Obesidad Mórbida -¿En qué Consiste? ¿Cómo Prevenirla? ¿Cómo se Trata?-

¿Qué es la obesidad mórbida?

La obesidad mórbida es una afección en la cual la persona tiene un índice de masa corporal (IMC) superior a 40.

obesidad morbida

El IMC se utiliza para estimar la grasa corporal y puede ayudar a determinar si tienes un peso corporal saludable para tu talla.

El IMC no es una medida perfecta, pero ayuda a ofrecer una idea general de los rangos de peso ideales según la altura.

¿Cuáles son las causas de la obesidad mórbida?

Cuando comes, tu cuerpo usa las calorías que consumes para hacerlo funcionar. Incluso en reposo, el cuerpo necesita calorías para bombear el corazón o digerir alimentos.

Si esas calorías no se usan, el cuerpo las almacena en forma de grasa. El cuerpo acumulará reservas de grasa si continuas comiendo más calorías de las que puede consumir durante las actividades diarias y la práctica de ejercicio.

La obesidad y la obesidad mórbida son el resultado de demasiada grasa que se almacena en el cuerpo.

Ciertos medicamentos, como los antidepresivos, pueden causar aumento de peso. Las afecciones médicas como el hipotiroidismo también puede conducir a un aumento de peso, pero generalmente se pueden controlar para evitar que ocasionen obesidad.

¿Quiénes tienen riesgo de padecer obesidad mórbida?

Cualquiera puede aumentar de peso y volverse obeso si come más calorías de las que su cuerpo puede consumir.

Ciertos estudios demuestran que los factores genéticos juegan un papel importante en la manera en que el cuerpo almacena la energía. Se está investigando más a fondo la relación existente entre el peso y los genes.

Muchos factores del comportamiento también juegan un papel en la obesidad, incluyendo los hábitos alimenticios y el nivel de actividad diaria.

lo primero que hay que hacer para prevenir la obesidad morbida es llevar una dieta sana y equilibrada

Muchas personas desarrollan sus hábitos alimenticios cuando son niños y tienen problemas para mantener un peso corporal adecuado a medida que envejecen.

Como adulto, es posible que estés inactivo en tu trabajo y tengas menos tiempo para hacer ejercicio, planificar las comidas y realizar actividad física.

Otros factores, como el estrés, la ansiedad y la falta de sueño, pueden conducir a un aumento de peso. Las personas que dejan de fumar, a menudo experimentan un aumento temporal de peso.

Las mujeres también pueden tener problemas para perder el peso que ganan durante el embarazo, o pueden aumentar de peso durante la menopausia. Estos factores no necesariamente conducen a la obesidad mórbida, pero ciertamente pueden contribuir a su aparición.

Diagnóstico de la obesidad mórbida

El médico llevará a cabo un examen físico y analizará si tienes un peso corporal saludable. El IMC se calcula cuando el peso en kilogramos se divide por la estatura en metros cuadrados.

Puedes calcular tu IMC utilizando una calculadora provista por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Aquí están los rangos del IMC y sus categorías correspondientes de obesidad:

  • Peso inferior al normal: menos del 18,5 por ciento
  • Normal: 18.5 a 24.9 por ciento
  • Sobrepeso: 25,0 a 29,9
  • Obesos (clase 1): 30,0 y 34,9
  • Obesidad mórbida (clase 2): 35-39.9

El uso del IMC como herramienta de diagnóstico para la obesidad tiene sus limitaciones. Tu IMC es sólo una estimación de tu grasa corporal. Por ejemplo, los atletas pueden tener un peso alto debido a su mayor masa muscular.

Podrían caer en el rango del IMC obeso o mórbidamente obeso, pero en realidad tienen una pequeña cantidad de grasa corporal. Debido a esto, el médico podría usar otras pruebas para conseguir una lectura más exacta del porcentaje de grasa corporal que tienes.

Cálculo del porcentaje de grasa corporal

También se puede hacer un examen de pliegue cutáneo para revisar el porcentaje de grasa corporal. En esta prueba, un médico mide el grosor de un pliegue de piel del brazo, abdomen o muslo con un calibrador.

Otra manera de probar el porcentaje de grasa corporal incluye la impedancia bioeléctrica, que a menudo se hace utilizando un tipo especial de escala.

Finalmente, la grasa corporal se puede medir con mayor precisión utilizando un equipo especial para calcular el desplazamiento de agua o aire.

Otras pruebas

Tu médico puede ordenar exámenes de sangre adicionales para buscar problemas hormonales u otros problemas médicos que podrían estar causando el aumento de peso.

Complicaciones de la Obesidad Mórbida

La obesidad supone un grave problema para la salud. Sin un tratamiento adecuado, la obesidad puede llevar a otros problemas más serios, como:

  • Osteoartritis
  • Enfermedad cardiaca y anormalidades en los lípidos sanguíneos
  • Apoplejía
  • Diabetes tipo 2
  • Apnea del sueño (cuando deja de respirar periódicamente durante el sueño)
  • Problemas reproductivos
  • Cálculos biliares
  • Ciertos cánceres
  • Síndrome de hipoventilación por obesidad
  • Síndrome metabólico

Es posible que te interese también: Trucos para Acelerar el Metabolismo


Tratamiento de la obesidad mórbida

Existen varias opciones de tratamiento diferentes para la obesidad mórbida.

el bypass gastrico es una de las tecnicas quirurgicas utilizadas para tratar la obesidad morbida

Dieta y ejercicio

No hay datos sobre la manera más efectiva de inducir a la pérdida de peso a largo plazo, pero una dieta saludable y el ejercicio regular son las claves para una buena salud general.

También es importante aprender las herramientas de manejo del estrés que se pueden usar en lugar de comer en exceso o merendar durante los momentos de estrés.

Debes trabajar con tu médico y un dietista para establecer metas realistas que te ayuden a perder peso lentamente a través de la dieta y el ejercicio.

Puede ser útil encontrar el apoyo de amigos, familiares o de tu comunidad para hacer cambios en el estilo de vida que te permitan perder peso a largo plazo.

Medicamentos para perder peso

En algunos casos, se pueden prescribir medicamentos para bajar de peso. Estos medicamentos pueden causar pérdida de peso, pero la mayoría de las personas lo recuperan una vez que dejan de tomarlos.

Hay muchos suplementos herbales y de venta libre que afirman ayudarte a perder peso, pero muchas de estas afirmaciones no han sido verificadas.

Cirugía Bariátrica

Por cirugía bariátrica entendemos a todo el conjunto de procedimientos quirúrgicos que se usan para tratar la obesidad mórbida.

Y es que la cirugía también puede ser una opción para tratar la obesidad si has probado otros métodos para perder peso pero no has tenido éxito en su mantenimiento a largo plazo.

A menudo pueden conseguir reducir el riesgo de otras enfermedades (por ejemplo, cardiopatía, diabetes y apnea del sueño) que están asociadas con la obesidad severa.


Puede interesarte también: Diabetes e Hipertensión, ¿Qué relación tienen?


La cirugía puede causar complicaciones, y es recomendable que hables con tu médico para determinar si ésta es una opción para ti. Hay dos tipos comunes de cirugías para bajar de peso:

Cirugía de Banda Gástrica

En este procedimiento, el cirujano colocará una banda alrededor de la parte superior del estómago. Esto limita la cantidad de comida que puedes ingerir en un momento dado al hacerte sentir lleno después de comer pequeñas cantidades de comida.

Cirugía de bypass gástrico

Esta cirugía cambiará la forma en que la comida que ingieres viaja a través de tu tracto digestivo al omitir una porción de tu estómago y conectarlo directamente con el intestino delgado. Te hará sentir lleno cuando hayas comido menos comida.

Cómo Prevenir la Obesidad Mórbida

La obesidad mórbida y la obesidad en general, son afecciones muy graves y pueden ser potencialmente mortales. Un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada y practicar ejercicio de forma regular son importantes para prevenir la obesidad.

la obesidad morbida puede conducir a otra serie de enfermedades como diabetes o cardiopatias

Dieta y ejercicio

Las personas con obesidad mórbida deben evitar las dietas “pasajeras” y centrarse en el cambio de comportamientos alimenticios. Las recomendaciones incluyen:

  • Añadir más frutas y verduras a la dieta
  • Comer raciones más pequeñas
  • Contar las calorías
  • Comer con atención
  • Limitar las grasas saturadas, grasas trans y azúcares refinados

La actividad física es buena para la salud en general y es especialmente importante si estás tratando de perder peso.

Para comenzar a bajar de peso, necesitarás hacer ejercicio de moderado a intenso durante más de tres horas por semana. La actividad intensa aumenta significativamente el ritmo cardíaco.

Asegúrate de consultar con tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicio físico fuerte.

Ejemplos de actividad física beneficiosa incluyen:

  • Correr o trotar
  • Natación
  • Saltar a la cuerda
  • Caminata enérgica
  • Ciclismo

El ejercicio moderado también puede incluir actividades cotidianas como trabajar en el jardín.

Como habrás podido observar, la obesidad mórbida no es un tema para tomarlo a la ligera, así que no dudes en consultar con tu médico si la tienes o crees que la tienes.

Te invitamos a leer más artículos sobre Salud y Calidad de Vida.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies