Dispepsia -Causas, Síntomas y Tratamiento

¿Ha experimentado alguna vez un malestar estomacal después de comer? ¿Quizás iba acompañado de gases y distensión excesiva? En realidad hay un término más científico para este problema de salud común. Hablamos de la dispepsia.

dispepsia

¿Qué es la dispepsia? Bueno, aparte de ser una palabra extravagante para referirnos el malestar estomacal o la indigestión, la dispepsia se define como “cualquiera o todos los síntomas desagradables que se asocian con el mal funcionamiento del sistema digestivo”.

Médicamente hablando, la definición correcta de indigestión y la definición de dispepsia son idénticas. Estos términos describen el mismo conjunto de síntomas, incluyendo cosas como distensión abdominal y dolor estomacal o dolor en la parte superior del abdomen.

Se dice que la dispepsia afecta a más de una cuarta parte de la población, ¡hasta un 30 por ciento para ser exactos!

Así que si eres dispéptico (irritable debido a la indigestión), deberías leer este artículo en su totalidad para ver cómo se puede prevenir y para ver qué lo causa. Pero también si sólo experimentas un malestar estomacal de vez en cuando, para que averigües cómo evitar esos síntomas en el futuro.

Buenas noticias – hay algunos remedios naturales altamente efectivos para la indigestión que son gratuitos o muy baratos y son muy fáciles de hacer.

¿Qué es la dispepsia?

En primer lugar, para definir adecuadamente la dispepsia, es importante saber que no es una enfermedad. Más bien, la dispepsia es un conjunto de síntomas comúnmente experimentados como eructos o náuseas.

La indigestión o dispepsia, también llamada malestar estomacal, es un término general utilizado para describir el malestar físico o dolor en la parte superior del abdomen que se siente durante o inmediatamente después de comer.

Algunas personas experimentan dispepsia a diario o incluso en cada comida, mientras que otras sólo lo experimentan en ocasiones. Muchas personas experimentan acidez estomacal junto con dispepsia, pero estos son dos problemas separados.

la dispepsia es un malestar estomacal

En condiciones normales, existe una peristalsis saludable que se produce cuando consumimos alimentos. La peristalsis es la contracción y relajación involuntaria de los músculos lisos que propulsan el alimento a través del esófago y los intestinos.

Cuando la peristalsis no se lleva a cabo de manera óptima, esto retrasa el procesamiento de los alimentos en el tracto digestivo y hace que la dispepsia sea más probable.

La dispepsia funcional es un funcionamiento inadecuado crónico del tracto digestivo superior sin anomalías observables que expliquen los síntomas crónicos. Algunas posibles causas de la dispepsia funcional incluyen alergias a los alimentos, inflamación del estómago o duodeno, secreción excesiva de ácido, efectos secundarios de los medicamentos, factores psicológicos o una infección con Helicobacter pylori.

Algunas investigaciones han demostrado que puede haber una predisposición genética a la dispepsia funcional. Además, cerca del 40 por ciento de las personas con dispepsia funcional han mostrado un “alojamiento deficiente” o una incapacidad para que sus estómagos se relajen como deberían en respuesta al consumo de alimentos.

También se cree que el vaciamiento estomacal anormal y las contracciones subóptimas del estómago juegan un papel en la dispepsia funcional.

tipos de dispepsia

Causas y factores de riesgo

Puede que estés familiarizado con lo que es la indigestión, pero ¿sabes realmente qué lo causa? La mayoría de las veces, las raíces de la dispepsia se remontan a alimentos, bebidas, malos hábitos alimenticios y estilos de vida. Otras veces, la causa puede ser una infección (como H. pylori) u otra condición médica digestiva.

La indigestión puede ser provocada por:

  • Comer demasiado rápido
  • Comer demasiado en una sola sesión
  • Beber demasiado alcohol
  • Comer alimentos condimentados, grasos o grasientos
  • Consumo excesivo de cafeína
  • Estrés
  • Fumar
  • Consumir alimentos altos en fibra

comer demasiado no beneficia a quienes padecen de dispepsia

Otras posibles causas de la dispepsia incluyen afecciones médicas como:

  • Úlceras
  • Hernia Hiatal
  • Cálculos biliares
  • Hernia Hiatal
  • Esofagitis
  • Embarazo (especialmente a término)
  • Pancreatitis
  • Gastritis
  • Infecciones estomacales como Helicobacter pylori
  • Intoxicación alimentaria
  • SII (síndrome del intestino irritable)
  • Gastroparesis (una afección en la que el estómago no se vacía apropiadamente, común en los diabéticos)
  • Alergias o sensibilidades alimentarias
  • Enfermedad tiroidea
  • Depresión
  • Cáncer estomacal (rara vez)
  • Enfermedad cardíaca, angina de pecho, ataque cardíaco (típicamente acompañado de otros síntomas como dificultad para respirar, náuseas, vómitos y dolor en la mandíbula)

Te puede interesar también: Cómo cuidar de nuestra tiroides


La indigestión también puede ser causada comúnmente por medicamentos como los AINE (antiinflamatorios no esteroides), antibióticos, esteroides y píldoras anticonceptivas. Otros desencadenantes de medicamentos incluyen los de la tiroides, el colesterol, la presión arterial y los medicamentos para el dolor.

Signos y síntomas

Esperamos que no estés familiarizado con la indigestión, pero si lo estás, entonces no te sorprenderán los síntomas que vamos a enumerar.

Por otro lado, algunos de vosotros podéis estar pensando “¿cómo se siente la indigestión?” La mayoría de las veces, los pacientes describen su indigestión como una sensación incómoda en su estómago acompañada de dolor en la parte superior del abdomen o pecho.

Para la mayoría de las personas, los síntomas de indigestión aparecerán durante o inmediatamente después de comer.

Los síntomas clásicos de la indigestión (dispepsia) incluyen:

  • Dolor abdominal
  • Sabor ácido en la boca
  • Distensión abdominal/sensación de llenura en la región estomacal
  • Eructos y gas
  • Sensación de ardor en el estómago o la parte superior del abdomen
  • Diarrea, pero no siempre
  • “Gruñir el estómago”
  • Náuseas
  • Vómitos

nauseas y vomitos son dos claros sintomas de dispepsia

Tratamiento convencional

El diagnóstico de la dispepsia se basa típicamente en la historia clínica del paciente, un examen físico y a veces una endoscopia gastrointestinal superior. También se pueden llevar a cabo otras pruebas como la prueba de H. pylori, pruebas de sangre y/o heces y pruebas de imagenología.

El tratamiento convencional más común de la dispepsia es algún tipo de medicamento de venta libre o de venta con receta médica que bloquea el ácido.

Algunos medicamentos comunes recomendados incluyen ranitidina y omeprazol, los cuales vienen con muchos efectos secundarios graves posibles.

Si tienes una infección en el estómago, como H. pylori, tu médico probablemente te recetará antibióticos para tratarla. Si continúas teniendo dolor después de ocho semanas de medicación o el dolor desaparece y luego regresa, el médico puede ordenar una endoscopia superior.

La consistencia también es clave – una vez que te das cuenta de cuáles son sus factores desencadenantes, es importante evitarlos por completo o reducirlos lo más posible. Por ejemplo, es posible que descubras que reducir la ingesta de café ayuda significativamente a reducir o eliminar los síntomas.

Escucha a tu cuerpo cuando se trata de desencadenantes y no olvides que el estrés es un factor enorme en el desarrollo y la continuación de los síntomas de indigestión. Asegúrate de cuidarte a tí mismo en todos los sentidos porque una mente y un cuerpo felices y relajados tienen muchas menos probabilidades de experimentar dispepsia.

8 Remedios Naturales para la Dispepsia

Jengibre

Cuando se trata del alivio de la dispepsia, el jengibre se ha utilizado durante miles de años como una ayuda digestiva efectiva y un remedio natural para las náuseas.

Recientemente, investigadores taiwaneses descubrieron que tres cápsulas (1,2 gramos en total) de jengibre pueden ayudar a que el estómago libere su contenido en el intestino delgado en personas con dispepsia funcional, una afección en la que el 40 por ciento de los pacientes sufre de un retraso anormal en el vaciamiento gástrico.

Esta es una razón importante por la cual el jengibre ayuda a las personas que están hinchadas, estreñidas y tienen otros trastornos gastrointestinales. Relaja el músculo liso en el revestimiento del intestino y ayuda a que los alimentos se muevan a lo largo del sistema.


También te puede interesar: Cómo eliminar la hinchazón abdominal de forma natural


Comer jengibre fresco entero, beber jugo de jengibre fresco e inhalar aceite esencial de jengibre son formas naturales altamente efectivas para mejorar los trastornos estomacales como la indigestión.

el jengibre es un gran aliado para los problemas digestivos y las nauseas

Extracto de Alcachofa

Junto con el jengibre, un estudio realizado en 2015 demostró que el extracto de alcachofa también puede mejorar los síntomas de indigestión. En comparación con los que tomaron el placebo, los sujetos que tomaron jengibre y extracto de alcachofa durante cuatro semanas tuvieron una disminución en los síntomas de náuseas, llenura, dolor y distensión abdominal.

El estudio concluye que no sólo es segura la suplementación con el extracto de alcachofa (y el jengibre), sino que es altamente eficaz en el tratamiento de la dispepsia funcional.

Relajarse

Este remedio natural puede sonar demasiado simple, pero es realmente importante para los que sufren de dispepsia porque hay una correlación directa entre el estrés y la indigestión.

Se sabe que los síntomas de la indigestión aumentan cuando se está estresado y sí, disminuyen cuando se está en un estado de relajación.

Los métodos ideales de relajación pueden variar según el individuo, pero algunos de los métodos de relajación probados y efectivos para aliviar el estrés incluyen el ejercicio, yoga, masajes, escribir un diario y pasar más tiempo en la naturaleza.

Relajar el cuerpo y la mente intencionalmente y con regularidad es una excelente manera de aliviar los problemas estomacales no deseados.

Recorta los desencadenantes comunes de los alimentos

Algunas de las peores cosas que se pueden consumir si padeces dispepsia incluyen alimentos condimentados, grasientos y procesados. Ninguno de estos alimentos es fácil para el sistema digestivo y puede desencadenar síntomas de indigestión.

las comidas picantes o grasas favorecen la aparicion de dispepsia

El café (y otras fuentes de cafeína) es otra bebida ácida bien conocida que contribuye a la dispepsia. Si estás pasando por un momento difícil con síntomas de indigestión, también puede ayudar a eliminar los siguientes alimentos o grupos de alimentos: artículos pesados en lactosa (como la leche de vaca), alimentos ácidos (como la salsa de tomate) y edulcorantes artificiales peligrosos.

Practica hábitos alimenticios y de postcomida adecuados

Hay muchas maneras naturales y sin costo alguno para evitar que la indigestión cause estragos en tu cuerpo. Las primeras tres recomendaciones reducen el aire que tragas mientras comes, lo cual ayuda a que los síntomas de indigestión (como eructar) sean mucho menos probables.

Aquí hay algunas maneras naturales de evitar la dispepsia que la medicina convencional también promueve:

  • Mastica con la boca cerrada.
  • No hables mientras masticas.
  • Come despacio y mastica bien los alimentos.
  • Nunca te acuestes después de comer.
  • Evitar comer tarde por la noche.
  • Espera un mínimo de tres horas después de comer antes de irte a dormir.
  • Manténte alejado de cualquier ropa que se ajuste demasiado a tu cuerpo porque esto puede estrujar el estómago, lo que a su vez puede hacer que su contenido entre en el esófago (¡todo lo contrario de la dirección correcta!).

Levanta tu cama

Otro cambio común y fácil que parece ayudar a muchas personas es levantar la cabecera de la cama por lo menos 15 centímetros.

Puedes utilizar bloques de madera o incluso libros para lograr esta altura adicional. Al levantar la cabecera de tu cama, ayuda a estimular que los jugos digestivos fluyan de la manera correcta (en los intestinos) en lugar de la manera incorrecta (en el esófago).


Lee también: Cómo mejorar el tránsito intestinal lento


Evita los AINE, los antibióticos y otros medicamentos

Los AINE pueden causar problemas digestivos como la dispepsia. Se trata de un tipo de medicamento antiinflamatorio que se encuentran disponibles sin receta médica y se toman muy comúnmente para el dolor.

Puede que estés más familiarizado con nombres genéricos como el ibuprofeno. Según muchos expertos, los AINE causan más de la mitad de todas las úlceras sangrantes.

También querrás evitar lo máximo posible otro culpable muy común : los antibióticos. No sólo contribuyen a la pérdida del síndrome intestinal y a la resistencia a los antibióticos. También se sabe que causan indigestión.

Otros medicamentos de venta libre y recetados que se sabe que causan indigestión incluyen aspirina, anticonceptivos, esteroides, medicamentos para la tiroides, analgésicos, medicamentos para el dolor, medicamentos para el colesterol y medicamentos para la presión arterial.

muchos de los medicamentos que tomamos son los responsables de ulceras estomacales

Eliminar los malos hábitos

Fumar cigarrillos y beber alcohol son sin duda dos de los peores hábitos si estás luchando contra los síntomas de indigestión.

Precauciones

Es importante saber que un ataque cardíaco puede causar algunos síntomas similares a la indigestión. Si piensas que estás sufriendo indigestión junto con problemas respiratorios, sudoración intensa y/o dolor que se desplaza a la mandíbula, cuello o brazo, busca atención médica urgente.

Es posible que la indigestión simbolice otros problemas de salud graves. Si tienes cualquiera de los siguientes síntomas, ponte en contacto con tu médico de inmediato:

  • Síntomas de indigestión que persisten por más de unos pocos días
  • Vómitos
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida de peso involuntaria o inexplicable
  • Dificultad para tragar
  • Heces fecales negras y alquitranadas o sangre visible en las heces fecales
  • Dolor abdominal repentino y severo
  • Malestar no relacionado con comer o beber
  • Coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia)

Conclusiones finales

La dispepsia o indigestión es un problema de salud extremadamente común que experimentan las personas de todas las edades. Para algunas personas, incluso puede convertirse en un problema crónico persistente en sus vidas.

La buena noticia es que hay muchas maneras naturales de mejorar los síntomas de la dispepsia. Además, ninguno de los remedios para la indigestión recomendados aquí son difíciles de hacer o caros.

FUENTE: https://draxe.com/dyspepsia/

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies