Déficit de Atención en Niños o Trastorno de Déficit de Atención (TDAH)

Algunos pequeños pueden tener dificultades para mantenerse ocupados en una misma actividad. Lo notamos principalmente a la hora de hacer las tareas porque deben estar concentrados siguiendo algunas reglas indicadas por su maestro.

deficit de atencion en ninos

El déficit de atención en niños se manifiesta con estas conductas, acompañadas de distracción o un comportamiento impulsivo e inquietud motora.

Si tu hijo presenta esta conducta, lee con atención este artículo que reúne los mejores consejos de profesionales en la materia para dar solución al déficit de atención y a los problemas asociados a este trastorno de la conducta.

¿Qué es el Trastorno por Déficit de Atención (TDAH) en Niños?

La definición es ésta: se trata de un trastorno crónico del desarrollo que por lo general se diagnostica en la niñez  y que puede seguir manifestándose cuando ya son adultos. Se exterioriza con la inatención, que no es otra cosa que la distracción por breves períodos de tiempo, la impulsividad o la inquietud constante motora, la inestabilidad emocional y conductas compulsivas.

Las consecuencias de un niño con TDAH se reflejan en el desarrollo social del niño por su inestabilidad, estados de ansiedad y bajo desarrollo académico.


Lee también: Ansiedad en Niños


Ahora bien, conozcamos más a fondo este trastorno.

¿Qué es el déficit de atención?

El déficit de atención es la falta de capacidad para concentrarse en una sola cosa.

A los niños que padecen este trastorno se les hace muy difícil mantener la concentración en el tiempo y cuando es necesario que esto ocurra esquivan el pensamiento.

Cuando los deberes exigen un alto grado de atención o un esfuerzo mental sostenido, generalmente no le es atractivo,  y es entonces cuando comienzan a estar inquietos e impulsivos.

Los síntomas de déficit de atención se manifiestan con estas conductas, acompañadas de manifestaciones agresivas en muchos casos como mecanismo de defensa ante esta situación que no pueden afrontar.

¿Qué Causa el TDAH?

Cuando estamos inmersos en este escenario nos llenamos de dudas y se nos crean muchas interrogantes. Veamos algunas de ellos.

causas del tdah

¿Qué causa el déficit de atención en niños?

Las causas del déficit de atención pueden estar relacionadas con:

  • Factores genéticos o hereditarios (si el padre o la madre también lo sufren o han sufrido, las probabilidades de que el niño lo desarrolle se multiplican). Este factor explica un 80% de los casos de este trastorno.
  • Causas psicosociales o ambientales. Existen más casos de este trastorno en ambientes pobres, violencia familiar, exclusión social o malnutrición, entre otros.
  • Factores neurobiológicos o físicos. Bajo peso cuando nace, madre fumadora o bebedora, son factores que multiplican el riesgo de padecer TDAH.

Porcentualmente hablando, los factores asociados al TDAH en la minoría de los casos están asociados a la copia de los patrones de familiares y sociales, siendo los genéticos y los neurobiológicos los más frecuentes.

Genéticamente existe una estrecha relación. Hay cambios en la estructura de los lóbulos frontales del cerebro que afectan negativamente a las funciones cerebrales orientadas a la mantener la atención, a filtrar los estímulos y a controlar el comportamiento.

Los ganglios basales o la agrupación de las neuronas que se encuentran en la profundidad del cerebro trabajan en coordinación con los lóbulos frontales. Si no existe suficiente cantidad de estos neurotransmisores, el funcionamiento del cerebro es deficiente dando lugar este tipo de trastorno.

Las madres que tuvieron sometidas en el embarazo al consumo de alcohol o tabaquismo, o que tuvieron partos traumáticos engrosan las filas de los niños con déficit de atención.

Síntomas del TDAH

Ahora bien, ¿Cómo diagnosticar o detectar el déficit de atención en niños?

Podemos ir revisando el comportamiento que ha tenido nuestro pequeño e ir registrando los eventos ocurridos. Es decir, podemos hacer un test para detectar déficit de atención en niños basados en las siguientes características:

  • ¿Se distrae fácilmente?
  • ¿Es impaciente? ¿No puede esperar?
  • ¿Interrumpe las conversaciones constantemente?
  • ¿Es desordenado con sus deberes escolares?
  • ¿No termina sus tareas?
  • ¿Se le olvidan con facilidad las cosas importantes?
  • ¿Tiene conductas inapropiadas?

sintomas del trastorno de deficit de atencion

Con estas primeras respuestas podemos ir armando el diagnóstico que será avalado por el especialista en el tratamiento del TDAH. Será él quien se encargue de diagnosticar el grado de déficit de atención que puede tener tu pequeño y como tratarlo.

Los tipos de déficit de atención en niños o TDAH se clasifican según su predominancia. Son tres los factores que pueden predominar en el trastorno:

  • El déficit de atención
  • La hiperactividad
  • Una combinación de ambos factores

Las consecuencias de un niño con TDAH afectan su entorno y a quienes le rodean. Presentan una conducta hostil con altos niveles de frustración, un comportamiento inadecuado que afecta su capacidad de aprendizaje y en consecuencia su educación.

En ocasiones, suele bajar su autoestima por los problemas académicos que pueden surgir. Manifiestan pérdida de confianza que puede convertirse en depresión (ver artículo sobre cómo mejorar la autoestima de los niños).

En este sentido, los niños tienden a ser solitarios, tienen menos oportunidades de participar en eventos escolares, a mantener buenos amigos y a participar en actividades recreativas propias de su edad; actividades que por su naturaleza contribuyen a su sano crecimiento.


También te puede interesar: Síndrome de Asperger


Tratamientos y Terapias para el Déficit de Atención en los Niños

Los tratamientos para los trastornos asociados con la hiperactividad son personalizados. Padres y maestros se involucran en todo el proceso para saber cómo tratar el déficit de atención.

La combinación del tratamiento psicológico, el tratamiento psicopedagógico más la medicación o fármacos para el déficit de atención que el médico recete aportan herramientas efectivas para solucionarlo.

Estas herramientas han demostrado excelentes resultados porque permiten que el niño mejore sus habilidades cognitivas, es decir, comience a organizarse, a planificar sus tareas y a mejorar sus relaciones interpersonales.

tratamientos para el deficit de atencion en los ninos

El tratamiento psicológico se basa en la terapia conductual del niño, a conocer el comportamiento inadecuado y a fijarse objetivos que puedan ser alcanzados a corto y medio plazo.

Se premia la conducta positiva y se castiga la conducta negativa, reforzando el conocimiento del porqué la conducta es inapropiada. El niño debe corregir el comportamiento y volver a la conducta deseada.

Los padres han de estar bien informados sobre la medicación con fármacos que va a recibir su hijo en el tratamiento del déficit de atención. El especialista deberá facilitarles toda la información necesaria sobre las consecuencias neurológicas y las incógnitas que puedan surgir a lo largo del tratamiento.

Asimismo, el especialista les indicará como actúa el fármaco, la duración de los efectos y la facilidad para encontrarlo.

Igualmente, el médico debe tener la historia completa del niño. Deberá disponer de la evolución médica desde su nacimiento y los medicamentos que ha estado tomando hasta ahora.

El tratamiento psicopedagógico es muy importante para fortalecer las dos terapias citadas anteriormente. Ayuda a que el niño aprenda de forma más efectiva, compensando la dificultad a través de diferentes métodos de enseñanza propia y amena para su edad.

Las terapias se fundamentan en ejercicios para controlar el déficit de atención mediante juegos y actividades que lo involucren a mantener la concentración y a seguir las reglas de forma divertida.

Realizar rompecabezas, por ejemplo, ayuda a desarrollar la memoria. Leer cuentos cortos antes de dormir o colorear sin dejar espacios en blanco también son actividades divertidas que puedes reforzar en casa.

El exceso de horas dedicadas a los videojuegos es contraproducente en el trastorno de hiperactividad con déficit de atención en niños. Generalmente vienen acompañados de situaciones violentas, crean adicciones y no aportan, en muchos casos, ejemplos sanos para ellos.

Ver televisión durante mucho tiempo tampoco es recomendable, sobre todo si los programas no aportan valores educativos.

En definitiva, es importante mantener una actitud positiva frente a estas situaciones y abordarlas con responsabilidad porque el déficit de atención en niños, si no es tratado adecuadamente, puede acompañarlo durante su vida adulta.

Puedes leer artículos similares a éste en nuestra sección sobre Educación de los Hijos.

Más información para completar el artículo:

Caracol.com: Cuidado con el déficit de atención de tus hijos
Palabrasclaras.mx: Confunden autismo con déficit de atención en niños

Comparte con tus amigosShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies