Las mejores mascotas para niños alérgicos

Incluso si tu hijo es sensible al pelo y a la caspa, todavía es posible elegir una mascota que le mantendrá mantendrá libre de estornudos y feliz.

Si tienes un hijo con alergias, es posible que dudes si traer una mascota a casa.
mejores mascotas para ninos alergicos

Aunque debas tener algunas cosas en consideración, y si bien un niño con alergias graves probablemente deba ser medicado, no hay necesidad de evitar coger una mascota sólo porque tu hijo sea propenso a alergias leves.

Si tienes dudas de si tu hijo puede ser alérgico o no, una buena forma de averiguarlo es ir a un alergista y someterle a unas pruebas de alergia.


Es posible que te interese también: Anafilaxia En El Colegio: Una Cuestión De Vida o Muerte


Las pruebas de alergia pueden determinar qué sustancias pueden desencadenar una respuesta alérgica en tu hijo y descartará alergias adicionales a la dieta de una mascota o su ropa de cama.

Hay gente que no se da cuenta de que tienen una alergia hasta que no tienen alrededor a una mascota, lo que conduce a tener que buscarle otro hogar al animal.

Encontrar otro hogar para la mascota sería triste tanto para la familia como para ella, por lo que siempre someterse a la prueba de alergias con el fin de tomar una decisión adecuada sobre qué tipo de mascota tener.

Aquí están las mejores mascotas para niños alérgicos a considerar por las familias, junto a una serie de consejos sobre cómo adaptar a un niño con alergias.

Perros y Gatos

Algunas personas pueden ser más sensibles a ciertas razas que otras, pero a pesar de las teorías, no hay mejor cosa que asegurarse de tener un perro o un gato con un 100% de probabilidades de que no causará ninguna alergia.

Las pruebas de alergia le dirán si es alérgico a perros o a gatos, pero no identificará las razas particulares que causan la reacción.

Tanto si tu hijo es levemente alérgico a estos mamíferos como si no, se necesitará un cierto ensayo y error para determinar qué raza no alergénica es la mejor para tu hogar y la que causará la reacción alérgica menos grave.

Los perros de pelo corto o los gatos sin pelo no son necesariamente las mejores opciones.

Una reacción alérgica es causada por proteínas en la caspa de los animales (células de piel vieja que se desprenden) y la saliva, componentes ambos que estarán presentes también en razas con poco o ningún pelo.

Además de las pruebas de alergia, puedes visitar a miembros de la familia, amigos o vecinos que tengan la raza de perro o gato que estés considerando tener.

Habla primero con el pediatra antes de exponer a tu hijo a ningún animal, y pregunta qué medicamento debes tener a mano en caso de que tenga una reacción alérgica.

Si tiene asma o alergias a un mamífero, estar expuesto puede hacerle toser, jadear (respirar con dificultad) o sufrir hinchazones significativas.

Si el asma del niño está bien controlada, permite que interactúe con la mascota brevemente para ver si desarrolla una reacción alérgica.

Sin embargo, antes de hacerlo, habla con el pediatra o alergólogo para asegurarte de que es seguro para el niño. Con que esté más de dos minutos tu hijo ya habrá estado suficientemente expuesto, así que permanece atento a él mientras juega con el animal.

El niño debe visitar la misma raza varias veces durante una hora o más para ver si se desarrolla una reacción alérgica.

Incluso si no muestra signos de una reacción alérgica, una exposición corta no puede descartar una alergia por completo, por lo que todavía puede ser una buena manera de determinar cualquier problema.

Si el asma o las alergias de tu hijo no están controladas, no lo expongas al contacto con un animal.

Aunque un niño puede no ser alérgico al animal en sí, debes tener cuidado si tu hijo es alérgico al polen.

perros y gatos como mascotas

Un animal que ha estado al aire libre puede introducir el polen en el hogar y esparcirlo por todas partes.

Si decides tener un gato o un perro, deberás ser más cuidadoso con la limpieza del animal.

Invertir en una aspiradora con un filtro de partículas de aire de alta eficiencia (HEPA) para atrapar eficazmente el polen, así como la caspa de las mascotas, y lavar y aspirar con frecuencia cualquier alfombra o mueble que entre en contacto con el animal.

Incluso si tienes pisos de madera, asegúrate de limpiar a menudo. El polvo diario y la compra de un purificador de aire con un filtro HEPA también eliminarán cualquier rastro de polen que tu mascota haya podido traer al hogar.

Hámsters, cobayas, conejos y otras mascotas pequeñas

Las mascotas pequeñas tienen una ventaja sobre sus homólogos más grandes cuando se trata de la asequibilidad y la cantidad de espacio que ocupan en su hogar.

Si estás considerando adquirir una mascota más pequeña para tu hijo, de todos modos, sigue siendo importante evaluar si tiene una alergia a la piel del animal, alimentos (heno), o sus accesorios para dormir (pino o cedro).

Ten mucho cuidado si estás considerando conejos y cobayas. Muchos niños parecen ser alérgicos a la piel de estos animales que a la de los roedores más pequeños.

La reacción es posiblemente más fuerte porque conejos y cobayas son más grandes que otros animales domésticos pequeños y sueltan más pelo, aumentando la cantidad de alérgeno a la que los niños están expuestos.

Las opciones más seguras para mascotas pueden ser un animal más pequeño como un hámster, un jerbo o una rata.

Sin embargo, algunas personas pueden desarrollar alergias a cualquier roedor con el paso del tiempo.

Si está considerando un amigo emplumado, ten en cuenta que las aves también sueltan caspa y pueden causar alergias similares a las ocasionadas por los mamíferos.

Las aves más pequeñas pueden soltar menos caspa y causar menos reacciones, pero los padres deben hacer que los niños se hagan pruebas de alergia antes de comprar una.

O puedes probar esta alternativa única: un erizo. Una de las ventajas del erizo es que los niños con alergias no suelen sufrir irritaciones con ellos.

Dado que los erizos tienen espinillas, eliminan menos caspa y como resultado los veterinarios tienden a ver menos reacciones alérgicas a ellos.

Peces

los peces son buenas mascotas para ninos con alergias

Aunque los peces no son tan prácticos como otros animales, son una de las mejores mascotas para un niño con alergias.

Dado que están en el agua y no hay contacto directo o por el aire, las alergias no deben ser un problema.

Sin embargo, los padres deben evitar que los niños toquen los peces y metan las manos en el agua. Los ambientes acuáticos pueden contener bacterias que pueden producir una infección.

Si tu hijo tiene un corte o un rasguño en la piel, el contacto con los peces puede producir una enfermedad, muy común en los pescadores, en la que aparece una especie de círculo rojo alrededor de la zona infectada y que causa picazón y ardor. El lavado cuidadoso de las manos puede reducir el riesgo de exposición.

Reptiles

Si a ti y a tu pareja no os importa tener un animal escamoso en la casa, los reptiles pueden ser una buena opción para los niños con alergias.

Debido a que carecen de pelaje, serpientes, tortugas, geckos y dragones barbudos tienen una clara ventaja sobre sus homólogos peludos.

Mientras que estos animales tienden a desprenderse de su piel, carecen de las proteínas que causan las reacciones alérgicas.

Una preocupación con los reptiles, sin embargo, es la exposición a la salmonela. La mayoría de los reptiles que están bien cuidados son saludables, pero algunos pueden transportar salmonella como parte de sus bacterias intestinales normales, y puede ser perjudicial si se transfiere a los seres humanos.

La salmonella puede causar inflamación intestinal severa y diarrea en las personas. Es más habitual que se produzca en personas con sistemas inmunológicos inmaduros o comprometidos, como en niños pequeños o ancianos.

Los síntomas pueden ser similares a un virus del estómago, así que si estás preocupado, díle al médico que eres dueño de un reptil.

otra alternativa para ninos con alergias son los reptiles

Los niños con alergias no serán más vulnerables a la salmonella que cualquier otra persona, pero ten en presente que los reptiles serían una mejor opción para los niños ya mayores que entienden la importancia de lavarse las manos después de jugar con su reptil.

Por lo tanto, si tu hijo realmente quiere una mascota, busca soluciones creativas que mantengan a toda la familia saludable a la vez que proporciones un buen hogar para el animal.

Hay muchas familias que hacen que funcione: reducen el contacto del niño con la mascota al mantener a los animales en cuartos separados de la casa, haciendo hincapié en el estricto lavado de las manos o haciendo que otros miembros de la familia se encarguen de la mayor parte del cuidado animal.

Cualquier cosa que decidas, tener un niño con alergias no significa que debas descartar la posibilidad de hacerte con una mascota.

Fuente: http://www.parents.com/parenting/pets/kids/finding-best-pet-for-kids-with-allergies/

Si quieres leer artículos similares a visita nuestra sección de Hijos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies