Tics nerviosos en los niños

Los tics nerviosos en los niños pueden ser más comunes de lo que nos pensamos, y generalmente les sucede a aquellos pequeños que suelen ser un poco más tímidos.

A pesar de que puedan preocupar a los padres, generalmente no requieren de tanta atención ya que suelen desaparecer por sí solos.

tics nerviosos en los ninos

De acuerdo a estudios realizados en esta área, se ha podido comprobar que el 10% de los niños presentan tics nerviosos, y suelen aparecen a partir de los 5 años de edad.

A continuación te hablaremos un poco más sobre los tics nerviosos en los niños y cómo tratarlos.


Puede que también te interese: Consejos para mejorar la Autoestima en los Niños


¿Qué son los tics nerviosos?

Hace referencia a todas las contracciones involuntarias, en donde se involucran los grupos de músculos.

Estos movimientos no pueden controlarse, y generalmente son muy repetitivos durante el día. Además, no tienen un orden específico en el cual se producen.

Los niños que presentan tics nerviosos se caracterizan por ser completamente sanos e inteligentes. Esto significa que son totalmente inofensivos para ellos.

Los tics más comunes son los de levantar el hombro, mover la cabeza, parpadear rápido, crujir los dientes, abrir y cerrar las manos o mover las fosas nasales, entre otros.

los ninos pueden adquirir el tic nervioso como consecuencia de una mania o una mala costumbre

Estos tics pueden ser adquiridos como una mala costumbre, manía, o simplemente se convierte en una forma de liberar las tensiones acumuladas.

Básicamente, se trata de reacciones ante algunas situaciones que les producen irritabilidad o ansiedad a los más pequeños del hogar.

Los tics suelen presentarse sobre todo durante el día, y de forma variada. Si el niño se siente estresado, es posible que aumente su frecuencia repetitiva, en caso contrario mejora y simplemente no los hacen.


También te puede interesar: Consejos para ayudar a tu Hijo a manejar el Estrés


Los expertos en el área afirman que los tics así como llegan se van, y suelen afectar más a los niños que a las niñas.

En algunos casos, suelen estar relacionados con los trastornos obsesivo-compulsivos y de déficit de atención.

Tipos de tics nerviosos

Los tics suelen dividirse en varios tipos, y es importante conocerlos para saber cómo reconocerlos con facilidad cuando se presenten.

Se dividen de la siguiente manera.

Tics motores simples

Son aquellos que se presentan con más frecuencia en los niños. Entre ellos se pueden mencionar al común parpadeo, guiño de ojos, movimientos de piernas, brazos y hombros. Se caracterizan por ser transitorios y duran entre uno y doce meses.

Tics motores complejos

No son tan comunes ni frecuentes como los anteriores, pero de igual forma se hacen presentes en la vida de los pequeños. Un claro ejemplo de ellos es saltar, pisotear, o golpearse a sí mismo.

Tics vocales simples

Suelen presentarse en algunos niños y en otros no. Entre ellos se encuentran: gruñir, resoplar, sorber por la nariz, entre otros.

Tics vocales complejos

Cuando el niño presenta este tipo de tics, generalmente repite de forma constante sus propias palabras.

ciertos tipos de tics pueden confundirse con el sindrome de tourette

Dependiendo de lo que haya aprendido, pueden ser buenas palabras o palabras obscenas.

Se trata de tics considerados crónicos, que suelen durar un poco más de un año. Es importante prestarle atención si se presentan, ya que podría tratarse de un desorden neurológico, como el síndrome de tourette.

Causas de los tics nerviosos

Como se mencionó anteriormente, se trata de movimientos que no pueden controlarse, ya que se dan de forma natural en los pequeños.

Aunque no se conocen las causas exactas de porqué se originan, sí hay ciertos factores que influyen en su aparición.

Entre las causas más comunes, se encuentran las siguientes:

  • Factor genético
    Es posible que algunos tics puedan ser heredados de forma genética. Sin embargo suele ocurrir en pocas ocasiones.
  • Factores ambientales
    El ambiente donde se desenvuelve el niño tiene una gran influencia en la adopción de tics. Posiblemente algún amiguito tenga un tic y el hecho de repetirlo comience como un juego, hasta que termina por adoptarlo como propio.
  • Factores de aprendizaje
    Tienen una gran relación con la aparición de los tics. Por ejemplo, en el proceso de aprendizaje, a los niños se les suele enseñar muchas cosas para que puedan identificar con facilidad lo que están expresando. Si al momento de hacerlo se repite mucho un patrón, es posible que el pequeño lo tome como propio, y termine convirtiéndolo en un tic.

Tratamientos para los tics nerviosos

Lo primero que deben hacer los padres es calmarse y tener en cuenta que el niño no lo hace para que se enfaden, simplemente son movimientos involuntarios, que sencillamente no pueden controlar.

Así que tratar de corregirlo cada vez que lo hace, no es la mejor actitud que puedes tener.


También te podría interesar: 10 Errores que suelen cometer los Padres Primerizos


Es importante ver cómo va evolucionando el trastorno, y en caso de que sean cada vez más fuertes e incontrolables, prestarle la atención debida.

En caso contrario, mantenerse relajados, ya que posiblemente desaparezcan por sí solos.

Por otro lado, hay estudios que han revelado que mientras los padres sientan que los tics son algo pasajero y normal, suelen evolucionar de una manera satisfactoria, logrando así desaparecer de una forma rápida, sin dejar ningún tipo de secuela.

el mejor tratamiento para que tu hijo deje de tener tics es ser comprensivo y paciente con el

En este caso, el mejor tratamiento es evitar que los niños se sientan presionados o con cierta tensión por eliminar los tics.

Sin duda alguna, es uno de los mejores tratamientos para que puedan dejar de hacerlos.

Para ayudarlos a liberar la presión que pueden llegar a sentir, nada mejor que realizar con ellos actividades que les resulten divertidas y placenteras.

Por ejemplo, ir al parque, hacer deportes, ir a la playa, dibujar.


Puede que te resulte interesante también: Consejos para quitar el Chupete a un Bebé


Sin embargo, los doctores les recomiendan a los padres hacer estos tratamientos, siempre y cuando el tic no se alargue durante más de un año.

Si eso sucede, deben acudir a un especialista para que le pueda indicar el tratamiento adecuado, y lograr que puedan deshacerse de los tics.

Como puedes, ver los tics nerviosos en los niños son más frecuentes de lo que se cree. Pueden aparecer en cualquier etapa de su vida, y durar como máximo 12 meses.

Sin embargo, al ser inofensivos, no es necesario prestarle tanta atención, ya que suelen desaparecer en poco tiempo.

Si eres padre, solo ten paciencia y espera a que tu hijo  deje de hacerlos.

En nuestra sección de Hijos puedes encontrar más artículos interesantes.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies