Consejos para Vencer la Adicción al Azúcar

Bollería industrial, lácteos, mermeladas, cereales, bebidas energéticas, refrescos y un largo etcétera. Todos ellos son alimentos que consumimos día a día y que tienen una gran cantidad de calorías y de azúcares añadidos.

La industria alimentaria sabe el placer que nos proporciona consumir azúcar y por eso lo incluye en todos sus productos para elevar su sabor.

El problema viene cuando compramos esos alimentos día tras día porque ¿sabes lo que sucede? Efectivamente, nos genera adicción al azúcar.

Enfermedades como diabetes, colesterol elevado, obesidad (ver artículo sobre la obesidad mórbida) y sobrepeso se están convirtiendo en una pandemia en este mundo moderno. Sus causas se deben principalmente al consumo de alimentos procesados que contienen azúcares añadidos y conservantes para mejorar el sabor original y que reducen sustancialmente su valor nutritivo.

una persona comiendo azucar compulsivamente y otra atada a un donut

¿Por qué Somos Adictos al Azúcar?

Los alimentos azucarados son lo que contienen mayor cantidad de sustancia adictiva. También son los más ricos, y nuestro cerebro reclama ese premio.

Cuando comemos dulce (azúcar), se activan lo que se denominan señales de recompensa del cerebro, fruto de las dopaminas.

¿Y esto qué significa?

Que nuestro cerebro, cuando come dulces, envía señales a otras partes de nuestro cuerpo “diciendo”: este alimento nos da placer.

Todo esto se graba en nuestro organismo. Y cuando comemos azúcar de nuevo, nuestro cuerpo reconoce esa sensación de placer y lo amplía. De ahí surge, con el paso del tiempo, la adicción al azúcar.


Lee también: Por qué el azúcar es malo para tu piel y tu cuerpo


La sociedad nos exige cada día un esfuerzo mayor, en los estudios, relaciones sociales, trabajo y contamos a la vuelta de la esquina con una recompensa rápida y deliciosa en la comida basura que nos satisface y llena las expectativas.

La adicción al azúcar comienza también allí.

secretos de por que somos adictos al azucar

Nuestro organismo está diseñado para consumir azúcar y convertirlo en energía. El problema viene cuando lo consumimos en exceso.

El cerebro quiere mantener el placer que le proporciona tomar azúcar y es cuando entramos en adicción al dulce.


Lee también: Alimentos Buenos para el Cerebro


En los países desarrollados es una de las principales causas de enfermedades degenerativas. La adicción comienza desde la niñez y ya cuando llegamos a la edad adulta es cuando tomamos conciencia del daño que nos ocasiona.

Diversos estudios demuestran que el azúcar puede ser tan o más adictivo que la cocaína. Altera significativamente los estados de ánimo, activa en el cerebro la recompensa y los estados de placer.

El azúcar refinado forma parte de nuestra despensa. Lo consumimos a diario y, por lo general, no tomamos en serio las graves consecuencias que afectan de manera significativa nuestra salud.

El adicto al azúcar puede que no sea consciente de su estado y de hecho es lo que suele pasar casi siempre. Puede atribuirlo a la preferencia del paladar por el dulce en vez del salado sin que ello implique motivo de preocupación o cambio de hábito.

Vamos a revisar en este artículo que el dulce, en contradicción a su significado, nos puede hacer la vida más amarga si no tomamos en serio su consumo equilibrado.

Causas de la Adicción al Azúcar

Consumir el azúcar presente en las frutas y verduras permite que la glucosa viaje a la sangre acompañada de fibra que la regula y permite que se diluya más lentamente manteniendo los niveles estables.

Este es el estado ideal del azúcar en sangre, permitiendo que mantengamos energía de calidad durante más tiempo.

Cuando consumimos azúcar refinado, ésta viaja solo y más rápido, lo que ocasiona una subida inesperada de glucosa en la sangre. El organismo responde a esa “agresión” con una carga de insulina mayor para bajar drásticamente ese nivel, por lo que en menos tiempo necesitaremos una nueva carga de azúcar para mantener los niveles de energía requeridos.

Este esfuerzo adicional y repetitivo le resta a nuestro organismo vida útil, lo agota y deprime con rapidez. Es como si todos los días corrieras una maratón.

cuatro puntos que explican la adiccion al azucar

La bajada de azúcar nos produce mareos, debilidad y nos despierta el apetito, ansiando comer de nuevo alimentos dulces.

Este círculo vicioso nos lleva en poco tiempo a la adicción al azúcar y por consiguiente sometemos al organismo a generar insulina, siendo nuestro páncreas quien paga las consecuencias.

Los cambios hormonales pueden bajar los niveles de serotonina. Estos bajones nos hacen estar de mal humor, caer en depresión y a comer algo con sabor dulce para recuperar el nivel de alegría.

Si vivimos inmerso en ocupaciones diarias que no nos permiten dedicar tiempo para la preparación de alimentos frescos, o no tenemos alternativas de comidas sanas, lo primero que hacemos es calmar el hambre con comida rápida, que no nos alimenta y nos conduce a este tipo de adicciones.

En los jóvenes la ingesta de azúcar es aún más alarmante. El entorno muchas veces los lleva a consumir lo más fácil, rápido y por supuesto delicioso, características principales de las comidas rápidas saturadas de edulcorantes y conservantes.

¿Cómo Saber si Soy Adicto/a al Azúcar?

La adicción es un proceso neurológico que nos lleva actuar dentro de un círculo vicioso buscando constantemente una recompensa que reclama el cerebro.

Si constantemente sientes antojos por algo dulce, principalmente en horas de la tarde, o si debes endulzar (azucarar) tus comidas más de lo normal, revisa tu conducta. Puedes estar inmerso en una adicción sin darte cuenta.

El síndrome de abstinencia puede ser uno de síntomas de la ansiedad por el dulce. Aunque no lo creas, en el momento menos esperado desarrollarás los antojos por comidas dulces.

una serie de preguntas para saber si eres adicto al azucar

¿Por qué el cuerpo me pide dulce? Por el bajón que sufre el organismo cuando consumes azúcar refinado. Tienes picos de energía intensos que duran muy poco, y el cuerpo luego te reclama más.

Debes tener mucho cuidado, ya que comer azúcar refinado y tomar bebidas azucaradas en exceso te hacen dependiente y tiendes a consumirlos en exceso para satisfacer tu paladar. Como consecuencia, la insulina se desnivela y puedes sufrir cambios drásticos en tu estado emocional y serias complicaciones de salud.

Puedes sentir también ansias de comer carbohidratos para incentivar los niveles de serotonina y calmar así un posible estado de ansiedad.

Dado que puedes bajar tus niveles de dopamina, se despierta la ansiedad y caes de nuevo en el círculo vicioso de consumir azúcar para satisfacer tu estado de ánimo.


Te puede interesar también: Cómo Superar la Adicción a la Comida


¿Cómo Tratar la Adicción al Azúcar?

Desengancharse del azúcar no es sencillo, pero tampoco es imposible.

Entonces, ¿cómo superar la adicción al azúcar?

Te vamos a dar varios consejos que te ayudarán a desengancharte y dar solución esta adicción:

  • El mejor tratamiento para superar el mono de azúcar es mantener una dieta equilibrada. Consume diariamente alimentos ricos en hidratos de carbono complejos o de lenta absorción como cereales integrales, avena, cebada y otros.
  • Evita los productos refinados como las harinas, jugos pasteurizados y comida pre elaborada de larga duración.
  • Dejar de comer dulces y chocolates de sopetón no te ayudará. Lo ideal es bajar el consumo poco a poco y trata de sustituirlo por frutas.
  • Evita las comidas saladas porque despertarán el apetito por la ingesta de azúcar.
  • No comas de más, cuando comemos en exceso nuestro organismo se vuelve lento y se fatiga con facilidad. Esto implica que en poco tiempo el cuerpo te reclame algún estimulante, y ¿cuál crees tú que será? Por supuesto, una buena cantidad de azúcar.
  • Toma el sabio consejo: “desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”. Una cena fuerte no nos hace dormir placenteramente y, a la mañana siguiente, necesitaremos un estimulante que en la mayoría de los casos es café con azúcar al despertar.
  • Ejercita tu cuerpo cada día, quemarás las calorías sanamente y tu cuerpo y mente te lo agradecerán. Una buena rutina de ejercicios contribuirá a acabar con la adicción al azúcar.
  • Los problemas emocionales, las tristezas y añoranzas incentivan el consumo de azúcar para compensar la tristeza. Maneja estas situaciones con actividades que te brinden felicidad, busca compañía de gente que te agrade, pasea por tus lugares favoritos, consiéntete con una buena ducha o un masaje relajante.
  • Consume chocolates oscuros moderadamente, es una sana golosina que ayuda a compensar los niveles de azúcar (ver beneficios del chocolate negro).

En personas adictas, el consumo de azúcar puede comprometer su rendimiento intelectual, es decir, que necesitan una buena dosis de azúcar en sangre para rendir, teniendo como consecuencia fatigas constantes.

Como verás, para superar la adicción al azúcar debes cambiar un poco tus hábitos. Date tiempo, planifica las compras, tu menú y mantén la despensa llena con frutas, verduras y proteínas frescas.

Combatir la adicción al azúcar debe ser visto como un plan de salud integral, educando y alertando a la población sobre las consecuencias que pueden repercutir en su salud.

Fuentes y Referencias para completar este artículo: 

Comparte con tus amigosShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies