Síntomas De La Pérdida De Audición Que Debes Conocer

¡Escucha! No tomes la salud de tus oídos a la ligera. La pérdida auditiva, también conocida como Hipoacusia, es un problema de salud grave y común en España y puede afectar la calidad de tu vida y tus relaciones.

Según un estudio, un 15% de las personas mayores de 18 años en nuestro país tienen problemas auditivos y no lo saben.

Y en otro estudio se desvela que el 20 % de las personas mayores de 55 años sufren deficiencia auditiva, aumentando el porcentaje según se cumplen años.

Síntomas De La Pérdida De Audición Que Debes Conocer

Ciertas condiciones, incluyendo la edad, las enfermedades y la genética, pueden desempeñar un papel importante en la pérdida de audición.

La vida moderna ha añadido a la lista una serie de elementos que dañan nuestros oídos, incluyendo algunos medicamentos y un montón de fuentes de ruido fuerte y continuo.

Con tantos casos sin diagnosticar de pérdida auditiva, la prevención es la mejor manera de mantener una buena audición a largo plazo.

Si ya has perdido algo de audición, hay formas de mantenerse conectado y comunicarse con amigos y familiares.

¿Qué causa la pérdida auditiva?

1. La edad avanzada es la causa más común de pérdida auditiva y en este caso se denomina presbiacusia. Una de cada tres personas de 65 a 74 años tiene algún nivel de pérdida auditiva. Después de los 75 años, eso aumenta hasta una de cada dos personas.

Los científicos no entienden por qué la audición disminuye con la edad. Puede ser que la exposición de por vida al ruido y otros factores dañinos desgasten lentamente la delicada mecánica de los oídos. Los genes también son parte de esta complicada ecuación.

El ruido desgasta la audición si es alto o continuado. En algunos lugares de trabajo, los oídos están expuestos, cada día, a niveles de ruido peligrosos.

Para entender el impacto del ruido, considera lo siguiente: el 44% de los carpinteros y el 48% de los fontaneros reportan alguna pérdida auditiva. Otras profesiones afectadas por el ruido incluyen el ejército, la minería, las fábricas, la agricultura y el transporte.

Incluso los músicos, que literalmente crean música para nuestros oídos, están en riesgo de pérdida de audición inducida por el ruido. Algunos ahora usan tapones especiales para los oídos cuando interpretan.

Los tapones para los oídos les permiten escuchar la música sin dañar el funcionamiento interno de sus oídos.

2. Los medicamentos pueden afectar a la audición o el equilibrio. Más de 200 fármacos y productos químicos tienen un historial de activación de los efectos secundarios de la audición y el equilibrio, además de su capacidad para luchar contra la enfermedad en sí.

  • Algunos antibióticos
  • Algunos medicamentos contra la quimioterapia
  • Aspirina
  • Algunos diuréticos
  • Un medicamento usado para tratar la malaria
  • Varios medicamentos para la disfunción eréctil

causas de la perdida auditiva

3. La pérdida repentina de la audición; la pérdida rápida de 30 decibelios o más de capacidad auditiva, puede ocurrir durante varias horas o días. (Una conversación normal supone 60 decibelios).

En 9 de cada 10 casos, la pérdida de audición súbita afecta sólo a un oído. Aunque hay alrededor de 4.000 nuevos casos de pérdida de audición repentina al año, los médicos diagnostican la causa sólo en el 10% al 15% de las veces.

4. Enfermedades como afecciones cardíacas, presión arterial alta y diabetes ponen nuestros oídos en riesgo al interferir con su suministro de sangre. También pueden provocar pérdida auditiva el sarampión, la meningitis o las paperas.

5. La otosclerosis es una enfermedad ósea del oído medio, y la enfermedad de Ménière afecta el oído interno. Ambos pueden causar pérdida auditiva.

6. El trauma, especialmente una fractura del cráneo o un tímpano perforado, pone a los oídos en grave riesgo de pérdida de la audición.

7. La infección o cera en el oído puede bloquear los canales auditivos y disminuir la audición.

Síntomas y niveles de pérdida auditiva

En muchos casos, el oído se desvanece tan lentamente que no se nota. Puedes pensar que la gente está murmurando más, que tu pareja necesita hablar más alto o que necesitas un teléfono móvil mejor.

Mientras siga llegando un poco de sonido, puedes creer que tu oído está bien. Pero en realidad es posible que cada vez te estés aislando más del mundo de los sonidos.

Los médicos clasifican la pérdida auditiva gradualmente:

Pérdida leve de la audición: Las conversaciones uno a uno están bien, pero es difícil captar cada palabra cuando hay ruido de fondo.

Pérdida moderada de la audición: necesitas a menudo pedir a la gente que repita las palabras durante las conversaciones en persona y en el teléfono.

Pérdida severa de la audición: Seguir una conversación es casi imposible a menos que tengas un audífono.

Pérdida auditiva profunda: No puedes oír cuando otras personas hablan, a menos que lo hagan de forma muy fuerte. No puedes entender lo que se está diciendo sin un audífono o un implante coclear.

Al principio, los sonidos agudos, como las voces de niños y mujeres, y los sonidos “S” y “F” se vuelven más difíciles de distinguir. También podrías:

  • Tener problemas para seguir una conversación cuando más de una persona habla a la vez
  • Pensar que otras personas murmuran o no hablan con claridad
  • A menudo malinterpretar lo que otros dicen y responder inapropiadamente
  • Obtener quejas de que el televisor está demasiado alto
  • Escucha zumbidos, ruidos o silbidos en los oídos, conocidos como tinnitus

Tratamientos para la pérdida de audición

Dependerán del tipo y el origen de tu pérdida auditiva. El tratamiento médico inmediato para la pérdida súbita de la audición puede aumentar tus probabilidades de recuperación.

La cirugía puede revertir la pérdida de audición causada por otosclerosis, tejido cicatricial o infección, mientras que la enfermedad de Ménière es a veces tratable con medicamentos y una dieta diferente.

La pérdida de la audición causada por una infección a menudo mejora con antibióticos.

Si crees que tu pérdida auditiva se debe al uso de medicamentos, habla con tu médico para saber qué opina sobre dichos medicamentos.

acude al otorrino para que compruebe tu audición

La mayoría de las personas con pérdida auditiva permanente puede beneficiarse de un audífono – sin embargo, sólo una de cada cinco personas que podrían utilizarlos lo hacen.

Por lo general, estos instrumentos diminutos se colocan dentro o detrás de la oreja para hacer los sonidos más fuertes. Las cosas suenan diferentes a través de un audífono sin embargo, por lo que debes hablar con tu médico para establecer metas realistas.

Otras tecnologías que mejoran el sonido incluyen sistemas de escucha personal que le permiten elegir lo que desea oír y silenciar otros sonidos.

Los sistemas de escucha de TV permiten escuchar la televisión o la radio sin subir el volumen. Diferentes tipos de dispositivos de amplificación de teléfono hacen que las conversaciones sean posibles tanto con el teléfono fijo del hogar como con los teléfonos móviles.

Los implantes cocleares se usan principalmente con niños pequeños, pero se están volviendo cada vez más populares entre los adultos mayores con una pérdida auditiva profunda.

Viviendo Con Pérdida Auditiva

Para empezar, redistribuye tu casa para que las habitaciones estén bien iluminadas y los espacios para sentarse queden cara a cara. Cuando la gente hable, poder ver su boca moverse, así como sus expresiones faciales.

Elimina las fuentes de ruido de fondo que se puedan evitar. Por ejemplo, apaga el televisor cuando nadie lo esté viendo.

Házle saber a la gente lo que pueden hacer para ayudarte a entenderlos mejor:

  • Obtén su atención antes de que empiecen a hablar.
  • Asegúrate de que puedes ver sus labios moviéndose.
  • Habla con claridad, pero no grites.

Cuida bien de tus oídos

La pérdida auditiva es a menudo definitiva, así que haz lo que esté en tus manos para proteger uno de tus activos naturales más valiosos.

Usa tapones para los oídos cuando estés cerca de sonidos tan fuertes o más fuertes que el tráfico. Las cortadoras de césped, las lijadoras eléctricas, las aspiradoras y la mayoría de los conciertos de música son lo suficientemente fuertes como para dañar los oídos desprotegidos.

Cuando sea posible, aléjate de la fuente del ruido. Por ejemplo, cruzar la calle o cubrir sus oídos cuando caminas por un sitio donde hay algo construyéndose o en obras y con un ruido fuerte.

usa protectores auditivos en trabajos con mucho ruido

Si trabajas en un lugar ruidoso, habla con su jefe o supervisor sobre la seguridad de los oídos. Es obligatorio cumplir con ciertas normas de seguridad en relación al ruido, según se recoge en el REAL DECRETO 286/2006, de 10 de marzo, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al ruido.

Si quieres ver artículos similares a Pérdida Auditiva -Causas, Síntomas y Tratamientos- te recomendamos que visites nuestra sección de Salud.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies