¿En qué consiste el Síndrome De Kleine-Levin?

El síndrome de Kleine-Levin, hace que las personas pasen la mayor parte del tiempo durmiendo, sin ningún tipo de interrupción.

Aunque algunas personas tienen el deseo de poder dormir todo un día luego de una gran jornada trabajo, y lograr reponer energías, para otras esto no resulta nada bueno.

sindrome de klein levin

El síndrome de Kleine Levin está relacionado con la hipersomnia.

Si quieres seguir conociendo un poco más sobre este extraño síndrome, sigue leyendo porque te explicaremos todo a continuación.

¿Qué es el Síndrome de Kleine Levin?

Se trata de un trastorno de origen neurológico, el cual se caracteriza por la presencia de ciertos episodios de sueños, en donde la persona es capaz de dormir hasta 20 horas seguidas, sin ningún tipo de interrupción.

En la mayoría de los casos, suele presentarse en los adolescentes y personas jóvenes, afectando en un mayor grado a la población masculina.

Esta enfermedad es muy rara, y suele presentarse en 1 o 2 casos sobre un millón de personas, y es por eso que desde el punto de vista médico, ha sido considerado como algo benigno.

Por otro lado, este síndrome es fácil de identificar ya que la persona afectada presenta comportamientos compulsivos, como por ejemplo tiene cambios bruscos en la personalidad, comienza a comer de forma compulsiva y frecuente, y un aumento de peso considerable.

Generalmente los episodios pueden durar algunos días o semanas, y puede repetirse varias veces al día, durante todo el año.

Síntomas del Síndrome de Kleine-Levin

Además de presentar la característica hipersomnia, hay otros síntomas comunes que permiten descubrir al síndrome de Kleine-Levin.

Entre ellos se encuentran los siguientes.

Alteración en la memoria y capacidad de juicio

Cuando una persona pasa más tiempo del debido descansando, es normal que presente alteraciones en la forma de expresar sus opiniones, y la capacidad para recordar las cosas.

Esto se debe a que el cerebro pasa mucho tiempo inactivo, y le resulta un poco difícil poder trabajar correctamente.


Puede que te interese leer: Cómo Mejorar La Memoria


Lentitud en la parte física y mental

Cuando los periodos de sueño se extienden, es lógico que las personas no cuenten con buena alimentación, y por lo tanto no tenga energía para realizar las actividades físicas y mentales que le corresponden de una forma satisfactoria.

Para los “bellos durmientes”, resulta un poco difícil poder cumplir con las actividades físicas de forma eficaz, y razonar rápidamente.

este sintoma provoca que quienes lo sufren no tengan energia para realizar las labores cotidianas

Fatiga

Es otro de los síntomas que se encuentra presente en esta condición. Cuando intentan resolver un problema, o realizar cualquier tipo de actividad física, simplemente se les dificulta por la presencia de la fatiga.

Conducta desinhibida y compulsiva

Las personas que padecen este síndrome, tienen mayores probabilidades de presentar conductas compulsivas de forma frecuente.

Por ejemplo, si se trata de una persona que está acostumbrada a comer normal, tras despertarse es lógico que quiera devorarse todo lo que encuentre a su alrededor, ya que su cuerpo no tiene reservas de energía.

Otro comportamiento de este tipo, es que suele alterarse con facilidad, logrando ser una persona muy conflictiva, con la que no puede mediarse tan fácilmente.

Actitud infantil

Todo lo que le digan a la persona con este síndrome, le resultará muy cómico y chistoso. Esto quiere decir que no se tomará nada en serio.

Su actitud infantil es muy notable.


También te puede interesar: Síndrome de Peter Pan


Fenómenos disociativos

En la mayoría de los casos, la persona presenta desrealización, que hace referencia a la sensación de estar separado de su propio cuerpo. Es común que padezca de ciertas alucinaciones, y no sepa diferenciar la realidad de la fantasía.

Causas del Síndrome de Kleine-Levin

Los estudios sobre este tipo de síndrome han revelado, que cuando se presenta, los pacientes tienen una hipoperfusión en el sistema límbico, la corteza frontotemporal, y el tálamo, logrando que la cantidad de sangre que va a esas regiones, sea reducida.

Además de que la actividad electro-encefálica, también desacelera su ritmo.

Aunque no se conoce con exactitud la causa exacta que lo origina, los médicos afirman que se produce como consecuencia de un mal funcionamiento en la parte del hipotálamo.

En esta parte es donde se regula la parte del apetito y el sueño.

Otros consideran que el síndrome de Kleine-Levin es causado por la sobreexposición de la luz solar, fiebres frecuentes, o grandes episodios de tensión por las que pueda estar pasando la persona.

Aunque se ha estudiado la posibilidad de que exista cierta influencia genética, realmente no se ha comprobado que sea así.

También se han especulado ideas sobre que puede generarse después de algún traumatismo craneal, o ciertas enfermedades infecciosas.

Tratamiento para el Síndrome de Kleine-Levin

Al no tener una causa clara, este síndrome es un poco difícil de tratar.

Sin embargo, entre los tratamientos más recetados para lograr contrarrestarlo, se encuentran los siguientes.

Medicamentos estimulantes

Se utilizan con el fin de estimular el sistema nervioso, y lograr reducir así la frecuencia de los episodios de este síndrome.

los medicamentos estimulantes pueden ser una opcion para tratar a las personas con sindrome de kleine levin

Antipsicóticos

Se emplean con el objetivo de lograr mejorar las alteraciones de conductas que presentan las personas con este síndrome.

Intervención psicológica

Además del uso de los medicamentos anteriores, se hace importante poder hacer una intervención psicológica para descubrir todas las complicaciones que puede llevar en el ámbito social, conductual y afectivo.

En las consultas psicológicas, también se tratan los problemas emocionales que puedan desencadenar las personas, debido a este tipo de trastorno.

La idea es poder tratar ambos aspectos, para ayudar al bello o bella durmiente a recobrar el equilibrio de su vida.

Uso de técnicas cognitivo-conductuales

En este tratamiento, se busca hacer una reestructuración cognitiva, y de aprendizaje para aprender a manejar este trastorno. La idea es lograr interpretar las razones de porqué la persona adquirió esa condición.

El síndrome de Kleine Levin es considerado inofensivo, y tiende a desaparecer por sí solo a medida que transcurren los años.

De esta manera, las personas no tienen que preocuparse mucho si son diagnosticados con este tipo de trastorno.

Como se mencionó anteriormente, suele afectar a las personas jóvenes y adolescentes, haciéndolos más rebeldes de lo que ya son en esa etapa.

Lo importante es poder aplicar el mejor tratamiento y poder ayudarlos a deshacerse de tanto sueño acumulado.

En nuestra sección de Psicología y Mente puedes encontrar más artículos similares.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies