Hernias Inguinales: Todo lo que Debes Saber

Es muy habitual escuchar que con el paso del tiempo los problemas de hernias afecten a personas de edad avanzada y a quienes han estado expuestos a levantar objetos pesados en sus trabajos.

Las hernias, por lo general, se presentan con una protuberancia que palpamos en una exploración física alrededor del ombligo en el caso de hernias umbilicales y al nivel de la ingle en el caso de hernias inguinales.

hernias inguinales

Las consecuencias de las hernias inguinales, si no son vistas a tiempo, pueden suponer un riesgo, por lo que no debes descuidar su atención si presentas algún síntoma.

Hernias inguinales ¿Qué son?

Las hernias inguinales o hernia en la ingle son aquellas protuberancias que aparecen como consecuencia de problemas en la pared abdominal. Se clasifican en dos tipos principales:

  • La hernia inguinal, que es la más común
  • Hernia femoral

Nuestro canal inguinal es un conducto ubicado en una parte de la pared abdominal. Este conducto tiene unos anillos por donde circulan los vasos sanguíneos, las terminaciones nerviosas, el cordón espermático en el caso de los hombres y en el caso de las mujeres el ligamento redondo.

Estos anillos pueden dilatarse y permitir el paso de alguno de estos componentes; es así como se forma la hernia inguinal, provocando una protuberancia en la ingle que se nota más cuando estamos de pie y que en muchos casos no molesta.

Las hernias inguinales pueden contener tejido graso en su interior o estar recubiertas por el tejido del interior del abdomen o saco herniario.

 ¿Cómo surge la hernia inguinal? -Causas-

La aparición puede suceder por diversos factores. Revisemos los tipos y clasificación de hernias inguinales.

Las primeras causas de su aparición podemos clasificarlas así:

  • Congénitas: Las hernias inguinales congénitas aparecen desde el nacimiento. Hay opiniones que relacionan el momento del parto con esta afección.
  • Adquiridas: se pueden originar en cualquier momento, sin una razón definida. Generalmente obedecen a una mala postura que adquirimos al realizar un esfuerzo físico, o a abusos que tendemos a realizar con un peso que no podemos controlar.
  • Postquirúrgicas: aparecen después de la operación de la misma hernia. En muchos casos las paredes musculares se debilitan y dan paso de nuevo a su formación.
  • Traumáticas: se originan por golpes y traumatismos en la región inguinal.

causas que provocan la aparicion de hernias inguinales

Dependiendo de su anatomía podemos clasificarlas de la siguiente manera:

  • Hernia inguinal sintomática directa. Es fácil de ver al nivel del abdomen, se protruye en la pared abdominal.
  • La Hernia inguinal indirecta. Es cuando aparece en el orificio inguinal.
  • Hernia inguinal mixta. Es cuando mantiene las características de ambas.

De acuerdo a como se presentan sus síntomas, podemos clasificarlas en:

  • Hernia inguinal reductible. Es aquella que puede aparecer fuera del conducto inguinal, pero puede también introducirse de nuevo.
  • La Hernia inguinal incarcerada. Cuando no puede reducirse pero no presenta peligro porque no lesiona el conducto inguinal.
  • Hernia inguinal estrangulada. No puede reducirse y presenta un daño en los tejidos del conducto originados por la mala circulación sanguínea. Puede producir necrosis y otras afecciones mayores.
  • La Hernia inguinoescrotal. Es cuando baja hasta el escroto en el caso de pacientes varones. Es de gran tamaño y generalmente son hernias de muchos años presente en las personas de avanzada edad.

Cuando la protuberancia se encuentra en la parte interior y superior del muslo se denomina hernia femoral. Su aparición es más común en mujeres porque el canal pélvico femenino es más grande que el del hombre.

Se origina principalmente por la debilidad del canal femoral, en algunos casos por el exceso de tos o el esfuerzo que se pueda hacer al defecar si sufrimos de estreñimiento más de lo normal.

¿Cuáles son los síntomas de las hernias inguinales?

Una hernia inguinal se detecta por la presencia de un bulto en la parte inferior de la ingle, cerca del área del pubis de la mujer y del escroto en los hombres, y por lo general no se presenta con dolores.

Si es así, entonces ¿cuáles son las molestias de una hernia inguinal?

Aunque te molesten sólo un poco, generalmente cuando llevas mucho tiempo de pie, cuando realizas algún esfuerzo físico o sólo un poco de dolor testicular, deben ser vigiladas.

Puedes tener una hernia inguinal sin bulto que no puedas palpar o notar. En este caso se conoce como hernia oculta, y pueden estar relacionadas con otras afecciones digestivas, asas intestinales, urológicas, traumatólogas y otras.

¿Qué especialista trata las hernias inguinales sin bulto?

Las trata un cirujano experto en pared abdominal, quien evaluará tu condición médica. Necesitará de varios exámenes como tomografía computarizada o resonancia magnética para determinar el diagnóstico.

Tratamiento de una hernia inguinal

Muchos nos resistimos al quirófano, pero en la mayoría de los casos la única alternativa es practicar una cirugía al paciente.

tratamiento para una hernia inguinal

¿Cómo tratar una hernia inguinal?

Cuando la hernia es pequeña y no ocasiona daños a la cavidad abdominal puedes optar por el uso de fajas para las hernias inguinales para contenerla. Dicha faja no mejora la condición, y no garantiza que no siga creciendo.

Los terapeutas aconsejan hacer “el puente”. Este ejercicio físico fortalece los riñones para que pesen menos sobre el intestino, y en consecuencia detener su crecimiento y fortalecer la zona pélvica.

Estos métodos no la curan. El procedimiento para el tratamiento de la hernia inguinal es quirúrgico.

Los expertos aseguran que no cede con tratamientos y dependiendo su gravedad debe intervenirse al poco tiempo.

La operación más frecuente es la tradicional de cirugía abierta por los efectivos resultados en cualquier tipo de hernia. La cirugía por laparoscopia se practica en algunos tipos de hernias con la misma efectividad y cuyo postoperatorio es menos traumático.

Las hernias inguinales son muy comunes en nuestros días y pueden aparecer en cualquier momento. Prevenir una hernia no es tan sencillo porque dependiendo de nuestra actividad somos muy vulnerables a padecerlas.

En todo caso la atención que le prestes cuanto antes evitará lesiones mayores y te permitirá continuar con tu vida familiar y laboral sin complicaciones.

Vídeo con que habla sobre los Síntomas y Complicaciones de la hernia inguinal:

Puedes leer artículos similares a éste en nuestra sección sobre Salud.

Otros artículos que te deberían interesar:

Referencias y fuentes para completar este artículo:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies