aceite de pescado pueden incluir eructos, mal aliento, ardor de estómago, náuseas, heces blandas, erupciones y hemorragias nasales, pero tomar un suplemento de aceite de pescado de alta calidad puede reducir la probabilidad de efectos secundarios no deseados.

También es una buena idea tomar aceite de pescado con las comidas para reducir los efectos secundarios.

Antes de tomar aceite de pescado, debes hablar con tu médico si actualmente tomas algún medicamento o tienes alguna preocupación de salud.

los efectos secundarios del aceite de pescado son minimos si se consumen suplementos de calidad

También debes hablar con tu médico antes de tomar aceite de pescado si tienes una conocida alergia al pescado o al marisco.

Si tienes un trastorno de sangrado, moretones fácilmente o tomas medicamentos anticoagulantes, debes usar suplementos de aceite de pescado con precaución adicional ya que grandes dosis de ácidos grasos omega-3 pueden aumentar el riesgo de sangrado.

Este riesgo de sangrado también se aplica a personas sin antecedentes de trastornos hemorrágicos o que estén tomando medicamentos.

Si tiene diabetes tipo 2, sólo debe usar suplementos de aceite de pescado bajo la supervisión de tu médico.

Los individuos con diabetes tipo 2 pueden experimentar aumentos en los niveles de azúcar en la sangre en ayunas mientras toman suplementos de aceite de pescado.

Una gran parte de los aceites de pescado existentes en el mercado hoy en día pueden contener residuos de mercurio y pesticidas más aceites hidrogenados.

Evitaríamos todos los aceites de pescado que no tengan antioxidantes como la astaxantina, que ayudan a estabilizar el aceite.

Siempre es recomendable buscar la astaxantina como parte de cualquier suplemento de aceite de pescado de alta calidad.

Conclusiones finales sobre los beneficios del aceite de pescado

Los ácidos grasos omega-3 son esenciales para nuestra salud, pero nuestros cuerpos no pueden fabricarlos así que debemos obtenerlos a través de la dieta.

Si la dieta no es suficiente para satisfacer nuestras necesidades, entonces un suplemento de aceite de pescado de alta calidad es la siguiente mejor opción.

Ver Suplementos de Aceite de Pescado

El mejor suplemento de aceite de pescado son siempre los fabricados bajo normas estrictas con pruebas exhaustivas de contaminantes peligrosos para la salud como el mercurio.

Los aceites de pescado se puede utilizar como prevención de problemas de salud, así como un tratamiento.

Los estudios científicos han respaldado, y continúan haciéndolo, todos los beneficios increíbles del aceite de pescado que van desde el eccema y la fertilidad a las enfermedades del corazón y muchos tipos de cáncer.

Fuente: https://draxe.com/fish-oil-benefits-health/

Puedes encontrar artículos similares a 13 Beneficios y Efectos Secundarios Del Aceite De Pescado Omega-3 en nuestra sección sobre Alimentación.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies