Todo sobre las Molestias Dentales y el Dolor de Muelas

Todos sabemos que no hay nada más desesperante y doloroso que un dolor de muelas. Y es que las molestias en los dientes pueden tener su origen en causas diversas y necesitan ser tratadas de inmediato o pueden provocar mucho malestar y sufrimiento.

Entre las causas del dolor de muelas más comunes están las caries, golpes o roturas dentales, restauraciones de algunas piezas, infecciones de raíz o inflamaciones.

todo sobre las molestias dentales y que son

El dolor siempre llega como una advertencia de que algo no va bien con la salud de tu boca, por lo que es imperativo que conciertes una cita con tu dentista.

¡Pero tenemos buenas noticias! Hasta que veas al especialista, es posible aliviar el dolor de dientes en tu propia casa.

Así que, si quieres conocer qué te produce esa terrible e incesante molestia en los dientes, aprender algunos consejos para evitarla e incluso descubrir cómo unos sencillos remedios caseros o la simple toma de un gelocatil pueden aliviar tus molestias dentales y “salvarte la vida” cuando ya no aguantas más, no lo dudes: ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el Dolor de Muelas?

El dolor y las molestias en los dientes son un problema que afecta a una gran parte de la población de edades diversas. Por definición, es cualquier dolor que golpea los dientes y que puede variar en intensidad siendo leve, moderado o severo.

El dolor de muelas es un malestar físico muy común que aparece en el diente o alrededor del mismo. Tiene causas varias y resulta en un gran malestar para el paciente, pudiendo afectar al diente en sí mismo o a las regiones cercanas, alcanzando incluso toda la cara, la cabeza y el oído.

Insoportable, intenso, agudo, infernal… No en vano el dolor de muelas es considerado por muchos uno de los peores sufrimientos a los que un ser humano puede hacer frente durante su vida.

Causas del Dolor de Muelas o de las Molestias Dentales

Los dolores de muelas y/o las molestias en los dientes pueden ser provocados por varias razones:

  • Caries
  • Abscesos dentales
  • Un diente roto
  • Enfermedades de las encías
  • Desgaste del esmalte
  • Problemas en la pulpa dentaria
  • Sensibilidad de la raíz de los dientes
  • Bruxismo
  • Lesión o infección dental
  • Restauraciones de dientes dañados, etc.

Y pueden estar causados por el diente sí mismo o por los nervios del diente o de los músculos y las encías.

Pero la causa más común es la presencia de caries que, a menudo, se produce por una higiene oral pobre.

causas que provocan dolores y molestias dentales

Las caries dentales son, en términos simples, una cavidad en las capas externas del diente (esmalte y dentina). En las primeras etapas de una caries, la molestia en las muelas es causada generalmente por la sensibilidad del diente al calor y al frío o debida a la presencia de bacterias.

A medida que la caries empeora aparece el verdadero dolor, ya que puede haber alcanzado la pulpa del diente y dado lugar a una infección.

Es muy importante tratar esas cavidades porque, además del dolor, podrían eventualmente causar la pérdida del diente. En este caso, la solución posterior podrían ser unos implantes dentales.

Síntomas de las Molestias Dentales

Los síntomas de dolor de muelas más comunes pueden producirse en el propio diente o incluir dolor o molestia alrededor del diente o de las encías. El dolor puede ser intenso, pulsátil o moderado, pero suele ser constante y no remite a la primera de cambio.

De hecho, algunas personas sólo lo sienten cuando se ejerce presión sobre el área afectada.

Algunos síntomas del dolor de muelas incluyen:

  • Hinchazón de las encías alrededor del diente afectado
  • Fiebre leve
  • A veces la aparición de una fístula en caso de infección

Y ese dolor puede irradiarse a la mandíbula, la cabeza y el oído.

Además, el dolor generalmente empeora cuando se come o se bebe. Por ejemplo, si el dolor se produce por la sensibilidad, empeorará al ingerir alimentos o bebidas demasiado calientes o frías y a menudo al tumbarse, porque se ejerce más presión sobre los dientes.

Aunque el dolor de muelas puede ir y venir de vez en cuando, es importante consultar a un especialista para que descubra cuál es la causa de la molestia y aplique el tratamiento adecuado cuanto antes.

Cómo Aliviar las Molestias Dentales en Casa (Remedios Caseros)

Si notas que una molestia incesante se va apoderando de tus muelas y que el dolor va en aumento, debes saber que no es necesario que esperes a la cita médica, pues es posible aliviar el dolor de muelas con elementos que encontrarás fácilmente en tu propia casa.

Gelocatil

El uso de analgésicos como el paracetamol ayuda a paliar el dolor. El paracetamol es eficaz para aliviar las molestias y el dolor ocasional leve o moderado como el dolor de cabeza, el dolor dental, el muscular (contracturas) o el de espalda (lumbago) y es ideal en estados febriles.

En el caso de las molestias dentales o el dolor de muelas, es un aliado fiel y efectivo.

Gelocatil está indicado en adultos y adolescentes mayores de 14 años, pero ante cualquier duda, consulta a tu médico o farmacéutico.

remedios caseros para aliviar las molestias dentales y el dolor

Clavo

El clavo de olor es rico en sustancias analgésicas. La opción más simple para tratar el dolor de muelas en casa es masticar un clavo, aunque también existe la posibilidad de aplicar aceite de clavo o ingerirlo en forma de té.

El aceite de clavo se puede hacer en casa o puedes encontrarlo en farmacias.

Con la ayuda de una gasa o un disco de algodón, aplica el aceite sobre el diente que está dolorido y deja actuar durante unos minutos. Es importante evitar el exceso de aceite en las encías, ya que puede causar quemaduras leves debido a su alto contenido en eugenol.

Para preparar el té, basta con hervir una taza de agua y añadir 1 cucharadita de clavo. Deja que se enfríe y enjuaga cuatro veces al día.

Agua

El agua no quita el dolor de muelas, pero alivia el sufrimiento y limpia el área afectada.

La primera opción es chupar un hielo o ponerse una bolsa con hielo en la mejilla. El hielo suaviza el dolor y ayuda a bajar la hinchazón.

Pero también es posible hacer enjuague bucal con agua tibia y sal. La mezcla drena la zona, alivia el tejido inflamado y ayuda en la limpieza, disminuyendo el dolor.

Ajo

Entre las propiedades del ajo está la acción bactericida. Por lo tanto, pasar un diente de ajo por las encías ayuda en el tratamiento de las infecciones.

Puedes repetir el proceso un par de veces al día y no enjuagarte la boca hasta pasados unos minutos para que las sustancias puedan actuar.

Así que ya sabes, si repente empiezas a sentir dolor de muelas, ¡busca la ayuda de un especialista! Y hasta que llegue la cita, intenta soportarlo con alguno de nuestros consejos para aliviar las molestias dentales. ¡Remedios sencillos que te parecerán una bendición!

Otros artículos que deberías leer:

Comparte con tus amigosShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies