9 Consejos Para Evitar Los Celos Del Hermano Al Llegar El Recién Nacido A Casa

Es uno de los mayores temores de las parejas cuando llega el segundo embarazo: ¿Qué va a pasar con el mayor? ¿De qué forma va a recibir al nuevo bebé? ¿Va a tener celos? ¿Nos lo va a echar en cara?

Esos miedos son normales, como lo es el temor de no disponer de tiempo suficiente para el mayor y el de no ser capaz de querer al segundo como al primero.
Consejos Para Evitar Los Celos Del Hermano Al Llegar El Recién Nacido A Casa

El caso es que ya está hecho: el embarazo sigue adelante y si todo va bien va a nacer un segundo bebé que estará en casa viviendo con vosotros, por lo que tal vez os sirvan estos 9 consejos para evitar los celos del hermano mayor al llegar el recién nacido a casa.

El consejo principal: criarlo para que sea feliz

La realidad es que el primero de los consejos no es uno que se realice desde el instante en que se sabe que mamá está esperando el segundo bebé, sino más bien uno que comienza desde el día en que nace el mayor: criarlo con el propósito de que sea feliz, es decir, dotarle de libertad para poder ser él mismo y trasmitirle unos valores para que pueda desenvolverse en la sociedad en la que vivimos.

Supongamos que todo radica en pasar tiempo con él y que ese tiempo sea de padre y madre, es decir, que estemos ahí para ellos: que seamos un ejemplo para ellos, su guía, que le preguntemos cómo ha ido su día, le contemos cómo ha ido el nuestro, que nos comuniquemos,  que conozca nuestros problemas e inquietudes, que nos hable de las suyas, etc.

criar al niño para que sea feliz

Cuando sucede todo esto, cuando lloramos, reímos, jugamos juntos, muchos pequeños se sienten importantes y queridos en la familia (como uno más), y al llegar un hermano no tiene inconvenientes en recibirlo de la misma manera, como a uno más.

Pero en ocasiones pasa, pese a todo

Pero todo esto es la teoría, y aunque generalmente es así, no siempre pasa de esa manera pues no todos los hermanos mayores tienen la misma edad ni se encuentran en el mismo instante vital.

Algunos de ellos acaban de empezar en la escuela infantil o en el colegio y ya pasan por ciertos cambios complicados; otros se han separado por vez primera de mamá a lo largo de unos cuantos días, por el parto, y se sienten raros, en una rutina que desconocen; y algunos otros no tienen ni dos añitos, o bien tienen poco más de esa edad y no saben racionalizar lo que significa la llegada de un nuevo bebé a la familia, por citar algunos ejemplos.

De ahí que estos consejos pueden ser útiles para orientar en cierta manera a los futuros papás de un segundo bebé:

1. Que vaya a visitar al nuevo bebé

Si el bebé ha nacido en el hospital, que vaya allí a conocer al nuevo bebé y a ver a su mamá.

Allí podrá estar nuevamente con ella (si es con quien tiene más afinidad, que es lo común), y la madre también puede estar con él, aunque tenga al nuevo bebé en brazos o dándole el pecho.

El mayor podrá preguntarla cosas, la madre hablará con él, explicándole cómo ha sido el nacimiento del bebé, explicándole lo mucho que van a jugar juntos cuando el bebé sea más mayor, etcétera.

hablar con el hijo mayor para explicarle el nuevo nacimiento

2. Que mamá le lleve un regalo al mayor cuando vuelva a casa

En verdad el mejor regalo para el mayor es que mamá vuelva a casa y que todo vuelva un poco a la normalidad, a pesar de que realmente todo será muy diferente.

Es por eso que puede ser una gran idea que la mamá le lleve algún regalito especial para festejar su vuelta a casa, que puede ser algún cuento o juguete con el que puedan disfrutar juntos.

Asimismo puede ir bien que, si el mayor lo desea, haga algún regalo a mamá y al bebé para celebrar que ya están en casa.

3. Buscar un instante para estar con él

Aunque sea complicado encontrarlo, intentar encontrar un ratito cada día para estar a solas con él.

Tanto la madre como el padre deberían tener tiempo para poder disfrutar de sus 2 hijos de forma exclusiva, si bien ahora manda sobre todo el bebé (por sus continuos cuidados).

Entonces, lo que se puede hacer es disfrutar del mayor en presencia del bebé (para el hermano mayor es muy revelador percatarse de que, aún cuando mamá está con el hermanito pequeño, puede seguir contándole historias, leer cuentos y jugar con él).

4. Que igualmente se hable de él

La gente va a venir a conocer al nuevo miembro de la familia, y le van a hacer fotografías y se van a hacer fotografías con él. Esto no debería suponer un aislamiento para el mayor, que habría de ser incluido igualmente en todas estas situaciones: que la gente se dirija también al mayor, que se fotografíen con él y con el bebé, etcétera.

5. Que también se le regale alguna cosa a él

llevarle algun regalo tambien a el

Si las visitas traen algún regalo para el bebé, algún detalle para festejar su nacimiento, estaría bien que trajesen algún detalle también para el hermano mayor.

Por si las moscas, los papás pueden tener preparadas ciertas cosas (si viene alguien sin regalo para el mayor) por si acaso toca hacer algún “rescate”.

Tampoco es preciso que haya regalo en todas y cada una de las visitas si el hermano lo lleva bien, aunque puede ser un recurso útil si observa que a todos les parece genial regalarle cosas al nuevo bebé y con él no se tiene exactamente la misma deferencia.

6. Que otros adultos pasen tiempo junto a él

Que el padre establezca un vínculo sólido con el mayor puede ser de enorme ayuda para cuando llegue el bebé.

Pero que también lo haga otro familiar, como alguna abuela o abuelo, que pueda llevarse al pequeño al parque, a jugar, al cine, a merendar fuera, y que en esos días difíciles en que mamá apenas puede estar por él, vea que no es porque nadie quiera, sino porque no es posible.

Y puesto que mamá lo tiene complicado, procurará buscar un hueco en otro instante, pero mientras puede disfrutar con otras personas también.

7. Hablarle con claridad si se siente preocupado

Puede haber instantes en los que de veras se sienta preocupado y perdido, y que se queje, llore y tenga alguna que otra pataleta.

Es algo completamente normal, y será un momento perfecto, cuando esté más calmado, para charlar de todo lo que le pasa.

Explicarle que le comprendemos perfectamente, que sabemos muy bien cómo se siente, y que para nada hemos dejado de quererle ni muchísimo menos.

hablar francamente con tu hijo si esta preocupado

Decirle que vamos a buscar muchos momentos para pasarlos junto a él y divertirnos como siempre, que a muchos niños les pasa lo mismo (que hay días en que se notan raros, como si estuvieran fuera de lugar) y que lo mejor es que cuando el bebé sea más grande, jugarán un montón, pero que ahora hay que cuidarle muchísimo porque es muy chiquitín.

8. Enseñarle fotografías de cuando él era pequeño

Para explicarle bien las necesidades del bebé puede ir realmente bien explicarle algún cuento relacionado con los cuidados que requieren los niños cuando son tan chiquitines, y recurrir a las fotografías que tenemos con él cuando era un bebé.

Que se vea a sí mismo pequeñín, en el suelo, cogido en brazos, mamando y que comprenda de esta manera por qué razón su hermano precisa tanto tiempo de papá y mamá.

De este modo entenderá que no es cuestión de reemplazarle por el otro, sino de que todos los niños alguna vez son bebés y sus papás deben cuidarles porque no saben hacer prácticamente nada.

9. ¿Y si llama mucho la atención?

Puede pasar que, pese a todo, veamos que nos llama mucho la atención. Y esto lo puede hacer por las buenas, pero también por las malas.

Cuando decimos por las malas nos referimos a que se enfade, nos grite, que todo le parezca mal, que tire cosas,  y no nos haga caso.

Realmente no es maldad; realmente no lo hace para dañarnos. Es simplemente su forma de expresarnos que no está nada conforme con lo que vive y que tenemos que demostrarle otra vez que le queremos. Se trata de una prueba de amor en toda regla.

El problema de esto es que sus exigencias para que le probemos nuestro amor pueden ser desmedidas. Tan exageradas que de tratar de cumplirlas podemos dejar desatendido al bebé, o bien podemos llegar a tener que hacer cosas que nos incomoden o nos haga sentir absolutamente manejados.

Es como si de pronto fuera él quien dicta lo que hay que hacer en casa y en qué momento.

Ahí debemos trabajar nuestras demostraciones de amor poquito a poco, pues en una relación de cariño no puede ser que una de las partes deba demostrarlo sintiéndose mal u obligada a hacerlo: no puede ser que el padre o la madre se sientan mal por el hecho de complacer a su hijo, que lleguen a sentirse culpables por haber traído un segundo hijo al mundo y acepten el castigo del hermano mayor.

tomar las riendas cuando tienen rabietas

Debemos tomar las riendas en tal situación y decirle que deseamos estar con él, que le queremos muchísimo, y que vamos a pasar tiempo con él, pero cuando sea posible.

No podemos dejar llorando al bebé para atender sus ganas de jugar, pero sí podemos atender al bebé en ese momento que lo necesite y jugar con él cuando el bebé se haya calmado.

Poquito a poco debe ver que sí le queremos, que sí tenemos tiempo para estar con él, pero que nosotros somos quienes decidimos qué momento es bueno para hacerlo.

Se trata de buscar un equilibrio entre las necesidades de todos los componentes de la familia, es una enseñanza para la convivencia, es demostrarle que comprendemos sus necesidades, pero que no siempre pueden satisfacerse cuando él quiera, si con ello las otras personas están sufriendo.

Es como decirle: No es que jugar contigo me parezca poco importante, es que ahora debo hacer otras cosas y no podré ni jugar a gusto contigo… quiero que los dos lo pasemos bien y estemos juntos, así que busquemos un momento más tarde para hacerlo. Y esto papá puede hacerlo también: Como mamá está con el bebé, ¿jugamos los dos?  ¿qué podemos hacer?.

A todo esto sumarle los verdaderos ingredientes estrella: sentido común y mucha paciencia.

¿Quieres leer artículos parecidos a 9 Consejos Para Evitar Los Celos Del Hermano Al Llegar El Recién Nacido A Casa? Echa un vistazo a nuestra sección de Hijos

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies