La candidiasis, una afección íntima que también afecta a los hombres

La candidiasis es una infección que afecta a la zona genital, la zona más íntima, y que la sufren especialmente las mujeres, pero también los hombres. Esta dolencia está causada por algunas variedades del hongo Cándida, especialmente la Candida albicans.

Aunque a menudo se asocia la candidiasis al sexo femenino, pues son las mujeres quienes más la sufren, los hombres tampoco se libran de poder sufrir las consecuencias de una infección de este tipo.

En cualquier caso, es indudable que la candidiasis afecta más a las mujeres, y esto se debe a que la vagina, al ser una zona húmeda, cálida y cubierta, desarrolla todas las condiciones idóneas para la proliferación de hongos. En el caso de los hombres, son los que no están circuncidados los que tienen más probabilidades de sufrir una infección de este tipo.

¿Qué ocurre cuando la candidiasis afecta al hombre?

Cuando un hombre sufre candidiasis lo que sucede es que el hongo Cándida afecta al pene y causa lo que se conoce como balanitis, la inflamación del prepucio y el glande. La candidiasis en los hombres se caracteriza por un enrojecimiento del prepucio y el pene, la aparición de erupciones rojas y blancas alrededor del pene, la sensación de ardor y picor y la aparición de una capa blanquecina en todo el área del glande y el prepucio.

la candidiasis tambien afecta a los hombres

Como en las mujeres, la candidiasis en el hombre puede provocar dolor al mantener relaciones sexuales o al orinar. La infección siempre comienza con la aparición de pequeñas vesículas que causan picor y escozor. Con el paso del tiempo, y si no se tratan estos síntomas, las vesículas acaban rompiéndose dando lugar a lesiones irritativas que pueden extenderse por las ingles y el escroto.


Te puede interesar también: Pérdida de Sensibilidad en el Pene


¿Por qué aparece esta infección en los hombres?

Las razones que explican la aparición de candidiasis son varias. Para comenzar, la Cándida es un hongo que está presente en la piel de manera natural y en pequeñas cantidades. El sistema inmunológico está encargado de controlar el crecimiento de este agente patógeno, de modo que si el sistema inmunológico se debilita, la población de Cándida puede aumentar y acabar desarrollando la infección.

Los recién nacidos son muy propensos a la candidiasis porque su sistema inmunológico aún está formándose. El uso de determinados antibióticos puede provocar también la aparición de enfermedades fúngicas y por supuesto el VIH es un factor de riesgo para la aparición de la candidiasis.

La candidiasis y las relaciones sexuales

Aunque no es una enfermedad de transmisión sexual al uso, en el caso de los hombres, esta afección sí puede ser contagiada al entrar en contacto con una vagina infectada. El pene tiene defensas propias frente a agentes patógenos, pero el contacto directo con una persona infectada eleva los niveles de este hongo y el sistema inmunológico no puede hacerles frente.

tratamiento para la candidiasis en el hombre

En mujeres ocurre algo similar, no es una enfermedad de transmisión sexual, sino que aparece porque se dan las condiciones idóneas para la proliferación del hongo. Para acabar con la infección se pueden usar tratamientos antimicóticos orales o locales, y siempre ayuda mantener una buena higiene para su prevención.


Lee también: Inhibidores de la sexualidad masculina


La dieta y la infección por candidiasis

La Cándida es un hongo presente de manera natural en la piel, como hemos comentado anteriormente, y que es controlado por el sistema inmunológico. Sin embargo, ante un incremento en la ingesta de determinados alimentos se producen las situaciones idóneas para que aparezca la infección.

La candidiasis es una proliferación descontrolada de este hongo, que encuentra en condiciones húmedas y cálidas el mejor ambiente para su desarrollo. Si en la ingesta diaria se incluyen muchos azúcares e hidratos de carbono, se potencian estas posibilidades de proliferación.

Los hombres que padecen diabetes pueden desarrollar más fácilmente infecciones por hongos debido a la alta concentración de azúcares en la orina, ya que esto crea un entorno beneficioso para el crecimiento excesivo de la Cándida, una levadura.

Entre otras causas y factores de riesgo que pueden favorecer el desarrollo de la candidiasis se encuentra el de no tener el pene circuncidado, pues se genera una zona cubierta, cálida y húmeda, y también lavar la zona genital en exceso con jabones y sustancias agresivas, pues esto daña a flora bacteriana protectora de la piel.

Comparte con tus amigosShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies