Calambres Musculares  

Los calambres musculares son encogimientos inesperados, una contracción involuntaria, y se presentan cuando un músculo se tensiona. Pueden causar dolor intenso y verse involucrados uno o más músculos. Muchas veces pueden causarlos el hecho de llevar una vida sedentaria.

que son y que causa los calambres musculares

Los  calambres musculares en las pantorrillas, pies y manos son los más frecuentes. Por lo general, los calambres nocturnos ocurren cuando estás acostado por la noche, durante la etapa del sueño o después del ejercicio.


También podría interesarte: Lesiones más Habituales al Practicar Deporte


Suelen durar un par de segundos o hasta minutos y son muy comunes.

Cuando pasas por una situación como esta de tener que pararte a media noche con el músculo de la pierna contraído, presentando un fuerte dolor en la zona afectada, lo primero que debes hacer es colocar en la zona contraída una compresa fría o tibia para aliviar el dolor y la sensibilidad muscular.

¿Qué Son y qué Causa los Calambres Musculares?

Identificar las causas de los calambres musculares no es tarea fácil. Generalmente ocurren cuando el músculo actúa de forma involuntaria, y probablemente se deba a la fatiga muscular o un mal movimiento de algunos nervios. Puede también estar asociado a temas de salud relacionados con insuficiencia renal(ver artículo hábitos que dañan a nuestros riñones).

Otra de las causas de tener un calambre muscular, puede relacionarse con la acumulación de ácido láctico en el músculo. También es posible asociarlas con una actividad física vigorosa a la que una persona pueda estar sometiéndose, bien sea en el trabajo, el hogar o el gimnasio.

Una última casa a la que se le puede relacionar es a que la persona presente deshidratación por consumir pocos líquidos. En la mujer cuando está embarazada es muy común por las alteraciones metabólicas.

El estiramiento o el masaje sutil sobre el músculo pueden calmar el dolor en la mayoría de estos casos.

Cualquier persona puede estar expuesta a sufrirlos, especialmente si presenta bajos niveles de calcio, así como bajos niveles de magnesio y bajos niveles de potasio.

Por contra, estudios recientes denotan que la depleción de minerales o la deshidratación tienen poca relevancia en la evolución de los espasmos musculares.

Sin embargo, una buena hidratación sí contribuye a la prevención de estos eventos musculares.

Una tesis más probable está basada en la operatividad de los músculos delgados como los gemelos antagonistas, debido a que causa la flexión plantar del pie, ayudando a que la pierna se flexione.

La mujer embarazada suele tener calambres en las piernas ya en el segundo  trimestre del embarazo, siendo más intensos y fuertes con el paso de los meses, debido al aumento del tamaño de su útero. Estos calambres pueden ocurrir tanto de día como de noche, debido a la retención de líquidos. Un masaje aliviará el dolor.

calambres musculares

Tipos de calambres

Existen distintos tipos de calambres musculares, según su origen o causas. Entre ellos tenemos los siguientes: los calambres verdaderos, que son los más comunes.

Los Tetánicos, que se originan cuando los nervios le envían una señal a un músculo para que éste se contraiga. Se denomina así por la enfermedad del Tétano (o Tétanos).

Por último, nos encontramos con los calambres Distónicos, que se producen generalmente cuando se realiza un movimiento de manera repetitiva o por causas de una contracción. Se mantiene durante un largo tiempo. Un ejemplo de este tipo de calambres es el de un escritor que se mantiene escribiendo durante muchas horas.

Síntomas de los Calambres Musculares

Con frecuencia los síntomas de los calambres musculares se exteriorizan en los músculos de las piernas, especialmente calambres en las pantorrillas y calambre en el pie. Adicionalmente del dolor imprevisto y punzante, es posible ver o sentir un bulto duro de tejido muscular debajo de la piel, por la contracción involuntaria.


También te puede interesar: Insuficiencia Venosa Crónica -Disfruta de unas Piernas Ligeras y Descansadas


Tratamiento de los calambres musculares

Un tratamiento para los calambres no existe como tal. Normalmente se suelen ir solos y rara vez son lo suficientemente graves como para necesitar atención médica. Si el dolor es muy grande se aconseja tomar antiinflamatorio o relajante muscular para precisamamente eso, relajar el músculo.

También se puede considerar a la toxina botulínica una buena opción, ya que ésta funciona como una proteína que ayuda a vencer los espasmos musculares. Sin embargo, debes consultar a un médico especialista en la materia  si piensas en ello, ya que como siempre decimos, no es recomendable auto medicarse.

Es importante saber cuándo se debe consultar a un médico. Debes hacerlo si presentas calambres nocturnos con mucha frecuencia y van en aumento con el paso del tiempo. Es posible que se deba a efectos secundarios cuando tomas un tratamiento o a enfermedades como la insuficiencia venosa o renal.

Remedios naturales para los calambres

Todos en algún momento hemos pasado por dolores musculares. Lo más recomendable es prevenirlos con una dieta alta en potasio, suplementos de sodio y de magnesio. La miel es uno de los remedios caseros para calambres en las piernas. Tomar una cucharada diaria es recomendable.

tratamiento para los calambres musculares

Además, es importante mantener una buena hidratación diaria, ingiriendo abundante agua, zumos de frutas o de vegetales, acompañado de un buen masaje para estirar en caso de sentir mucho dolor en el músculo afectado, ayudando de esa manera a aliviar el dolor considerablemente.


Lee también: Cómo Aliviar el Dolor Lumbar


Otra recomendación cuando se presenta dolor muscular es dejar de entrenar, ya que es un indicativo de exceso de fuerza y muchos ejercicios.

Masajear el músculo contraído con aceites esenciales como el romero o aplicar una pomada para aliviar el malestar hasta que pase.

La alimentación como prevención de los calambres musculares es fundamental, ya que muchas frutas nos aportan las vitaminas y nutrientes necesarios. Entre ellas tenemos la manzana, que contiene calcio, hierro, magnesio, potasio, sodio. Y el plátano, que tiene una gran cantidad de potasio, ayudando a los espasmos musculares.


También te puede interesar: Cómo Quitar Las Agujetas


¿Cómo evitar los calambres?

En algún momento de nuestras vidas padeceremos (si no lo hemos hecho ya) un doloroso calambre muscular, más conocidos como espasmos musculares. Evitarlos es tarea imposible pero sí se pueden intentar prevenir los calambres.

Primeramente con ejercicios de estiramientos y buenas posturas. La hidratación es una de las claves para su prevención.

Mantener el calor ayuda, ya que los músculos fríos son más propensos a acalambrarse. Por supuesto, una buena alimentación sana y equilibrada siempre se recomienda para este tipo de casos.

Inclínate a consumir alimentos altos en magnesio, potasio y sodio. Por otro lado, usa zapatos cómodos y disminuye el consumo de alcohol (ver beneficios de dejar el alcohol).

Puedes leer artículos similares a éste en nuestra sección sobre Cómo Llevar una Vida Sana.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies