Estrabismo Infantil

El estrabismo infantil es un problema ocular que consiste en la pérdida de paralelismo de los ojos, presentándose una desviación ocular. Es decir, que cada ojo mira en una dirección.

Es muy importante detectar esta afección en la infancia para evitar daños mayores en la visión de los niños que lo padecen.

estrabismo infantil

Vamos a conocer en este artículo un poco más sobre el estrabismo infantil así como las alternativas que existen para corregirlo.

¿Qué es el estrabismo infantil?

El estrabismo infantil constituye uno de los defectos visuales que más afecta a los niños. Se presenta cuando las funciones binoculares son incorrectas, los ojos se mueven desincronizadamente perdiendo la alineación normal y el globo ocular se desvía ocasionando que la visión del ojo no sea normal.

El estrabismo se produce por la falta de paralelismo de uno o los dos ejes visuales. Cuando esto pasa, uno de los ojos funcionará como ojo dominante y el otro será el ojo desviado.

Los oftalmólogos lo denominan estrabismo monocular.

Al detectarse un funcionamiento defectuoso de los músculos oculares por parte del cerebro, éste no puede percibir imágenes diferentes y por tanto no puede fusionarlas, con lo que obligatoriamente descarta una de ellas para evitar lo que se conoce como visión doble (diplopía).

Cuando esto ocurre de forma prolongada existe el riesgo de que el ojo más débil no desarrolle la visión totalmente y se convierta en ojo vago (ambliope), una situación que sería muy compleja para corregir el estrabismo sobre todo pasada la edad de 9 años.

Existen estrabismos que pueden surgir en los primeros 6 meses de vida, conociéndose como estrabismo congénito y otros que se manifiestan años más tarde, inclusive en la adultez.

Entre los tipos de estrabismo infantil tenemos la endotropia o estrabismo acomodativo, que está relacionado con la hipermetropía, de tal forma que cuando el niño tiene colocadas las gafas o lentes de contacto no se le desvía el globo ocular.


Lee también: Miopía Infantil


Podemos encontrar casos de bebés y niños con estrabismo. La oftalmología pediátrica clasifica el estrabismo de la siguiente forma:

  • Estrabismo horizontal: el ojo se mueve bien hacia el interior o hacia el exterior (exotropia).
  • Estrabismo vertical: en él podemos encontrar casos de hipertropia e hipotropia, en el cual un globo ocular va hacia la parte posterior (hipertropia) y el otro ojo hacia la parte inferior (hipotropia).

Causas del estrabismo en niños

El estrabismo en niños puede deberse a varias causas. Entre las más frecuentes, de acuerdo a la opinión de los oftalmólogos, tenemos: un mal control del paralelismo de los ejes visuales por parte del cerebro, así como también se le relaciona con un defecto refractivo como la hipermetropía.

una consecuencia del estrabismo puede ser el desarrollo de un ojo vago

Debido a que el control de la órbita ocular se produce a través del cerebro, una sobrecarga en el sistema nervioso también podría ser la causa para que se dé inicio a casos de estrabismo.

Otras causas comunes de estrabismo intermitente o de un estrabismo leve son:

  • Una fiebre intensa y prolongada
  • Enfermedades de la retina
  • La preocupación que suelen sufrir los niños al cambiar de escuela
  • El estrés al que se ven sometidos ante una separación de sus padres

El diagnóstico del estrabismo infantil se determina a través del historial del paciente y exámenes de la vista que se centrarán en la parte sensorial y motora.

Síntomas del estrabismo infantil

Entre los síntomas principales que pueden aparecer en caso de estrabismo infantil tenemos:

  • Visión en un solo ojo
  • Ojos que no mantienen la alineación visual
  • Pérdida de la percepción visual
  • Alteraciones de la visión binocular
  • Disminución de la agudeza visual

Tratamientos del estrabismo infantil

Una vez realizado el diagnóstico, el tratamiento del estrabismo consiste en reforzar los músculos oculomotores para conseguir la corrección óptica.

como tratar el estrabismo infantil

Si existe ambliopía, el oftalmólogo podrá recomendar una terapia visual mediante la oclusión con un parche del ojo dominante para así obligar al niño a ver por el otro ojo. Esto se hace con el fin de recuperar la visión del ojo vago.

Otra opción para tratar el estrabismo infantil es mediante una operación en la cual se suministran inyecciones de toxina botulínica.

Por otro lado, la rehabilitación a través de ejercicios de ortóptica puede resultar útil como tratamiento complementario en algunos casos de estrabismos.

Esperamos que este artículo sobre el estrabismo infantil haya sido de tu agrado y si tienes cualquier sugerencia no dudes en hacérnosla saber.

Puedes leer artículos similares en nuestra sección sobre Hijos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies