Diabetes e hipertensión, ¿qué relación tienen?

La diabetes y la hipertensión están directamente relacionadas, ya que la tensión arterial es afectada cuando una persona es diagnosticada con diabetes.

Es importante mencionar que aunque ninguna de las dos puede ser eliminada completamente del organismo cuando se presentan,  sí pueden ser controladas. Además de que se puede prevenir su aparición.

relacion entre diabetes e hipertension

Si te interesa saber cómo hacerlo, entonces sigue leyendo, te lo explicaremos todo a continuación.

¿Cómo se diagnostican?

Para lograr diagnosticar la hipertensión es necesario usar un esfigmomanómetro. Es importante mencionar que este diagnóstico debe ser realizado por un médico, ya que las cifras de la presión arterial pueden variar, y solo el doctor conoce cuál es el valor verdadero.

Para diagnosticar la diabetes, generalmente basta con hacerse un análisis de sangre, y lograr verificar los niveles de glucosa que existe.

Hay otros casos en donde se necesitan pruebas un poco más avanzadas para lograr determinar su presencia en el organismo.

La relación entre la diabetes e hipertensión

La diabetes es un problema de salud frecuente, en donde la persona presenta altos niveles de glucosa en la sangre.

Mientras que la hipertensión es la resistencia que se produce en las arterias cuando hay un paso de sangre hacia el corazón.


Puede que también te interese: Causas de la Hipertensión Arterial


Esto quiere decir que cuando el azúcar se apodera de la sangre, cubre las arterias e impide que bombeen de forma correcta la sangre hacia nuestros órganos.

Es aquí cuando hay una elevación de la presión arterial, desencadenando una hipertensión.

Ahora bien, cuando los jóvenes son diagnosticados con diabetes el diagnóstico de la hipertensión ocurre mucho después, mientras que en las personas adultas ocurre todo lo contrario.

Por otro lado, es importante mencionar que a través de algunos estudios realizados, se ha comprobado que el 30 y 40% de las personas con diabetes, sufre de hipertensión arterial.

un gran porcentaje de la gente que tiene diabetes padece tambien de hipertension

Esto es algo que no debe tomarse a la ligera, ya que podría poner en riesgo tu estado de salud, y desencadenar otras enfermedades más complicadas.

También hay otros estudios que han logrado revelar que la hipertensión arterial afecta a más del 20% de la población, mientras que la diabetes también es frecuente, pero no se sabe con exactitud el porcentaje.

Lo que sí se tiene claro, es que ambas afectan de forma considerable a las personas si no son controladas.

Por otro lado, es importante mencionar algo con respecto a la diabetes. Se dice que la edad máxima de aparición está alrededor de los 60, donde las personas de la tercera edad son las más afectadas.

Cuando la hipertensión arterial empeora es capaz de acelerar el daño de la diabetes, ya que hay una mayor presión sobre las arterias, logrando que las personas diabéticas e hipertensas sufran más.

Aunque es normal que la persona pueda aprender a convivir con la diabetes, con la hipertensión no ocurre lo mismo.

Es necesario aprender a controlarla, para lograr evitar infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares, o renales.

¿Cómo controlar la hipertensión y diabetes?

Los niveles de presión arterial y la diabetes no pueden ser controlados de la noche a la mañana, sin embargo hay cosas que se pueden incluir en la vida diaria, para tatar de disminuirlos, hasta lograr llegar al valor adecuado.


También te puede interesar: Remedios Naturales para Bajar la Tensión


Entre las cosas que puedes hacerse para controlarlos se encuentran las siguientes:

La actividad física

El ejercicio es vital para ayudar a reducir los niveles de glucosa en la sangre, y lograr disminuir así los valores de presión arterial.

En este caso, resulta importante poder incluirlo en tu estilo de vida. No importa si la intensidad es baja, media o moderada, la idea es que trates de hacerlo todos los días.

Tu cuerpo y salud te lo agradecerán.

Cuidar la vista

Para poder prevenir las complicaciones oculares, lo ideal es asistir al menos una vez al año al oftalmólogo.

De esta manera, podrás estar seguro de que todo está bien y en perfecto estado. Esto es importante porque la diabetes suele afectar la vista.

Mimar los pies

Los pacientes con diabetes tienden a presentar muchos problemas cuando tienen algún tipo de herida en los pies. Es por ello que resulta necesario llevar una buena higiene de la zona y evitar más complicaciones.

Una vida relajada y sin estrés

Al vivir estresado, es posible que los valores de la tensión arterial aumenten de forma considerable.

para las personas diabeticas e hipertensas es muy importante llevar una vida tranquila

Por lo tanto, para evitar esto lo mejor es aprender a tomarse las cosas con calma, o practicar actividades que permitan drenar esa mala energía acumulada, como el deporte o el yoga.

La importancia del ejercicio en un hipertenso-diabético

Como mencionamos anteriormente, la actividad física es vital para mantener controlado la diabetes y la presión arterial.

Sin embargo, es un punto que debe tratarse aparte, ya que es uno de los pilares que sustenta el tratamiento en los pacientes diagnosticados como hipertensos-diabéticos.

La práctica de ejercicio es importante por las siguientes razones:

  • Es capaz de mejorar el control glucémico, ya que utiliza el azúcar como una fuente de energía.
  • Es perfecta para potenciar el efecto de la insulina. De esta manera, produce un descenso considerable en los niveles de glucosa en la sangre.
  • Es esencial para perder peso, y lograr combatir la obesidad. Esto es vital para evitar ser sorprendido por variaciones en la presión arterial.
  • Es capaz de disminuir de forma efectiva los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a que hay una disminución de la presión arterial y de los niveles de colesterol.
  • Tiene un efecto psicológico muy positivo, provocando una gran sensación de bienestar.

Como puedes ver, tanto la diabetes como la hipertensión son perjudiciales para lograr mantener una salud óptima.


Lee también: Hipertensión en la Mujer


Ambas afectan de forma negativa a las personas, y por eso resulta tan importante poder mantenerlas controladas, una vez que se presenten.

Por otro lado, resulta bastante común ver a una persona con las dos enfermedades, ya que están íntimamente relacionadas.

En este caso, nada mejor que seguir los consejos para prevenirlas y controlarlas.

Finalmente, no hay duda de que mantener controlada la diabetes y la hipertensión es vital para poder gozar de un estado de salud óptimo, y lograr evitar complicaciones futuras.

En nuestra categoría de Salud tenemos más artículos que puede que te interesen.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies