Todo Sobre la Faringitis Vírica o Viral

Es terrible ese dolor de garganta al comer, esa sensación desagradable de resequedad dolorosa que aliviamos con la ingesta de cualquier líquido fresco, pero que igualmente nos duele al cabo de pocos minutos.

Más de una vez la hemos sentido, sobre todo en estaciones lluviosas y de mucho frío.

Puede que estés sufriendo de faringitis vírica.

Revisemos a continuación el comportamiento de esta enfermedad y cómo enfrentarla.

faringitis virica

¿Qué es la Faringitis Vírica?

La faringitis vírica es la irritación o inflamación de la mucosa que cubre la faringe y cuya causa puede ser una infección viral que produce un agudo dolor de garganta.

La faringe se encuentra al final de la boca y es la cavidad que comunica al aparato respiratorio y digestivo con el mundo exterior, siendo ésta muy susceptible a las contaminaciones del medio ambiente.

La inflamación de la faringe va de la mano con la inflamación o irritación de las amígdalas en el caso de faringitis aguda, siendo las amígdalas el primer escudo protector para las infecciones que entran por la nariz y por la boca.

Causas de la Faringitis Viral

La causa de la inflamación de la laringe son las infecciones virales, que en casos extremos comprometen a los pulmones e intestinos porque la laringe es la vía de comunicación entre el aparato digestivo y el aparato respiratorio.

Es común que las infecciones por gripe y resfriados causen irritación en la faringe porque tendemos a respirar por la boca, absorbiendo directamente el aire sin que sea filtrado por las fosas nasales.


Lee también: Cómo Destapar la Nariz Cuando Estamos Resfriados


La faringitis viral en los niños se adquiere principalmente porque se llevan a la boca juguetes o utensilios expuestos a bacterias del medio ambiente.

Pueden provocarla también las infecciones bacterianas, como por ejemplo:

  • La difteria: Se trata de una enfermedad respiratoria muy grave que no suele darse en los países desarrollados.
  • La tos ferina: Es tremendamente contagiosa y se produce cuando se infecta el tracto respiratorio.
  • Faringitis estreptocócica: provocada por la bacteria cuyo nombre es Streptococcus pyogenes o estreptococos del grupo A.

motivos y causas de la aparicion de la faringitis virica

La contaminación ambiental, la distensión muscular por hablar alto o las alergias también pueden ser causas de la faringitis (ver artículo sobre la rinitis alérgica crónica y estacional).

¿Es Contagiosa?

Es una pregunta que nos hacemos muy a menudo. La respuesta es sí, principalmente en los niños.

Es frecuente escuchar que cuando en la guardería hay un bebé con catarro el resto se contagia.

En el caso de la faringitis vírica y bacteriana es igual. Se contagia a través de la saliva y en los niños es común que intercambien juguetes que se han llevado a la boca, que le tosan en la cara a otros niños, o simplemente que compartan los utensilios de comida.


Te podría interesar también: Todo sobre la Tos Alérgica


En los adultos también es contagiosa. Estamos expuestos a bacterias, sobre todo en ambientes cerrados con aire acondicionado. Un compañero enfermo al toser o estornudar puede expandir las bacterias afectando a aquellos que menos defensas naturales tengan en su organismo.

El período de contagio puede ser de días antes de manifestarse la enfermedad como tal, y puede extenderse hasta una semana después de su aparición.

En el caso de los niños y ancianos puede extenderse el período porque generalmente presentan menos mecanismos naturales de defensa en el organismo.

La faringitis vírica puede ser causa de una infección bacteriana, provocada generalmente por una bacteria conocida científicamente como estreptococo beta hemolítico, que puede aparecer con más probabilidad en estaciones frías y lluviosas.

Síntomas de la Faringitis Viral

Los síntomas de la faringitis vírica son principalmente el dolor de garganta y la dificultad para tragar.


También te puede interesar: ¿Qué es la Disfagia?


Pueden presentarse también molestias en el cuello, cuando lo movemos o hablamos provocado por los ganglios linfáticos inflamados. También al palparlos podemos sentir un dolor agudo.

Catarro, dolor muscular y articular, malestar general, es decir, desánimo y somnolencia son síntomas que pueden acompañar a la faringitis vírica y bacteriana.

La faringe también tiene la función de deglutir los alimentos, es decir, que lleva el bolo alimenticio desde la boca hasta el esófago, y al estar irritada sentimos dolor y pérdida del apetito.

A menudo también se presentan la fiebre alta y los escalofríos en este cuadro infeccioso.

Cuando los síntomas se hacen recurrentes, debemos hacer una breve historia de nuestro cuadro clínico, es decir, revisar las coincidencias de las posibles causas para identificar un posible cuadro de faringitis crónica.

En casos de faringitis crónica lo recomendable es acudir al especialista.

¿Qué Tratamientos hay para la Faringitis Vírica?

Los tratamientos médicos como tal no están registrados porque la enfermedad es de origen viral. Nos preguntamos entonces: ¿Cómo curar la faringitis vírica? ¿Cuánto tarda en curarse?

Los medicamentos para la faringitis vírica están orientados a aliviar la inflamación, calmar el dolor y disminuir el período de la enfermedad. La duración de la faringitis viral es de aproximadamente dos semanas.

la faringitis puede ser viral o bacteriana

Los remedios para la faringitis viral son generalmente remedios caseros y se utilizan para aliviar los síntomas, no para curar la enfermedad. El más efectivo es hacer gárgaras con agua tibia y sal varias veces al día. La dosis es la relación de una cucharadita de sal en un vaso de agua.

Aplicar en exceso toques para el alivio inmediato del dolor de garganta, el uso de aerosoles y/o tomar pastillas mentoladas puede ser contraproducente, es decir, sentimos alivio inmediato pero la inflamación tiende a ser más duradera.


Te puede interesar también: Anosmia -Toda la información sobre esta enfermedad olfativa-


En ciertos casos, en función del dolor de garganta, como sucede con la mononucleosis infecciosa, se puede necesitar el uso de antiinflamatorios, ya que los ganglios linfáticos del cuello se inflaman mucho.

No se acepta el uso de antibióticos para tratar los dolores de garganta. Al contrario, están contraindicados porque las bacterias tienden a hacerse más resistentes.

Puedes leer artículos similares en nuestra sección sobre Salud y Calidad de Vida.

Más información:

Canarias 7: La faringitis aguda es más frecuente en primavera
El Caribe.com: Cómo cuidar tu garganta

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies