Cómo Esterilizar Biberones Fácilmente

Los bebés son seres delicados, que durante su primer año de vida están muy expuestos a contraer enfermedades. Por eso esterilizar sus biberones es importante, ya que de no hacerlo podrían contraer algún malestar o enfermedad.

Es importante que durante el tiempo que tu bebé utilice biberones te acostumbres a esterilizarlos. Afortunadamente, hacerlo es muy sencillo, sin importar si tienes o no equipos especializados para ello.

como esterilizar biberones

Hoy queremos mostrarte paso a paso las maneras que existen para esterilizar los biberones de tu bebé y así estar más tranquila cuando veas a tu pequeño disfrutar de su botella.


Lee también: Cuidados del Cordón Umbilical


¿Por qué esterilizar el biberón?

Durante sus primeros años de vida, los bebés están formando sus defensas y su sistema digestivo. Esto significa que aún no cuentan con todas las herramientas naturales para defenderse de virus, infecciones y enfermedades. Por ello, son más propensos a contraerlas que los adultos.

Al esterilizar los biberones de tu bebé puedes eliminar de éste cualquier virus o bacteria que tenga, lo que prevendrá que tu bebé pueda enfermar por el uso de un biberón contaminado.

el motivo de esterilizar biberones es evitar que nuestro hijo contraiga infecciones

¿Qué hacer antes de esterilizar los biberones?

Esterilizar los biberones es un paso importante en la salud de tu bebé. Pero antes de esterilizarlos, sigue los siguientes pasos:

  1. Lava muy bien tus manos, preferiblemente con agua tibia y jabón. Enjuágalas bien y déjalas secar al aire, no las seques con un paño o toalla.
  2. Lava los biberones y tetinas con agua tibia, jabón y un pequeño cepillo para retirar cualquier residuo o sucio que esté adherido a ellos.

Una vez seguidos estos pasos, estás lista para esterilizar las botellas y tetinas de tu bebé.


Te puede interesar también: Cómo Limpiar los Oídos a un Bebé


¿Cómo esterilizar biberones y hasta cuándo hacerlo?

Una vez que has preparado los elementos que vas a esterilizar, puedes comenzar el proceso de esterilizado. Para ello, tienes dos diferentes métodos que puedes usar:

Esterilización en frío

Este es el método menos utilizado pero igualmente extendido. Consiste en sumergir los biberones y tetinas de tu bebé en agua fría con desinfectantes y otras sustancias que se disuelven y son inocuas para el bebé. Se dejan sumergidos en el agua durante al menos 30 minutos y hasta 60 minutos. Se dejan secar al aire.

esterilizar biberones en frio


También te podría interesar: Consejos para Quitar el Chupete a tu Bebé


Esterilización en calor

Es el método más difundido y se basa en la eliminación de bacterias por medio del calor, que debe ser de unos 90 grados centígrados para eliminar las bacterias. A su vez este método puede hacerse de varias formas:

Esterilizar con una olla

Para este proceso coloca en una olla los biberones, las tetinas y todo aquello que desees esterilizar. Vierte agua en la olla hasta que cubra los biberones y coloca en la vitrocerámica o placa de la cocina. Una vez que el agua de la olla comience a hervir, deja los utensilios entre 20 y 30 minutos para que se de el proceso. Retira del agua con las manos muy limpias.


Te podría interesar también: Remedios Caseros para Eliminar Cólicos en Bebés


Esterilizar con el microondas

Pueden encontrarse hoy en día artefactos diseñados para facilitar los procesos de higiene de los utensilios de tu bebé. El esterilizador de microondas se utiliza colocando todas las piezas a esterilizar dentro de él, posteriormente se le coloca agua y se cierra. Se introduce dentro del microondas por entre cinco y diez minutos y se retiran listos para usar.

Esterilizar con un dispositivo eléctrico

Estos son aparatos completos que incluyen una cesta y un contenedor para colocar los biberones y el agua. Por lo general tienen una tapa y sólo tienen que conectarse y encenderse para que hagan todo el trabajo solos. En cuestión de minutos se tienen biberones limpios y sanos.

En relación a la pregunta, ¿hasta cuándo esterilizar los biberones?, el consejo más ampliamente recomendado es hacerlo hasta que el niño tenga 6 meses, que es cuando comienza a meterse cosas en la boca, porque ya comienza a consumir alimentos sólidos que no están esterilizados y comienza a construir sus propias defensas.

Existen, sin embargo, padres que dejan esta práctica alrededor de los 3 meses de edad. Pregunta a tu pediatra si tienes dudas al respecto.

Otros artículos que deberías leer:

Comparte con tus amigosShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies