Diferencia entre Alzheimer y Demencia Senil

Generalmente solemos confundir Demencia Senil con Alzheimer ya que sus síntomas son bastante similares.

Algunas personas afirman que el Alzheimer es una consecuencia de la demencia senil, mientras que otras las separan por completo, haciéndolas condiciones totalmente distintas e interesantes de estudiar.

diferencias entre demencia senil y alzheimer

Antes que nada, y para poder conocer las diferencias entre Demencia Senil y Alzheimer, debemos conocer las implicaciones que tienen, por lo hablaremos de cada una de ellas a continuación.

¿Que es la demencia senil?

La demencia senil no es más que la pérdida progresiva de las capacidades motoras y mentales que inciden directamente en el procesamiento cognitivo de la persona, interviniendo de forma negativa en la memoria, la comunicación, la percepción, el razonamiento, el juicio y el sentido común.

Es denominada demencia “senil” ya que está relacionada directamente con la “senilidad” que se refiere principalmente al paciente con una edad bastante avanzada y con un envejecimiento físico y mental bastante aparentes.

Sin embargo, hay especialistas que sostienen que es una enfermedad que puede atacar a personas de cualquier edad.


Puede interesarte también: Enfermedad de Pick


Causas de la Demencia Senil

A pesar de que hay quien afirma que es una enfermedad que puede afectar a pacientes de cualquier edad, esta afirmación es bastante contradictoria, puesto que la primera causa de la demencia senil es la edad. Todos los pacientes con esta condición tienen más de 60 años.

De acuerdo a los estudios realizados por Doctores especializados en el tema, la demencia senil es una enfermedad que va degenerando las capacidades de los pacientes, por lo que, si se pierde alguna de ellas, es posible que no se vaya a recuperar de nuevo.

Sin embargo, existen algunos casos de demencia senil que han sido diagnosticadas a tiempo, por lo que se ha podido controlar y los efectos prematuros han podido ser reversibles.

También existen algunas causas que prevén el hecho de que se pueda desarrollar demencia senil, por lo que tanto paciente como médico se mantienen alerta y toman cartas en el asunto.

la demencia senil implica una perdida progresiva de las capacidades mentales y motoras

Por ejemplo, algunas afecciones cerebrales, o tumores, desniveles en la glucosa, deficiencia de calcio o de sodio, necesidad de vitamina B12, entre otras. La enfermedad conocida como “de Huntington” es otra causa probable. Se trata de una condición en la que algunas partes del cerebro se degeneran, y es hereditaria.

En el caso de la esclerosis múltiple, también se relaciona como causa de la demencia senil, ya que es una enfermedad de naturaleza autoinmune que lesiona directamente el cerebro y la médula espinal. Como ya se mencionó con anterioriad, algunas lesiones cerebrales también son consideradas causales.

Existe una enfermedad llamada “Mal de Parkinson”, que afecta directamente las células encargadas de dirigir los movimientos y la coordinación de las extremidades del cuerpo. Dichas células se degeneran, y esta enfermedad induce temblores e imposibilidad para caminar o trasladarse.

Síntomas de la Demencia Senil

Es posible que existan muchos más síntomas de lo que nos podemos imaginar. Los síntomas de la demencia senil arropan muchos aspectos de la vida del paciente, por lo que poco a poco lo va imposibilitando para tener un estilo de vida totalmente normal.

Lo cierto es que a veces el paciente no tiene la conciencia de lo que está sucediendo, por lo que el principal, o los principales afectados son las personas que se encuentran a su alrededor, y que se mantienen apoyándole.

Los síntomas de la demencia abarcan muchos aspectos de las funciones mentales del paciente. En términos generales, es posible que un paciente con demencia senil presente un comportamiento de susceptibilidad a nivel emocional, con un trastorno de personalidad que lo hace ver infantil, con disfunción del lenguaje, distorsión del pensamiento, juicio o percepción.

Antes de diagnosticar la enfermedad como tal, es posible que se vean episodios de desgaste cognitivo progresivo, en los que el paciente presenta dificultades para ejecutar diversas actividades de forma simultánea. Le cuesta tomar decisiones o no encuentra solución a problemas que en realidad son sencillos de resolver.

Otro de los síntomas más visibles es la pérdida de memoria en cuanto a recuerdos, o por ejemplo a quien iba a hacer una llamada. De repente se encuentra en medio de la habitación porque iba a buscar algo, y paradójicamente no recuerda qué es exactamente lo que iba a buscar.


Es posible que te interese también: Cómo Mejorar la Memoria


¿Qué es el Alzheimer?

El Alzheimer es una modificación de naturaleza neurológica, comúnmente degenerativa, que generalmente aparece pasados los 65 años. Aunque la edad no es un condicionante, puesto que se ha comprobado que personas de menor edad también la padecen.

El Alzhéimer es principalmente la pérdida progresiva de la acetilcolina. Se trata de una sustancia de origen químico vital para que el cerebro funcione de manera correcta. Esta sustancia es la encargada de que las conexiones internas del cerebro se mantengan en funcionamiento y con un correcto engranaje para recordar las actividades diarias, los momentos vividos y las actividades inherentes a la memoria.

Causas del Alzheimer

Como ya mencionamos anteriormente, el Alzhéimer aparece cuando el cerebro deja de producir de forma constante y progresiva la acetilcolina. Puede afectar a hombres y mujeres de la misma forma, aunque el género femenino es más propenso a padecerlo.

Otra causa fundamental es el factor genético o la herencia. Aunque es importante mencionar que apenas el 40% de las personas con Alzhéimer poseen antecedentes de que su descendencia familiar haya padecido dicha enfermedad en épocas pasadas. No obstante, hay otro factor fundamental para la determinación de esta enfermedad y es el factor medioambiental.

el alzheimer es una enfermedad neurologica degenerativa

Las personas que han consumido tabaco, que han fumado cigarrillos o alguna otra clase de hierba, son más propensos a sufrir de Alzhéimer durante su vejez. Curiosamente también se da más en personas que nacieron en familias donde existen muchos integrantes.

Sin embargo, ninguna de estas causas es determinante, pues se han visto casos en donde ninguno de los factores anteriores influenció en el estado de salud del paciente.

Síntomas del Alzheimer

Inicialmente la persona que padece de Alzhéimer irá perdiendo de forma progresiva su memoria.

Primero serán episodios muy pequeños los que no recordará, hasta que esta dificultad se irá volviendo cada vez más grande y más notable. Después llegará un momento en que se convertirá en un gran problema tanto para quien lo padece como para quien está cargo de su cuidado.

Posterior a la pérdida de memoria comienzan los episodios en los que se presentan fallos de memoria en cuanto al conocimiento, los procesos intelectuales, el engranaje cognitivo, y luego las actividades que son cotidianas y que para las demás personas suelen ser simples como hablar, leer, escribir y hasta caminar. 

Diferencias entre Alzhéimer y Demencia Senil

La diferencia entre el Alzhéimer y la demencia senil es básica. El Alzheimer es una enfermedad mortal, puesto que implica la pérdida de una sustancia química fundamental para el funcionamiento correcto del cerebro.

Sin embargo, en la Demencia Senil pueden controlarse tanto los síntomas como el desenlace si es diagnosticado a tiempo.

aunque tienen cosas en comun la demencia senil y el alzheimer son distintos

Otra diferencia es que la demencia senil no es considerada ni siquiera una enfermedad, pues consiste en que la persona va perdiendo sus capacidades mentales.

Y una última diferencia es que del Alzheimer no se conocen sus causas, mientras que de la demencia senil se sabe que es consecuencia del paso del tiempo o de haber padecido otras enfermedades.

Del resto, tanto los síntomas como las causas suelen tener bastante similitud.

De ahí radica que muchas personas confundan ambas enfermedades, y crean que es lo mismo, pero no.

Si algún familiar presenta alguno de los síntomas mencionados anteriormente lo mejor es llevarlo a un médico para que le haga los estudios pertinentes y diagnosticar si es demencia senil o Alzheimer.

Visita nuestra sección de Psicología si quieres conocer más información sobre la Relación entre Cuerpo y Mente.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies