Trastorno Maníaco Depresivo o Trastorno Bipolar

El Trastorno Maníaco Depresivo o Trastorno Bipolar se considera como una enfermedad mental grave.

En sus inicios a esta enfermedad se le conocía como enfermedad maníaca depresiva y actualmente se le considera como un trastorno afectivo bipolar.

¿Qué es el Trastorno Maníaco Depresivo o Trastorno Bipolar?

trastorno maniaco depresivo

Médicamente es una condición en la cual una persona presenta una alteración mental que lo lleva a cambios bruscos en su comportamiento con instantes en que el individuo puede parecer ante los demás una persona totalmente normal, alegre y, de repente, manifestar episodios de depresión variable, con profunda tristeza.

La persona que padece del trastorno maníaco depresivo suele presentar trastornos emocionales tan fuertes e intensos que inciden en su capacidad para cumplir satisfactoriamente con sus obligaciones.

Les resulta complicado desempeñar un buen rendimiento tanto en el trabajo como en la escuela y les cuesta cumplir con las responsabilidades que les exige la vida diaria.

De acuerdo a estadísticas del National Institute of Mental Health señalan que, solo en EE.UU.,  un promedio de dos millones de estadounidenses padece de trastorno maníaco depresivo o trastorno bipolar.

Debemos tener claro que el trastorno bipolar no puede ser comparado con los altibajos que se presentan en la vida de todos los seres humanos, sino que debe ser considerado como una enfermedad grave del cerebro.

El trastorno maníaco depresivo es muy difícil de prever, ya que el momento en que se pueden presentar señales o signos es incierto,  surgen de manera repentina.

La enfermedad se caracteriza por comenzar en la adolescencia o a principios de la edad adulta y proseguir a lo largo de toda la vida de la persona que lo padece.

Cuando la enfermedad se presenta en niños, se le denomina trastorno bipolar de aparición temprana.

Esta clase de trastorno bipolar en ocasiones puede ser más severo que el que se inicia en la fase final de la adolescencia o en la vida adulta.

Además, los jóvenes que padecen del trastorno maníaco depresivo pueden presentar cambios de humor y de estado de ánimo con más frecuencia que las personas adultas.

que es el trastorno bipolar o trastorno maniaco depresivo

En ocasiones el trastorno bipolar puede llegar a confundirse con los síntomas que se presenta en una persona con déficit de atención, por lo que los profesionales de la salud mental deben de realizar todos los análisis médicos y psiquiátricos necesarios para obtener un diagnóstico preciso.

Las personas con trastorno bipolar tienen episodios en los cuales se sienten capaces de hacer cualquier cosa, debido a una fase maníaca que va acompañada de una sensación de euforia, aumento en el nivel de energía y en las actividades, la cual suele convertirse en crónica.

Tras el episodio maníaco, los bipolares pueden manifestar cambios bruscos en su temperamento, cayendo en un episodio depresivo en el que se sienten muy tristes y deprimidos.

También pueden manifestarse episodios mixtos en los cuales en la persona que sufre de trastorno bipolar existen pensamientos negativos que suceden en la fase maníaca y viceversa.

trastorno bipolar

Ahora bien, es muy importante distinguir los tipos de trastornos bipolares que los médicos manejan y que son los siguientes:

  • Trastorno Bipolar Tipo 1
  • Trastorno Bipolar Tipo 2
  • Trastorno Bipolar Tipo 3
  • Trastorno Bipolar no especificado

¡Vamos a conocer un poco más acerca de cada uno de ellos!

Tipos de Trastorno Bipolar

Trastorno Bipolar Tipo 1

Se caracteriza por cambios en el estado de ánimo de la persona. En este tipo de trastorno bipolar prevalecen los episodios maníacos, aún cuando los episodios de depresión no se manifiesten con frecuencia, ya que estos no son indispensables para establecer el diagnóstico. En cambio es completamente necesario que se presenten uno o más episodios maníacos o mixtos.


También te recomendamos: ¿Cómo Saber si Sufro Depresión?


Trastorno Bipolar Tipo 2

En este trastorno bipolar prevalecen los episodios depresivos en combinación con al menos un evento de hipomanía, que son signos leves de manía no llegando a manifestar síntomas psicóticos y que aparecen durante la fase de mayor depresión.

Trastorno Bipolar Tipo 3

Llamado también ciclotimia. En este tipo de trastorno suceden numerosos episodios de hipomanía que se  se acompañan de episodios depresivos, pero que no alcanzan una fase de depresión mayor.

Se caracteriza por cambios de humor.

Resulta muy difícil, por no decir imposible, determinar con exactitud la velocidad con que se presentan esos cambios. Pueden manifestarse en ciclos lentos que dura semanas y que pueden cambiar vertiginosamente a un ciclo acelerado y rápido.

Hay personas que pueden evidenciar ciclos rápidos del trastorno bipolar. Ocurre cuando el individuo tiene por lo menos cuatro eventos de depresión mayor, hipomanía, manía o episodios mixtos al cabo de un año.

Algunas personas viven más de un episodio en un día.

El ciclo rápido se da con frecuencia en personas que presentan una condición afectivo-bipolar grave y es mucho más común en personas que presentan su primer evento a una temprana edad, como en el caso de adolescentes.

El trastorno bipolar con ciclos rápidos, de acuerdo a los estudios realizados, presenta mayor afectación en mujeres que en hombres.


También te podría interesar: Depresión Endógena


Trastorno Bipolar no especificado

Se caracteriza porque la persona aparentemente padece de un trastorno bipolar pero no muestra signos específicos o señales que correspondan con alguno de los tipos anteriormente descritos.

Los signos pueden durar poco tiempo o la persona manifestará síntomas que son demasiado leves como para diagnosticarlo como trastorno bipolar I o II.

Sin embargo, los síntomas se encontrarán fuera de los parámetros normales del comportamiento de la persona.

Por lo general, el trastorno bipolar trae consigo un alto costo social y se presenta en la población adulto joven, por lo cual está considerada entre las primeras causas de discapacidad laboral en el mundo.

Las personas bipolares son más propensas a pensamientos de suicidio y delirios de grandeza.

tipos de trastorno bipolar

¿Cuáles son las causas del trastorno maníaco depresivo?

A ciencia y cierta no se conocen las causas del trastorno bipolar en los seres humanos.

Sin embargo, existen tesis u opiniones de que puede estar relacionado con factores genéticos, hereditarios, biológicos, ambientales y de aquellos relacionados a la alteración de sustancias químicas y estructuras cerebrales.

Se considera a los genes como una posible causa del trastorno maníaco depresivo basado en investigaciones realizadas en gemelos, en las cuales se ha señalado que existe un aporte genético importante para padecer el trastorno bipolar.

Los estudios científicos actuales están centrados en poder determinar los genes relacionados con el trastorno.

Por otro lado, los factores biológicos son tomados como posible causa, debido a que estudios neurológicos muestran que pacientes que padecen de trastorno bipolar presentan cambios físicos en sus estructuras cerebrales.

Los factores ambientales también se consideran relacionados con el trastorno bipolar, ya que situaciones de estrés mental, abuso, o la pérdida de algún ser querido pueden ser un factor de riesgo para padecer del trastorno maníaco depresivo.

La pérdida del empleo o cambiar de residencia pueden tener como consecuencia que se desarrolle la enfermedad en algunas personas.

También hay que tener en cuenta cuando se tratan de establecer las causas del trastorno bipolar la existencia de inestabilidades hormonales en la persona, así como el denominado desequilibrio químico cerebral, ya que los desórdenes en los neurotransmisores desempeñan un rol importante en los cambios de estados anímicos.

una de las causas del trastorno maniaco depresivo pueden ser los desequilibrios quimicos en el cerebro

En resumen, debemos considerar la existencia de los factores de riesgo que existen alrededor de esta patología y que sin duda pueden ser un desencadenante de este desorden bipolar.

La recomendación ante cualquier cambio brusco en la conducta de una persona es investigar para dar con el diagnóstico y ver si alrededor del caso están presentes algunas de las circunstancias siguientes:

  • Tener padre, madre o hermano que padezca de trastorno maníaco depresivo.
  • Consumo de alcohol y de drogas.
  • Preocupaciones excesivas, experiencias traumáticas como la muerte de un familiar.

También hay que tener en cuenta que pacientes con este tipo de problemas de salud mental, por lo general, padecen de otro tipo de afección tales como abuso de sustancias ilícitas, enfermedades cardiovasculares, trastorno de déficit de atención, hiperactividad, mala alimentación.

¿Y cómo se realiza el diagnóstico?

Actualmente no se cuenta con ninguna prueba médica o de exploración con la que se pueda diagnosticar exactamente la enfermedad.

El diagnóstico se determina generalmente a través de la historia clínica del paciente, así como aquellas informaciones relevantes y datos que puedan suministrar los familiares.

El médico puede apoyarse en exámenes físicos para diagnosticar que una persona sufre de trastorno bipolar. Puede recomendarse la realización de análisis laboratorios para determinar si existen valores fuera del rango normal y que pudiesen estar relacionados con los síntomas del trastorno bipolar.

También puede remitir al paciente para que sea evaluado por un psiquiatra, que será quien indagará acerca de los pensamientos y posibles aflicciones presentes en la esfera individual de la persona.

es necesario buscar ayuda psicologica para diagnosticarlo y tratarlo

Si lo cree pertinente para el diagnóstico, el medico podrá indicarle al paciente que lleve un control diario de su estado anímico, todo esto para establecer un tratamiento adecuado.

Solo se puede diagnosticar el trastorno maníaco depresivo siempre y cuando la persona haya manifestado por lo menos una fase de depresión, así como episodios de hipomanía o manía.

Cuando los síntomas iniciales correspondan a una fase hipomaníaca o maníaca, se debe diagnosticar sin dudar el trastorno maníaco depresivo.

La inexistencia de métodos de diagnóstico objetivo hace que la mayoría de los médicos a nivel mundial hayan acordado en establecer unos patrones clínicos generales para el diagnóstico de manía y depresión.

Estas normativas se resumen en un manual denominado DSM-IV.

El trastorno maníaco depresivo se determina cuando el paciente ha padecido un solo episodio maníaco o un episodio de hipomanía o un episodio mixto.

Para diagnosticar el trastorno bipolar, los síntomas no deben relacionarse a otras enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia, trastornos de ansiedad u otro tipo de trastorno mental.

episodios diferentes en el trastorno bipolar

Entre los principales criterios médicos en base a los cuales se diagnostica el trastorno maníaco depresivo tenemos:

  • Episodios de manía: son signos maníacos que se manifiestan en el paciente a través del deterioro de sus relaciones sociales, laborales y familiares, con una duración no menor de 7 días.
  • Episodios depresivos: el paciente muestra síntomas al menos por un periodo de 14 días de un síndrome depresivo.
  • Distimia: el paciente presenta por un periodo de al menos 2 años síntomas de depresión variable con intensidad de moderada a leve.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno maníaco depresivo?

Los síntomas del trastorno bipolar pueden ser muy difíciles de descifrar o detectar, sobre todo en niños y en adolescentes.

Generalmente, es imposible determinar si esos altibajos se encuentran dentro de lo normal para un ser humano o si pueden ser consecuencia de preocupaciones excesivas y experiencias traumáticas.

Las personas, en su etapa de niñez o adolescencia, pueden tener episodios diversos que podrían hacer presumir la existencia de trastornos mentales como trastornos depresivos mayores, hipomanía o de manía.

Sin embargo, esto puede diferenciarse respecto a los signos de las personas adultas con trastorno bipolar.

En las personas adultas, los estados de ánimo pueden variar con rapidez durante los diferentes episodios, pero es probable que en algunos niños y adolescentes existan períodos o eventos en los que no se manifiesten síntomas vinculados al estado de ánimo.


Te recomendamos leer: Entrenar Nuestro Cerebro para Ser Más Positivos


Las señales más importantes y notorias de trastorno bipolar en niños y en adolescentes pueden referirse a trasformaciones importantes en el estado anímico que se diferencian de sus cambios anímicos regulares.

trastorno maniaco depresivo o bipolar en ninos

Frecuentemente las personas que sufren de estados anímicos cambiantes y muy intensos pueden llegar a presentar síntomas psicóticos.

La psicosis afecta las emociones y los pensamientos de una persona, así como también a la capacidad de distinguir lo real de lo irreal.

Las personas frente a episodios maníacos y síntomas psicóticos pueden llegar a pensar, por ejemplo, que tienen poderes especiales o que son ricos y famosos.

Mientras que las personas que presentan episodios depresivos conjuntamente con síntomas psicóticos pueden creer que asesinaron a una persona, pensar que son unos homicidas, que han perdido toda su riqueza o que sus vidas quedaron arruinadas por cualquier otra razón.

Por otro lado, hay ocasiones en que los episodios anímicos van asociados con problemas de conducta.

La persona puede consumir drogas o beber mucho alcohol. Estos vicios pueden llegar a dañar su vida y causar serios problemas en sus relaciones.

Algunas otras personas que sufren de trastorno bipolar tienen problemas para conservar su empleo o simplemente no progresan en sus estudios.

Cuando una persona padece de trastorno bipolar debemos tomar como alerta de la enfermedad los siguientes síntomas:

  • Dificultad para dormir.
  • Presentar alucinaciones.
  • Irritabilidad ante cualquier circunstancia.
  • Hablar muy rápido y con poca coherencia.
  • Pérdida de peso sin motivo aparente.
  • Estrés o preocupaciones excesivas.
  • Estreñimiento.
  • Pérdida de interés.
  • Alteración del ritmo circadiano.
  • Aceleración del pensamiento.
  • Hiperactividad.

Los anteriores síntomas pueden presentarse de forma aislada o conjunta con episodios maníacos, depresivos o mixtos.

Por eso hay que tener clara la clasificación médica de los trastornos maníaco depresivos para identificarlos con mayor precisión y así tratarlos de la manera adecuada.

¿Cómo se trata el Trastorno bipolar?

Lamentablemente aún no se ha descubierto la cura para el trastorno bipolar o maníaco depresivo.

Sin embargo, existen opciones de tratamiento que pueden contribuir a controlar los síntomas.

Las personas que padecen el trastorno bipolar pueden buscar apoyo para controlar los cambios de ánimo y los problemas de conducta. El tratamiento funciona de mejor forma cuando se realiza constante e ininterrumpidamente.

Entre las diferentes opciones de tratamiento referente al espectro bipolar tenemos:

Medicamentos

los medicamentos no curan la enfermedad pero ayudan a controlar los sintomas

Pueden ayudar a tener una mejor calidad de vida a las personas que padecen de trastorno bipolar y que se han comprobado brindan buenos resultados mediante la aplicación de diferentes fármacos.

Las personas responden de diferentes maneras ante la administración de medicamentos, por lo que el apropiado depende de cada paciente y será necesario aplicar más de una clase de medicamento para evaluar cuál resulta mejor.

Los medicamentos pueden tener efectos secundarios y será necesario notificar al médico sobre cualquier problema anormal que se presente. No es recomendable dejar de tomar el fármaco sin antes consultar al médico ya que los síntomas podrían empeorar, siendo muy peligroso suspender repentinamente la administración del medicamento.

Entre los medicamentos más prescritos tenemos los siguientes:

  • Estabilizadores del estado anímico: seguramente tu médico de cabecera podrá recetarte medicamentos estabilizadores del estado anímico que te ayuden a controlar los episodios de manía o hipomanía. Entre estos fármacos estabilizadores del estado de ánimo y que han sido de gran ayuda están el litio y el valproato.
  • Antipsicóticos: ante síntomas persistentes de episodios maníacos o depresivos, aún tomando medicamentos estabilizadores del estado de ánimo, puede ser muy útil agregar al tratamiento antipsicóticos atípicos.
  • Antidepresivos: El médico puede recetarte un antidepresivo para ayudar a superar la depresión. De igual forma puede recomendarte tomar algún medicamento para la ansiedad como las benzodiacepinas.

Te puede interesar también: Antidepresivos Naturales


Terapia Familiar

Existen diversos tipos de psicoterapia que pueden ayudar a los enfermos bipolares. La terapia familiar puede ayudarles a cambiar su conducta y controlar su vida. El apoyo de amigos y familiares le brinda al paciente un estímulo invaluable en la recuperación de su salud mental.

Terapia Cognitiva

Esta terapia se centra en poder identificar conductas y creencias negativas que no contribuyen en nada para el bienestar del paciente. Su objetivo es reemplazar éstas por actividades que promuevan un buen comportamiento.


Lee también: Consejos para Evitar Pensamientos Negativos


La terapia cognitiva contribuye a determinar qué causa los episodios bipolares. También se aprenden técnicas eficaces para manejar circunstancias angustiantes y el estrés.

Psicoeducación

Cuanta más información se adquiera acerca del trastorno bipolar, tanto tú como tus seres queridos, con más y mejores herramientas contaréis para comprender y superar esta enfermedad.

causas del trastorno maniaco depresivo

Informarse lo más posible puede ayudar a identificar problemas, a establecer una estrategia para prevenir recaídas y a cumplir con el tratamiento.

Si las personas que padecen del trastorno bipolar o trastorno maníaco depresivo no reciben un tratamiento adecuado pueden presentar efectos de diversa índole a medio y largo plazo.

Estos efectos dependerán de cada persona, pero los más comunes son:

  • Fracaso laboral (ver artículo sobre cómo superar el miedo al fracaso)
  • Fracaso escolar
  • Rechazo colectivo
  • Ausentismo laboral
  • Manifestación de conductas autolesivas
  • Abuso de alcohol y drogas
  • Aislamiento social
  • Incapacidad para interactuar socialmente
  • Malas relaciones con las personas
  • Comportamiento criminal
  • Conductas y pensamientos suicidas

Esperamos que hayas aprendido mucho sobre el Trastorno Bipolar o Trastorno Maníaco Depresivo. Cualquier duda háznosla saber en los comentarios.

Puedes leer artículos similares a éste en nuestra sección sobre Psicología y Mente.

Aquí te dejamos unos artículos para que puedas ampliar la información sobre el tema:

Heraldo.es: Los antecedentes familiares, determinantes para la intervención del trastorno bipolar
Sumedico.com: Trastorno bipolar podría diagnosticarse hasta 5 años antes

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra .Política de Cookies, Aviso Legal y Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies