Dispraxia Verbal y Motora en Niños

La dispraxia, también conocida como el síndrome del niño torpe, hace que el niño tenga ciertas dificultades para realizar algunos movimientos sencillos, en donde se requiera de cierta coordinación, como abrocharse un botón o jugar a la pelota.

De acuerdo a estudios realizados, afecta del 6 al 10% de los niños.

que es la dispraxia

Sin embargo, muchas veces no es diagnosticada, ya que los padres creen que es común que el pequeño sea un poco torpe porque está creciendo, dejando a la dispraxia como algo oculto.

A pesar de que no es algo que pueda afectar el estado de salud del niño, sí que afecta a su autoestima, ya que puede sentirse un poco triste al ver que todos sus amigos pueden completar las actividades o ejercicios sin problema, y él no.

Si tienes un hijo  en etapa de crecimiento, seguramente te interesará saber todo sobre este problema.

A continuación te explicaremos de una forma más detallada todo lo relacionado con la dispraxia o síndrome del niño torpe, para que logres identificar si tu pequeño lo tiene, y  para que puedas tomar las medidas adecuadas para tratarlo.

¿Qué es la dispraxia?

La dispraxia es una alteración psicomotriz en donde el niño presenta cierta dificultad para coordinar movimientos físicos y planear lo que debe hacer.

Esto los puede hacer ver como torpes, ya que no están sincronizados con el medio en el que se desenvuelven.

En la mayoría de los casos suelen tener problemas para mantener la postura y el equilibrio.


También te puede interesar: ¿Qué es la Apraxia?


Esta alteración es conocida con diversos nombres como dificultad de aprendizaje motor, trastorno de la coordinación, síndrome del niño torpe y trastorno del desarrollo de la coordinación motora.

Cuando un niño presenta esta condición, se le hace difícil practicar actividades normales como por ejemplo saltar y caminar.

los ninos con dispraxia suelen mancharse mucho porque no coordinan bien

También suelen tener problemas con las habilidades para escribir y pronunciar las palabras correctamente.

Por otro lado, también suele afectar a las habilidades sociales del niño. Es común que un niño con esta condición sea muy inmaduro, en relación a los demás.

Por contra, puede presentar una inteligencia muy superior a la de ellos.


Quizás te interese también: Errores de los Padres Primerizos


Síntomas de la dispraxia

Los síntomas de la dispraxia comienzan a hacerse visibles a partir del primer año de edad del niño. Sin embargo, son más evidentes en la etapa escolar, concretamente entre los 5 y 11 años de edad.

A algunos niños les afecta más que a otros.

Entre los síntomas más comunes, se encuentran los siguientes.

Síntomas en los niños pequeños

  • El niño tiende a ensuciarse mucho cuando come. Además de que prefiere usar los dedos para comer, en lugar de usar la cuchara o el tenedor.
  • Se le hace imposible jugar con una pelota o montar en un triciclo.
  • No puede controlar los esfínteres, por lo que parece estar un poco más atrasado con respecto a los demás niños.
  • No le gustan los juguetes de rompecabezas y de construcción, ya que no los puede resolver.
  • No habla tan bien como los niños que tienen su misma edad. Posiblemente no pronuncie palabra alguna hasta cumplir 3 años.

Síntomas en los niños de preescolar y primeros años en primaria

  • Se les hace difícil aprender a saltar por sí solo.
  • Se tropiezan fácilmente con las cosas y las personas, sin saber por qué.
  • Les resulta difícil tener dominio sobre la mano izquierda o derecha.
  • Los botones, cremalleras y broches simplemente no los pueden usar.
  • Los objetos se les caen de forma frecuente, o pueden presentar dificultad para sujetarlos.
  • Presentan dificultar para sostener los lápices. También se les hace complicado dibujar y escribir.
  • No les gusta jugar con otros niños porque tienen problemas para interactuar y jugar de una forma normal con ellos.
  • Pueden hablar lento, o no pronunciar palabra alguna. En caso de que lo hagan, tienen problemas para hablar a la velocidad correcta y para usar el tono y volumen adecuados.

Síntomas en primaria y escuela media

  • Las clases de educación física y deportes no son para ellos, ya que son muy torpes para estas actividades.
  • Presentan cierta dificultad para mover los objetos de un lugar a otro, como por ejemplo las piezas de ajedrez, o de un juego de mesa.
  • Tardan demasiado tiempo en escribir las palabras, ya que no les resulta sencillo agarrar el lápiz y trazar letras.
  • No siguen las instrucciones, ya que las olvidan con facilidad.
  • Los juegos de coordinación no son para estos niños, ya que les resulta casi imposible poder hacerlos.
  • Presentan debilidad en el tono muscular, por lo que se les hace difícil estar de pie durante mucho tiempo.

cuando un nino tiene dispraxia tambien le cuesta expresarse verbalmente

Tratamiento para la dispraxia

Una vez que se logra diagnosticar al niño con este tipo de trastorno, es momento de poner en marcha el tratamiento adecuado para lograr contrarrestarlo de una forma sencilla.

El tratamiento va a depender del tipo de dispraxia que presente el niño. Los problemas motores son tratados por los fisioterapeutas, mientras que los logopedadas se encargan de los problemas de lenguaje. Por su parte, los psicólogos hacen su labor en la parte más mental del pequeño, como su autoestima.


Lee también: Consejos Mejorar la Autoestima en los Niños


Además de eso, es necesario educar a los padres para que cumplan con las terapias que los especialistas les encarguen. De este modo, el niño podrá aplicar los ejercicios que necesita para mejorar esta condición también en casa.

En la mayoría de los casos, las terapias consisten en repetir ciertas secuencias, para que puedan asimilar los patrones correctos que deben seguir y puedan superar así todas las dificultades que se le presenten.

La dispraxia es una condición que ataca de forma silenciosa a los niños a partir del primer año de vida. Se suele pensar que es algo normal en los pequeños precisamente por eso, porque son pequeños.

Es por eso que resulta importante que los padres se encuentren alerta, para poder identificar los síntomas antes mencionados, y comprobar si su hijo presenta esta condición.

Al no ser algo que afecte su estado de salud, puede ser tratado con facilidad a través de los diferentes tratamientos ya mencionados.

En nuestra sección de Hijos puedes encontrar más artículos con Consejos para Padres.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies