9 Remedios Caseros Para Los Talones Agrietados Y Resecos

¿Eres de las que adora el verano porque le encanta usar sandalias pero te da vergüenza ver el estado en el que han llegado tus pies a esa época del año? Pues tranquila, en este artículo te vamos a dar 9 Remedios Caseros Para Los Talones Agrietados.

Remedios Caseros Para Los Talones Agrietados Y Resecos

Lo primero que tienes que saber es que no eres la única. El gran problema que tienen la mayoría de las mujeres con los zapatos de tacón abierto (y talón) son los talones agrietados, también conocidos como talones con fisuras.

Aparecen esas odiosas grietas profundas que además de no resultar agradables a la vista exponen a nuestra piel a bacterias dañinas que pueden conducir a infecciones.

Lo que no sabías es que los talones agrietados y resecos no tienen por qué deberse siempre al uso de zapatos de punta abierta o al aire seco.

Podrían ser un signo de otros problemas de salud, como afecciones de la piel, problemas de tiroides, deficiencia de vitaminas, problemas de peso y envejecimiento.

Así que si tienes los talones secos o agrietados crónicos, comprueba si podrías estar sufriendo alguna otra posible enfermedad de riesgo y consulta con tu médico.

Trata de consumir una dieta rica en vitamina E, calcio, zinc y ácidos grasos omega-3 para mantener una salud óptima de la piel.

Ahora bien, si tienes claro que tu problema son solo los molestos talones agrietados y quieres descubrir algunos trucos caseros para deshacerte de ellos, estás en el lugar correcto.

Echa un vistazo a estas soluciones fáciles para los talones secos y agrietados que puedes hacer fácilmente en casa con ingredientes que probablemente ya tengas en tu despensa.

1. Aceite de coco

Masajea con una cucharada de aceite de coco en cada talón agrietado y cubre con calcetines gruesos antes de acostarte.

Por la mañana, los tacones aparecerán mucho más suaves. Repite según sea necesario cada noche hasta que los talones agrietados tengan un look óptimo.

Además de un poderoso hidratante, el aceite de coco es un desinfectante natural y ayuda a matar los gérmenes que podrían conducir a una infección.

2. Miel

Añade una taza de miel a 4 litros de agua tibia. Vierte la mezcla de miel y agua en un cubo o barreño lo suficientemente amplio como para que te quepan ambos pies.

Pon los pies en remojo durante 20-30 minutos. La miel ayuda a hidratar y limpiar los talones agrietados, mientras mantiene a raya los gérmenes que podrían conducir a infección.

meter los pies en agua con miel es un gran remedio para los talones agrietados

3. Sal de Epsom

Agrega 1/3 taza de sal de epsom a un cubo o un tazón grande lo suficientemente ancho como para que quepan ambos pies. Llena con agua tibia y deja que los pies se empapen durante 20-30 minutos.

La sal de epsom no es otra cosa que sulfato de magnesio y ayuda a exfoliar suavemente los pies. Frota los pies con un aceite ligero como aceite de sésamo o aceite de jojoba para mantener los pies hidratados.

4. Piedra pómez

Este es un remedio de toda la vida para los pies agrietados y secos. Remoja los pies en agua tibia y usa una piedra pómez natural para eliminar las células muertas de la piel. Frota los pies con un aceite ligero como aceite de sésamo o aceite de jojoba para mantener los pies hidratados.

la piedra pomez es el mejor remedio para los talones secos y agrietados

Aunque la piedra pómez ha ayudado a muchas generaciones a mantener unos pies suaves y sin durezas, hoy en día las limas electrónicas son una magnífica opción, muy cómoda y fácil, para lucir unos pies perfectos en muy poco tiempo.

5. Aceite de aguacate

El aceite de aguacate es un calmante natural de la piel. Es excelente para cortes, raspaduras y piel agrietada. Ayuda a matar gérmenes y curar e hidratar la piel.

Frota una cucharadita de aceite de aguacate por los pies antes de acostarse. Cubre con unos calcetines y despierta por la mañana con unos talones súper suaves. Repite cada noche hasta que la piel se cure.

6. Mascarilla de Plátano y Coco

Machaca un plátano y mézclalo con 2-3 cucharadas de aceite de coco. Aplica sobre los talones agrietados y deja reposar durante 20-30 minutos. Lava en un baño caliente (sin jabón) y seca a continuación.

El plátano y el aceite de coco se cargan con enzimas naturales que ayudan a estimular la renovación de las células y la hidratación de la piel.

7. Calcetines de lana

Uno de los mayores culpables de los tacones agrietados es la pérdida de humedad. Usa medias de lana para atrapar el calor del cuerpo en los pies.

Esto ayudará a prevenir la pérdida de humedad. De hecho los talones agrietados tienden a desaparecer en el invierno. ¿Por qué?

Porque siempre llevamos zapato cerrado o botas con calcetines o incluso calcetines cuando estamos en casa para mantener los pies calientes. Y es que los calcetines ayudan a mantener la humedad del pie.

los calcetines de lana evitan la salida de la humedad en los pies y por tanto no se agrietan o se secan

8. Manteca de Karité

La manteca de karité orgánica es un emoliente rico en nutrientes, tales como vitaminas A, D, E y F, así como antioxidantes y ácidos grasos esenciales, que ayudan a combatir la piel seca.

Pon los pies en remojo en un cubo o barreño (lo suficientemente ancho para que quepan ambos pies) y llena con agua tibia y 1 cucharada de manteca de karité. Mantenlos en remojo durante 15 minutos.

O puedes masajear los pies con 1-2 cucharadas de manteca de karité y cubrir los pies con calcetines durante toda la noche.

9. Aceite vegetal

Lávate los pies y sécalos completamente con una toalla limpia. A continuación, aplica una capa de aceite vegetal en las partes agrietadas de los pies. Con unas dos cucharadas de aceite tendrás suficiente.

Usa un par de calcetines gruesos y déjalo durante la noche. Lávate los pies por la mañana.

Las grasas en el aceite vegetal hidrogenado nutren profundamente la piel y curan los pies agrietados.

el aceite vegetal es un buen remedio para suavizar los pies secos y agrietados

Es mejor prevenir que curar. Como veis, hay muchos remedios caseros y consejos de estilo de vida para evitar el agrietamiento de los talones.

La hidratación adecuada es el primer paso para prevenir los talones secos. El uso de zapatos cómodos, abstenerse de caminar en exceso con calzado no adecuado, y evitar la exposición a la contaminación son las maneras más fáciles de evitar los talones agrietados.

Frotar los talones regularmente con piedra pómez sumergiéndolos en agua salada caliente o agua con zumo de limón añadido a ella puede mantenerlos limpios y suaves.

Relajar los pies y darte masajes con aceite también evita la sequedad y, por lo tanto, los talones agrietados.

¿Conoces algún otro remedio para los talones secos y agrietados? ¡Cuéntanoslo!

Fuente: www.dontmesswithmama.com/10-home-remedies-cracked-heels/

Si quieres leer artículos similares puedes visitar nuestra sección de Belleza.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies