Cómo evitar que mi hijo se chupe el dedo

La mayoría de padres se pregunta cómo puede evitar que su hijo se chupe el dedo o cómo lograr que deje, de una vez por todas, ese incómodo hábito.

Chuparse el dedo es un hábito que cogen los niños para autosatisfacerse y evitar el aburrimiento o dejarse vencer por el sueño.

como evitar que mi hijo se chupe el dedo

Aunque muchos padres lo ven como algo “normal”, para la Sociedad Española de Odontopediatría (SEOP), no lo es.

La SEOP considera que chuparse el dedo es peor hábito que tener un chupete en la boca, ya que el dedo se convierte en un elemento que está en contacto frecuente con agentes contaminantes.

De acuerdo a algunos estudios realizados, el 13% de los niños entre 3 y 5 años, aún se chupan el dedo.

Por otro lado y aún más importante, de acuerdo a lo expresado por los odontólogos, el hábito de chuparse el dedo es un problema de comportamiento que debe ser corregido, y es por ello que debe tratarse como tal.

A continuación te explicaremos un poco más sobre esta costumbre para que puedas ayudar a tu pequeño a dejar de chuparse el dedo.

Pasos para evitar que los niños se chupen el dedo

A los niños no les gusta estar aburridos y por eso necesitan sentir que están entretenidos el mayor tiempo posible.

Cuando eso no ocurre, terminan por adoptar hábitos como estos.

Los expertos en el área recomiendan eliminar esa costumbre en los pequeños lo más pronto posible, ya que al contrario de lo que sucede con un chupete, que se lo pueden quitar y tirarlo, con el dedo no pasa lo mismo.


También te puede interesar: Consejos para Quitar el Chupete a un Bebé


Es aquí cuando la intervención de los padres se hace casi obligatoria. La edad perfecta para erradicarlo es entre los 3 y 4 años de edad.

Chuparse el dedo puede ocasionar problemas graves en los pequeños, como dificultades fonéticas futuras, mal alineamiento de los dientes, trastornos emocionales y alteraciones en los dedos.

Para evitar que se siga chupando el dedo hay que seguir los siguientes pasos:

Identificar las causas

El primer paso es tratar de descubrir por qué el niño se chupa el dedo y qué circunstancias le llevan a meterse el dedo en la boca.

es muy importante identificar las causas por las cuales nuestro hijo se chupa el dedo

Lograr descubrir esto es muy importante para evitar que lo siga haciendo.

Entre las situaciones más habituales para que se lleven el dedo a la boca se encuentran las siguientes:

  • Para dormirse. Es una de las primeras razones por las que, de forma automática, el niño empieza con la succión digital. Para evitar esta situación, lo recomendable es darle otro objeto al pequeño para que pueda conciliar el sueño. En estos casos, los objetos usados comúnmente son los peluches o sus muñecos favoritos.
  • Para calmarse. Muchos niños tienden a ser nerviosos o a pasar por episodios de nerviosismo, aunque no sepan identificarlo como tal. En estos casos, los padres deben buscar vías alternas que permitan calmar a su hijo. Generalmente con una caricia o con hablar dulcemente con ellos sobre lo que le pasa, es suficiente.
  • Porque está aburrido. Como un acto de reflejo, los niños tienden a chuparse el dedo. En estos casos, lo recomendable es lograr que se distraiga, ya sea inventando algún juego, u ofreciéndoles participar en una actividad donde deba mantener las manos ocupadas. De esta manera, no pensará en chuparse el dedo.

Quizás también te interese: Consejos para Ayudar a tu Hijo a Manejar el Estrés


Modificar la conducta

El siguiente paso es tratar de modificar la conducta aprendida.

Cuando esto ocurre, se recomienda llevar al niño al odontopediatra para que le explique de una forma sencilla y amena la importancia que tiene dejarse de chupar el dedo.

Cuando el niño comienza a cambiar el hábito no hay que ridiculizarlo, sino que es muy importante que reciban todo el apoyo por parte de sus padres.


Puede interesarte también: Errores que suelen Cometer los Padres Primerizos


Una de las técnicas más efectivas para que puedan cambiar la conducta sin tanto problema es hacer uso de los refuerzos positivos, es decir, premiarlo de forma adecuada cuando hace las cosas bien.

Para hacerlo, puedes hacer uso de una pizarra donde el niño acumule cierta cantidad de puntos que conseguirá cada vez que se porte bien.

Esto representará un estímulo positivo muy importante para que deje de chuparse el dedo.

Recurrir al uso de remedios caseros para que deje de chuparse el dedo

Además de hacer uso del refuerzo positivo, es importante combinarlo con el uso de los remedios caseros para recordarle al niño que chuparse el dedo no es nada bueno ni agradable para él.

ponerles guantes puede ser un buen remedio casero para que dejen de chuparse el dedo

Entre los remedios caseros más utilizados, se encuentran los siguientes:

  • Colocar una tira o un trozo de trapo en el dedo que se chupa. Al mismo tiempo hay que indicarle de alguna manera que no es bueno que siga haciéndolo.
  • Mojar el dedo en un poquito de zumo de limón o vinagre. Seguramente, al intentar metérselo en la boca, no le quedarán ganas de seguir haciéndolo.
  • Untar el dedo en un poquito de esmalte amargo. Este tipo de esmalte puede conseguirse en la farmacia, y no es recomendable usarlo en menores de 30 meses, aunque es muy eficaz.
  • Tapar el pulgar con un guante. Una forma sencilla y divertida al mismo tiempo de hacerle saber que no debe chuparse el dedo es tapándoselo. También se puede reforzar la idea contándole una pequeña historia donde un niño que está creciendo ha decidido dejar de chuparse el dedo.

A pesar de que no existen fórmulas mágicas o instrucciones claras sobre cómo evitar que un hijo se chupe el dedo, con los pasos que te acabamos de mencionar tendrás la posibilidad de lograrlo y ayudarás a que se deshaga de ese mal hábito.


Lee también: Tics Nerviosos en los Niños


Recuerda ir paso a paso para obtener mejores resultados en poco tiempo y sobre todo tener paciencia para que pueda hacerlo por sí mismo.

No olvides dejar los reproches y comparaciones con otros niños de lado, ya que cada uno es diferente, y el tiempo de respuesta para dejar de chuparse el dedo también lo es.

No esperes más y comienza desde hoy mismo.

En nuestra sección Hijos puedes encontrar más artículos como este.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies