¿En qué consiste el Síndrome de Asperger?

Si conoces a alguien que tiene el Síndrome de Asperger, notarás dos cosas de inmediato. Es tan inteligente como los demás, pero tiene problemas con las habilidades sociales.

También tiende a tener un enfoque obsesivo en un tema o realizar los mismos comportamientos una y otra vez.

Sindrome de Asperger

Los médicos solían pensar en Asperger como una enfermedad aislada. Pero en 2013, la edición más reciente del libro estándar que utilizan los expertos en salud mental, llamado El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), cambió su clasificación.

Hoy en día, el síndrome de Asperger ya no es técnicamente un diagnóstico en sí mismo. Ahora es parte de una categoría más amplia llamada trastorno del espectro autista (TEA). Este grupo de problemas de salud mentales relacionados comparte algunos síntomas en común. Aún así, mucha gente todavía usa el término Asperger.

Esta enfermedad es lo que los médicos llaman un tipo “de alto funcionamiento” de TEA. Esto significa que los síntomas son menos graves que otros tipos de trastornos del espectro autista.

El DSM-5 también incluye un nuevo diagnóstico, llamado trastorno social de comunicación pragmática, que tiene algunos síntomas que se superponen con el de Asperger.

Los médicos lo usan para describir a las personas que tienen problemas para hablar y escribir, pero tienen inteligencia normal.

Pero entonces, ¿en qué consiste exactamente el Síndrome de Asperger? Vamos a verlo.

¿Qué es el Síndrome de Asperger?

El síndrome de Asperger (SA) es un trastorno neurobiológico en el extremo de mayor funcionamiento del espectro autista.

Los síntomas de la persona que lo padece pueden variar de leves a severos.

Las personas con SA y trastornos relacionados muestran graves deficiencias en las habilidades sociales y de comunicación. Su Coeficiente Intelectual (IQ) está en el rango normal o incluso superior.

Por lo general son educados, pero la mayoría requieren servicios de educación especial. Debido a su ingenuidad, los que tienen Síndrome de Asperger son vistos a menudo como “bichos raros” y son con frecuencia un blanco para el bullying y las burlas continuas.

Ellos desean encajar socialmente y tener amigos, pero tienen una gran dificultad para establecer conexiones sociales eficaces.

los niños con sindrome de asperger tienen graves dificultades para comunicarse y para entablar relaciones sociales

Muchos de ellos corren el riesgo de desarrollar trastornos del estado de ánimo, como ansiedad o depresión, especialmente durante la adolescencia.

Síntomas

Los síntomas comienzan temprano en la vida de quien lo padece. Si eres la mamá o el papá de un niño que lo tiene, puedes notar que no establece un contacto visual.

También puedes darte cuenta de que tu hijo parece estar incómodo en situaciones sociales y no sabe qué decir o cómo responder cuando alguien le habla.

Puede que se pierda las señales sociales que son obvias para otras personas, como el lenguaje corporal o las expresiones en las caras de la gente.

Por ejemplo, puede que no se dé cuenta de que cuando alguien cruza sus brazos y frunce el ceño, está enojado.

Otra señal es que tu hijo puede mostrar pocas emociones. Puede que no sonría cuando está feliz o que no se ría de una broma. O puede hablar de forma plana, casi robótica.

Si tu hijo tiene la enfermedad, puede hablar de sí mismo la mayor parte del tiempo o enfocarse con mucha intensidad en un solo tema que le interesa, como la geología o las estadísticas de fútbol, por ejemplo.

los niños con sindrome de asperger se enfocan compulsivamente en un tema que les interesa

También podría hacer los mismos movimientos una y otra vez.

Es muy posible que no le guste el cambio. Por ejemplo, puede comer la misma comida para el desayuno todos los días o tiene problemas para pasar de una clase a otra durante el día escolar.

Características del síndrome de Asperger

Cada persona es diferente. Un individuo podría tener todos o sólo algunos de los comportamientos descritos para tener un diagnóstico de EA.

Estos comportamientos incluyen lo siguiente:

  • Insuficiencia marcada en el uso de comportamientos no verbales múltiples tales como: mirada fija, expresión facial, postura del cuerpo, y gestos para regular la interacción social.
  • Dificultad extrema en el desarrollo de las relaciones de pareja apropiadas para la edad. (Por ejemplo, los niños pueden sentirse más cómodos con los adultos que con otros niños).
  • Adherencia inflexible a las rutinas y a la perseveración.
  • Fascinación con mapas, globos y rutas.
  • Memoria superior.
  • Preocupación con un tema en particular con exclusión de todos los demás.
  • Dificultad para juzgar el espacio personal, torpeza motora.
  • Sensibilidad al medio ambiente, ruidos fuertes, ropa y texturas alimenticias, y olores.
  • Destrezas dañadas del habla y del lenguaje en el área de la semántica, la pragmática y la prosodia (volumen, entonación, inflexión y ritmo).
  • Dificultad para entender los sentimientos de los demás.
  • Estilo pedante en la formal de hablar. A menudo llamado “pequeño profesor”.
  • Extrema dificultad para leer y / o interpretar las señales sociales.
  • Respuestas social y emocionalmente inapropiadas.
  • Interpretación literal del lenguaje. Dificultad para comprender significados implícitos.
  • Amplio vocabulario. La lectura comienza a una edad temprana (hiperlexia).
  • Manierismos motores estereotipados o repetitivos.
  • Dificultad con “dar y recibir” en una conversación.

Cómo obtener un diagnóstico

Si notas estos signos en tu hijo, consulta con tu pediatra. Él puede referirle a un experto en salud mental especializado en ASD´s, como por ejemplo:

Psicólogo. Diagnostica y trata problemas  relacionados con las emociones y el comportamiento.

Neurología pediátrica. Trata las enfermedades del cerebro.

Pediatra del desarrollo. Se especializa en problemas del habla y del lenguaje y otros problemas de desarrollo.

Psiquiatra. Tiene experiencia en las enfermedades de salud mental y puede recetar medicamentos para tratarlos.

El Síndrome de Asperger a menudo se trata con un enfoque de equipo. Eso significa que puedes ver más de un médico implicado en el cuidado de tu hijo.

los pediatras del desarrollo son uno de los profesionales que pueden obtener un diagnostico para el sindrome de asperger

El médico te hará preguntas sobre el comportamiento del niño, incluyendo:

¿Qué síntomas tiene, y cuándo lo notó por primera vez?
¿Cuándo aprendió su hijo a hablar y cómo se comunica?
¿Está enfocado en cualquier tema o actividad?
¿Tiene amigos, y cómo interactúa con los demás?

Luego observarás a tu hijo en diferentes situaciones para ver de primera mano cómo se comunica y cómo se comporta.

Tratamiento para el Síndrome de Asperger

Cada niño es diferente, por lo que no hay un enfoque único para su tratamiento. Es posible que el médico necesite probar algunas terapias para encontrar la que mejor funcione.

Los tratamientos pueden incluir:

Capacitación en habilidades sociales. En grupos o sesiones uno a uno, los terapeutas enseñan al niño a interactuar con otros y expresarse de manera más apropiada. Las habilidades sociales a menudo se aprenden mejor modelando después de un comportamiento típico.

Terapia del habla y del lenguaje. Esto ayuda a mejorar las habilidades de comunicación de tu hijo. Por ejemplo, aprenderá a usar un patrón normal de entonación en lugar de usar un tono plano. También recibirá lecciones sobre cómo mantener una conversación bidireccional y entender las señales sociales como los gestos de las manos y el contacto visual.

Terapia cognitivo-conductual (TCC). Ayuda a tu niño a cambiar su manera de pensar, para que él puede controlar mejor sus emociones y comportamientos repetitivos. Él será capaz de manejar cosas como estallidos, colapsos y obsesiones.

uno de los tratamientos consiste en enseñar al niño a interactuar con los demas

Educación y capacitación de los padres. Aprenderás muchas de las mismas técnicas que le enseñan a tu hijo para que puedas trabajar las habilidades sociales con él en casa. Algunas familias también ven a un consejero para ayudarles a lidiar con los desafíos de vivir con alguien que sufre Síndrome de Asperger.

Análisis de comportamiento aplicado. Es una técnica que promueve habilidades sociales y de comunicación positivas en el niño – y desalienta el comportamiento que prefieres no ver. El terapeuta usará alabanzas u otro “refuerzo positivo” para obtener resultados.

Medicina. No existen medicamentos aprobados por la FDA que traten específicamente los trastornos del espectro de Asperger o autismo. Algunos medicamentos, sin embargo, pueden ayudar con síntomas relacionados como depresión y ansiedad.

Tu médico puede prescribir algunos de estos:

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)
Medicamentos antipsicóticos
Medicamentos estimulantes

Con el tratamiento adecuado, tu hijo puede aprender a controlar algunos de los desafíos sociales y de comunicación a los que se enfrenta si padece de Síndrome de Asperger. Puede hacerlo muy bien en la escuela y seguir adelante para tener éxito en la vida.

Fuentes:
www.webmd.com/brain/autism/mental-health-aspergers-syndrome#1
aspennj.org/what-is-asperger-syndrome

Si quieres leer artículos parecidos, visita nuestra sección de Hijos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies