Candidiasis en el Embarazo

La infección producida por hongos en la zona genital de la vagina durante la etapa gestacional conduce a riesgos de candidiasis en el embarazo o vaginitis candidiásica.

candidiasis en el embarazo
Es muy común en las mujeres embarazadas, más que en cualquier otro momento de su vida. Podrás percatarte de un incremento en la cantidad de flujo vaginal, blanco y con un olor extraño.

Padecer de candidiasis o una infección por hongo vaginal o vaginosis bacteriana puede tener su origen en los constantes cambios hormonales a los que está sujeta la mujer durante el embarazo o antes de su período. Un desarrollo incontrolable de hongos vaginales, que habitualmente se aloja en nuestro organismo en reducidas cantidades.

Este hongo es “vigilado” por nuestro sistema inmune, provocando una infección vaginal, que si bien no se reconoce como algo peligroso, sus síntomas sí son bastantes molestos. Sin embargo, no perjudicará tu probabilidad de quedarte embarazada o contraer problemas de fertilidad, ni ahora ni en un embarazo futuro. Es decir, que el riesgo para el bebé no es una de las consecuencias de la candidiasis durante el embarazo.


También podría interesarte: Infección Urinaria durante el Embarazo


¿Qué es la candidiasis vaginal?

La candidiasis vaginal es provocada por un hongo denominado Candida Albicans, el cual se aloja en la flora vaginal e intestinal. Es sumamente normal tener cierta cantidad de estos cuerpos en la vagina y en el estómago.

Existen ciertos motivos o causas por los que puede aparecer este hongo durante el embarazo. Los niveles altos de la hormona estrógeno provocan que la vagina produzca más glucógeno, lo cual contribuye a que los hongos vaginales candida crezcan allí.

Además, es probable contraer candidiasis vaginal si ingieres antibióticos, principalmente si son de consumo frecuente.

Síntomas de la candidiasis en el embarazo

Comentábamos hace un momento que algunos acontecimientos benefician que la candidiasis aumente de forma excesiva.

Esta situación conduce a la aparición de algunos síntomas comunes en la infección vaginal y algunos de ellos pueden desaparecer por sí solos. Dentro de estos síntomas se pueden distinguir:

sintomas de la candidiasis en el embarazo

  • Comezón en la parte íntima, y a veces hasta hinchazón.
  • Se puede observar la presencia de un flujo vaginal inodoro que frecuentemente es de color blanco, pastoso.
  • Irritación o incomodidad en el momento de tener relaciones sexuales con tu pareja.
  • Sensación de quemazón al orinar.

Tratamiento para la candidiasis en el embarazo

La palabra candidiasis es sinónimo de un conjunto de infecciones originadas por el crecimiento exagerado de un hongo denominado Cándida, que se aloja en nuestro intestino, y donde es probable que afecte a la piel, oídos, uñas, boca y genitales.

Sus síntomas son heterogéneos y van desde el cansancio, al picor, el escozor y/o la irritabilidad. También puede dar lugar a la presencia de gases, vientre inflamado, dolor de cabeza, llagas bucales y depresión.

Puede convertirse en una candidiasis crónica, por lo que es vital diagnosticar la enfermedad a tiempo y personalizar un tratamiento para ver cómo tratar la candidiasis.

El tratamiento para la candidiasis en el embarazo puede ser local, mediante el uso de lociones o supositorios vaginales, u oral, a base de antimicóticos, que deben recibir ambos miembros de la pareja, siempre bajo la receta del médico.

Si eres gestante, tu doctor te recetará el tratamiento adecuado para luchar contra esta micosis.

Para tratar la candidiasis correctamente, debes introducir la crema o supositorio dentro de tu vagina durante un periodo de siete días seguidos, preferiblemente durante las noches después de ducharte, para prevenir que se desprenda de tu vagina.


Lee también: Medicamentos Prohibidos Durante el Embarazo


Adicionalmente es recomendable untar crema antimicótica en la zona exterior de la vagina.

Muchas mujeres se preguntarán, ¿este tratamiento perjudicara a mi bebé? En absoluto. No le hace daño al niño, aunque es necesario cumplir a rajatabla y textualmente el tratamiento indicado por tu médico. De esta manera garantizaras que la infección desaparezca por completo, ya que de no tratarse sí puede afectar el embarazo.

Remedios caseros para la candidiasis en el embarazo

Existe tratamiento natural para la candidiasis en el embarazo, así como remedios caseros. Puedes optar por usar los remedios naturales, y además son fáciles de realizar.

Algunos son: utilizar jabones íntimos con un Ph neutro cuanto te duches. Lava la zona vaginal hacia el ano, nunca al revés, para prevenir contaminaciones futuras.

remedios caseros para la candidiasis en el embarazo

Es muy importante la comunicación con tu pareja. Si éste presenta una infección genital durante tu etapa gestacional, es recomendable la utilización de preservativos en el momento de contraer relaciones sexuales.

Así mismo, dentro de tu dieta diaria, ingiere con frecuencia yogures que contengan fermentos lácteos (ver artículo sobre los mejores alimentos probióticos), ya que estos ayudan a prevenir la candidiasis.

¿Afectará la candidiasis a mi bebé?

El riesgo para el bebé y las probabilidades de que la candidiasis vaginal le afecten es mínimo. Sin embargo, debes tener presente que si no realizaste el tratamiento médico indicado y llega el momento del parto manteniendo aún la infección vaginal, existe la probabilidad de que el bebé contraiga la infección.

Podría transmitirse una candidiasis bucal al bebé, que se caracteriza por exteriorizar manchas blancas en los lados de la boca, en el paladar y en ocasiones en la lengua.

No obstante, no es peligroso y su tratamiento es sencillo, pero puede afectar a la lactancia materna, por lo que durante el embarazo o la lactancia debemos tomar las precauciones necesarias.


También te puede interesar: Aumenta la Estimulación de Leche Materna o Corrige la Técnica de Lactancia


A pesar que debes mantener una rigurosa higiene íntima durante el embarazo, no es aconsejable exagerar, puesto que podríamos eliminar la flora vaginal, perturbando el pH natural de la delicada piel de la zona y conducirla a las infecciones.

Procura en lo posible descansar sin ropa interior por la noche, de esta forma se ventilará la zona genital.

Evita los baños de burbujas, los jabones y geles para lavarse que sean perfumados. También los productos en spray para la higiene femenina. Estos podrían causar irritación en las partes íntimas, por consiguiente, es preferible evitarlos, así que mantén la higiene del área genital con agua tibia y nunca utilices duchas vaginales durante el embarazo.

Si realizas ejercicios de relajación como el yoga durante el embarazo (ver artículo sobre yoga para aliviar los dolores menstruales) y estás expuesta a la sudoración, debes cambiarte inmediatamente la ropa interior tras haber realizado tu entrenamiento.

Puedes leer artículos similares a éste en nuestra sección sobre Riesgos durante el Embarazo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies